La Nación
Preocupación y angustia 1 26 noviembre, 2020
COLUMNISTAS OPINIÓN

Preocupación y angustia

Fermín Beltrán Barragán

La canciller Angela Merkel, ha calificado como grave la situación de Alemania por el incremento de los contagios por Covid 19 y solicita menos contacto social de los habitantes de su país, no es suficiente mantener la distancia y usar la máscara, es necesario reducir el contacto social. Alemania, de más de 80 millones de habitantes, ha superado los 400.000 contagios y los 10.000 mil muertos, con una tasa de letalidad del 2,47 por ciento.

Colombia, de aproximadamente 50 millones de habitantes, llega al millón de personas contagiadas y a los 30.000 muertos con una tasa de letalidad del 3,0 por ciento, mientras que el departamento del Huila registra 19.288 personas contagiadas y 553 muertos, con una tasa de letalidad del 2,9 por ciento.

Las cifras del DANE informan que el 38 por ciento de los colombianos han presentado estado de preocupación y nerviosismo y el Ministro de Hacienda indica que es necesario recaudar 153 billones de pesos en el 2021 dado el efecto de la pandemia, es decir un promedio de 10 millones de pesos por hogar, a esto le agregamos que el recaudo ha disminuido alrededor del 9 por ciento en lo que va corrido del año.

Cuando inició la pandemia y vino el confinamiento, la esperanza en el imaginario general era que una vez superado el encierro, íbamos a volver a la normalidad, el problema ha sido que el necesario confinamiento, ha traído fuertes consecuencias para la economía y funestas consecuencias sociales. Hasta el punto que la única economía del mundo que ha crecido positivamente es la de China, precisamente de dónde viene el virus.

Además de las consecuencias generadas a hoy tendremos más consecuencias, dado que el virus no ha desaparecido y los contagios se vienen incrementando. Muchas manos se alzan pidiendo la ayuda del Gobierno, pero el Gobierno se nutre de impuestos y si no hay como pagarlos toca acudir al endeudamiento, que de por sí ya es grande en nuestro país, solo para los intereses de la deuda hay que destinar para la próxima vigencia 33 billones. Si incrementamos la deuda seremos un país que no podrá salir fácilmente de ella, como le ocurre al deudor que con un crédito paga los intereses de otro o que con una tarjeta cubre el saldo de la otra.

Hay razones suficientes para tener preocupación y nerviosismo, si la situación de Alemania que es una potencia económica es grave, pues la nuestra es de mayor preocupación, dada las proporciones.  Quisiéramos regresar a la ‘normalidad’ de antes de la pandemia, dar ese paso no es posible este año, quizás el otro tampoco, las cosas realmente cambiaron.

Por ello, es necesario educarnos para ser realmente conscientes de lo que ocurre y actuar en el distanciamiento social y en la construcción de las nuevas costumbres que deben estar enfocadas a construir solidaridad universal, a repensar la cultura financiera para eliminar el gesto innecesario, a fomentar la responsabilidad sostenible y a desarrollar un lenguaje inteligente y propositivo que ayude a reconstruir el tejido social.

es_COEspañol de Colombia