La Nación
¿Por qué deberías usar una VPN al conectarte a un Wi-Fi público? 1 29 noviembre, 2021
CONTENIDO PATROCINADO

¿Por qué deberías usar una VPN al conectarte a un Wi-Fi público?

Una de las principales razones por las que la gente contrata los servicios de una VPN online pasa por la necesidad de proteger los datos de navegación al ir de viaje o al utilizar redes Wi-Fi públicas con las de una biblioteca, una cafetería o una estación de tren. Incluso la red Wi-Fi para invitados de nuestra empresa puede ser una red potencialmente vulnerable, de ahí que sea fundamental desconfiar de su seguridad y adoptar nuestras propias medidas para proteger nuestra conexión. Hasta aquí, más o menos todos los tenemos claro, pero ¿cuáles son las razones que hay detrás de esta desconfianza tan extendida hacia las redes Wi-Fi públicas?

Como la informática evoluciona continuamente, las ciberamenazas también cambian cada vez más rápido, y las redes Wi-Fi públicas ya no son –si acaso lo fueron alguna vez– seguras en absoluto. Vamos a repasar entonces cuáles son los principales peligros de las redes Wi-Fi públicas, por qué es fundamental evitarlas a la hora de navegar, y cómo puedes proteger tu conexión y tus datos privados si necesitas utilizarlas a pesar de los riesgos que conllevan.

Sí: tus datos privados son valiosos para los hackers

Uno de los principales errores que cometen los usuarios comunes de internet es considerar que sus datos privados no pueden ser el objetivo de ningún hackeo. Este error es muy peligroso, porque nos induce a bajar la guardia y les allana el camino a los ciberdelincuentes para apropiarse de nuestros datos privados.

Cada vez que te conectas a internet realizas transacciones y accesos a cuentas que pueden dejar expuestas tus contraseñas personales, tus correos electrónicos privados, tus fotografías íntimas o los datos de tu tarjeta de crédito, entre muchas otras cosas. Seguramente no querrás que ninguno de esos datos caiga en malas manos, y, lo creas o no, no todos los hackers dedican su tiempo a atacar a grandes compañías como Apple o Microsoft: muchos de ellos consideran más sencillo y más rentable atacar a personas como tú.

La vulnerabilidad de las redes Wi-Fi

Como seguramente sabes, una red Wi-Fi se encuentra normalmente protegida por una contraseña. Esta clave sirve para encriptar los datos que se envían y reciben a través de la red Wi-Fi, de forma que resulten ilegibles sin tener acceso a esta clave, y por esto las redes de tu hogar o de tu empresa son relativamente seguras. Sin embargo, el problema de las redes Wi-Fi públicas como las de las cafeterías, las bibliotecas o los hoteles es que cientos de personas pueden acceder a ellas cada día con la misma clave, de manera que cualquiera de ellas, con los conocimientos adecuados, puede quebrar la privacidad de la red y acceder a los datos que envían o reciben los demás usuarios que se conectan a ella.

La protección de una VPN

Una VPN online es la solución ideal, y tal vez la única solución, para poder proteger tus datos privados a la hora de navegar desde una red Wi-Fi pública. La razón está en la encriptación robusta a través de un túnel seguro que proporciona la VPN, a través de una clave individual que no está al alcance de ningún otro usuario de la red Wi-Fi. De esta forma, incluso si un hacker consigue interceptar los datos que envían o reciben tus dispositivos a través de una red pública, estos datos le resultarán completamente ilegibles porque estarán protegidos por la encriptación robusta de la VPN, manteniendo a salvo tus contraseñas, tus correos, tus mensajes de chat y tus datos bancarios, entre otros datos.

Los ataques de ‘evil twin’

Con frecuencia, los hackers ni siquiera necesitan vulnerar la red Wi-Fi que quieren atacar, porque les basta simplemente con replicarla. Cualquier hacker puede sentarse en una cafetería y abrir un hotspot con un nombre como ‘Wi-Fi Café Gratis’. Los clientes que accedan a la cafetería y busquen una red Wi-Fi encontrarán rápidamente la red abierta por el hacker y se conectarán a ella para navegar online. Desde el momento en que realicen una compra digital, el hacker tendrá sus datos bancarios y podrá utilizarlos para su propio beneficio.

Este tipo de ataque es conocido como un ataque de ‘gemelo malvado’, y lo único que puede evitar el hackeo y el vaciado de cuentas en esta instancia es el uso de una VPN, porque, con ella, los datos de los clientes no serán legibles por parte del hacker, que no podrá hacer nada para vulnerarlos.

Si tienes un negocio, recuerda proteger tu red Wi-Fi adecuadamente

Seguramente ningún propietario de un negocio quiere que sus clientes sufran un hackeo en sus instalaciones debido a una red Wi-Fi mal configurada. Por eso es importante utilizar redes que permitan acceder al sistema solo utilizando contraseñas dinámicas generadas aleatoriamente para cada cliente –por ejemplo con su ticket de compra– , y recordar a los clientes cuál es el nombre exacto de la red Wi-Fi de la tienda, para evitar que se conecten a la red equivocada. Una VPN puede mantenerlos a salvo en la mayoría de los casos, pero, si un cliente no utiliza ninguna, tal vez el buen hacer de los propietarios del negocio sea lo único capaz de prevenir el hackeo de sus cuentas.