Preocupan casos de menores delincuentes en el Huila 1 19 febrero, 2020
ALDETALLE

Preocupan casos de menores delincuentes en el Huila

El año pasado el Departamento de Policía Huila aprehendió 277 menores y en lo corrido de 2020 ya van 26. Estos jóvenes son señalados principalmente de cometer los delitos de hurto y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.

Las cifras de adolescentes que desde temprana edad se dedican a delinquir no son nada alentadoras. Por su lado, las autoridades señalan que se necesita trabajar en equipo para poder enfrentar el flagelo. El perfil de estos muchachos corresponde a personas que no tuvieron oportunidades de nada.

Según las autoridades, el hurto, el tráfico de estupefacientes y las lesiones personales, son los delitos más perpetrados en el Huila por menores entre los 14 y 17 años de edad.

La Policía reveló, que el año pasado en el departamento 277 menores fueron aprehendidos y destacó que, si bien es una cifra alta, esta presenta una reducción frente a 2018 cuando se detuvieron 318 adolescentes.

Respecto a los delitos más cometidos, las autoridades precisaron, que aumentaron las aprehensiones por tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, las cuales pasaron de 68 en 2018 a 99 en el 2019.

En el caso del hurto, el segundo delito cometido con mayor frecuencia por menores en el Huila, las detenciones se mantuvieron en 87 los dos años anteriores.

Lo que resulta preocupante, es que en lo corrido del año ya van 26 menores aprehendidos.

Es por esto que las autoridades competentes buscan fortalecer las acciones y mecanismos para evitar que los menores se vean vinculados en hechos criminales que ocurren en el departamento y a su vez, no sean instrumentalizados por redes delincuenciales.

Lugares vulnerables

Para el caso de la ciudad de Neiva, las autoridades aseguran que las comunas con mayor vulnerabilidad, es decir, con más problemas de menores infractores, son las Seis, Ocho y Diez.

Entre tanto, a nivel departamental, los municipios donde se registra el más alto ingreso de adolescentes en el circuito judicial, son Neiva, Pitalito, La Plata, Garzón y Campoalegre.

Los menores infractores tienen un perfil claramente definido. Según especialistas en el tema, muchos de estos jóvenes, han desertado del colegio en razón a la indisciplina, exclusión, desmotivación, problemas de aprendizaje o situaciones familiares.

En consecuencia, vienen entonces los bajos niveles de escolaridad, analfabetismo, tendencia callejera, conductas antisociales o consumo de sustancias psicoactivas.

¿Sirve la Ley?

En una calle cualquiera de una ciudad, un joven se acerca a una mujer y le muestra un puñal. Con tono amenazante, la amedrenta para que le entregue su bolso y luego huye. Ante los gritos de auxilio de la mujer, dos policías atrapan al ladrón y al revisar su identidad descubren que tiene 16 años y que es la quinta vez que lo capturan ese año por el mismo delito.

Sucesos como ese ocurren día a día a lo largo y ancho del territorio nacional. Los menores de edad son protagonistas de delitos, y la comunidad ve con impotencia cómo una captura se diluye en un mar de reglas jurídicas que generalmente culminan con el menor en libertad, presto a seguir delinquiendo.

Está claro que el Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes (SRPA), creado por la Ley 1098 de 2006 (Código de la Infancia y la Adolescencia) para el procesamiento y juzgamiento de menores de edad infractores de la ley penal no ha funcionado como se quería.

En Huila este sistema entró en vigencia solo hasta el 1 de junio de 2009. Se encarga de aplicar justicia restaurativa precisamente a los adolescentes que cometen delitos y que a la vez son objeto de protección por parte del Estado.

La transición del Código del Menor al Código de la Infancia y la Adolescencia representó un giro radical al dejar de tratar al menor como un ser que necesita tutela, para reconocer que es sujeto de derechos y que puede autodeterminarse. En ese nuevo escenario, lo importante es salvaguardar el interés superior del joven. Ahora, las sanciones deben tener una finalidad pedagógica y diferente de las penas para los adultos.

Antes de la Ley, los menores no eran castigados por sus comportamientos indebidos ni las víctimas eran reparadas. Para muchos expertos en el tema, jurídicamente la norma es la mejor en Latinoamérica, el punto neurálgico se da en la aplicación de la misma.

La congresista huilense Flora Perdomo asegura, que las noticias sobre los delitos cometidos por adolescentes parecen estar en la agenda de los medios de comunicación todo el tiempo, lo cual demuestra que las políticas definidas para apoyar a quienes delinquen desde temprana edad, no están rindiendo el fruto esperado.

“En el Congreso de la República se ha intentado sin éxito legislar para endurecer las penas a los menores delincuentes, en muchas ocasiones las propuestas no han tenido el eco esperado, pues se ha considerado que el camino más indicado es de adelantar procesos de resocialización, comprender los entornos en los crecen estos niños para desde allí diseñar políticas que les permita reintegrase a la sociedad y ser personas útiles con mejor futuro”, expresó Perdomo.

También dijo, que por un lado están quienes consideran necesario fortalecer las penas como único camino para obtener resultados y disminuir los índices de delincuencia y violencia, creando centros de reclusión especiales, entendiendo la diversidad y tipos de delitos cometidos por los infractores, pues manifiestan que las normas son laxas a tal punto que los centros juveniles han empezado a quedarles grandes a las autoridades, para poder atender como es debido a quienes son recluidos.

La congresista también aseguró, que se debe analizar si las estrategias de prevención están respondiendo positivamente, para lo cual habría que ver si los niveles de reincidencia se mantienen o la impunidad es una constante.

“Desde nuestra óptica el problema no se limita a un asunto de tipo penal. Está claro que se deben fortalecer las instituciones como el ICBF, las comisarías de familia, las defensorías y si bien es cierto los menores delincuentes deben responder por lo que hacen, también debe quedar claro que el Estado y la sociedad tenemos una gran responsabilidad, al igual que la familia, donde en primera instancia se gestan las problemáticas que posteriormente evidencian los niños en sus comportamientos sociales”, concluyó.

Menores infractores en el Huila

Pitalito…………….140

Garzón……………. 39

La Plata……………18

Campoalegre………13

Datos; 2019. Fuente: Policía Huila

Comenta!

Suscribase a nuestro Newsletter

Manténgase actualizado con las últimas noticias, eventos y mucho ms.
Suscribase
Suscribirse Ahora
close-link