La Nación
¡‘Presos’ de los malos olores! 1 1 julio, 2022
Video

¡‘Presos’ de los malos olores!

Desesperados se encuentran los internos de la cárcel del Distrito Judicial de Neiva, ubicada en la vereda Río Frío de Rivera, al igual que el personal de guardia y los vecinos del sector. ¡‘Presos’ de los malos olores!Desesperados se encuentran los internos de la cárcel del Distrito Judicial de Neiva, ubicada en la vereda Río Frío de Rivera, al igual que el personal de guardia y los vecinos del sector. ¿La razón? Los constantes y fétidos olores que emana la piscícola New York, que les impide comer dignamente, descansar o respirar con tranquilidad. Autoridades responden. GINNA TATIANA PIRAGAUTA G. LA NACIÓN, NEIVA Inhumana es la situación que afrontan los internos de la cárcel del Distrito Judicial de Neiva desde hace más de un año. Comer, dormir o respirar es un suplicio para las 1.843 personas privadas de la libertad, a raíz de los constantes y nauseabundos olores que produce la piscícola New York, ubicada a escasos 300 metros del penal. Además del hacinamiento del 111 por ciento que se vive en el penal, ya que la capacidad real es para sólo 933 internos, los días y las noches están impregnados de fétidos olores que hacen imposible una reclusión digna. De la misma manera, el personal de guardia y los funcionarios de la cárcel deben laborar en estas precarias condiciones. Los habitantes de la vereda Río Frío del municipio de Rivera, vecinos de la piscícola y del penal, ya no saben qué hacer para evadir las emanaciones que produce la fábrica. Problemas respiratorios, alergias y dolores de cabeza, son la consecuencia del accionar de esta empresa, según los testimonios de los pobladores. El problema Según el relato de los vecinos de la piscícola New York, hace cerca de 14 meses inició la operación de la fábrica en el sector y la emanación ininterrumpida de malos olores. Aseguran que todos los días, sobre las 3:00 p.m., llega un viejo Dodge rojo, procedente de Yaguará, con una considerable cantidad de pescado en estado de descomposición. La comunidad asegura que en el lugar hay unos hornos en los que queman las vísceras y el pescado descompuesto, para la preparación de alimentos para peces. Esos olores fétidos se esparcen por el lugar rápidamente, generando desespero y malestar entre los residentes del sector. Los vecinos, internos y personal del Inpec, han elevado numerosas cartas, derechos de petición y solicitud de visitas, pero no ha sido posible hasta ahora una solución efectiva a la problemática. Dignidad Alexander Moreno, representante de los reclusos, aseguró que este es un grave problema de salud. “Este olor nauseabundo nos afecta durante todo el día, pero sobre todo, en horas de la noche, porque los olores se volatilizan menos y van al nivel de las celdas, interrumpiendo nuestro descanso, afectando las vías respiratorias y ocasionando de manera permanente enfermedades en todos los internos”, dijo el médico recluso. “Tenemos que vivir con estos malos olores porque estamos en confinamiento y con un alto hacinamiento. Nos toca usar tapabocas, camisetas o trapos en la nariz. Es terrible alimentarse en medio de esos olores fétidos”, expresó. “Llevamos más de un año en esta situación. Nadie nos ha escuchado. Tanto las directivas de la cárcel como nosotros nos hemos pronunciado con derechos de petición, acciones populares y similares, pero no hemos tenido eco. No entendemos porqué. La población carcelaria es altamente vulnerable y si le agregamos esta situación, es muy alarmante”. Finalmente, Moreno hizo un llamado de urgencia a la opinión pública y a las entidades encargadas. “Necesitamos que por favor nos ayuden, porque esta es una difícil situación sanitaria y en cualquier momento se puede desencadenar en un grave problema de salud pública para el departamento. Yo apoyo el área de sanidad y constantemente llega una considerable cantidad de internos con problemas en las vías respiratorias”, puntualizó. Comunidad Mery Mercedes Escobar Burgos, habitante del sector, aseguró que sus hijas están enfermas a raíz de los malos olores. “Desde las fincas aledañas se ven los pozos verdes con la podredumbre y asquerosidad que tienen allá. De noche, cuando todo está despejado, es cuando más contaminación ocasionan y es impresionante la cantidad de humo que sale”, expresó Escobar. “Esos malos olores son insoportables, a uno le dan ganas de vomitar. En este momento tengo a mi hija con problemas respiratorios, se le tapa el pecho y se asfixia completamente. Ella estudia mediodía y cuando está en la escuela es cuando descansa. La hija mayor está embarazada y nos tocó sacarla de la casa”, dijo con angustia la mujer. Lorena Martínez visita cada ocho días el penal y asegura que la situación es inaguantable. “Los olores son extremadamente asquerosos, nos toca usar tapabocas o alguna prenda. Además, cuando hay visita de niños es peor porque el olor es permanente”, expresó la mujer. “Si a nosotras que estamos afuera nos afecta, ¿cómo será para ellos que no pueden hacer nada? Los internos mantienen enfermos, tienen que usar tapabocas. Las plagas y enfermedades que ellos sufren allá son a causa de esos malos olores”, ratificó Martínez. “Hace más de seis meses estamos trabajando en esta construcción y estamos muy afectados. En la noche es cuando más salen los malos olores. Cuando esos vapores están para acá, es insoportable. Es puro ‘mortango’”, manifestó un obrero residente en el sector. “Cuando empiezan los malos olores uno no haya que hacer, si salir corriendo o vomitar. Es inaguantable. Inmediatamente a uno le produce dolor de cabeza. Cuando se produjo la mortandad de peces en Betania, estábamos trabajando aquí en la obra y trajeron todo ese pescado podrido para quemarlo. Eso se puso terrible. Un compañero se vomitó y renunció al trabajo”, dijo Alfonso Calderón, obrero de construcción. “Eso estuvo calmado por unos días, dijeron que iban a colocar unos filtros y por ratos no sale tanto olor como antes, pero tienen como horarios para las quemas y ahí sino hay quién se aguante eso. Anoche por ejemplo, salieron esos vapores fuertemente y nos tocó salir un rato”, dijo Eduardo Calderón, obrero. Respuestas Claudia Dufay Perdomo Noguera, secretaria de Salud de Rivera, no quiso realizar una declaración pública de su gestión, pero a través de un correo electrónico señaló que realizó una visita al sector y encontró “que el problema permanente de malos olores en las instalaciones del penal, no se originan dentro de la cárcel, sino en las instalaciones de una industria cercana, donde poseen lagunas de oxidación que arrojan residuos líquidos a una quebrada. Se observa permanentemente la presencia de gallinazos sobrevolando este lugar”. LA NACIÓN visitó las instalaciones de la Piscícola New York, para conocer la versión de sus directivos, pero Martha Lucía Garavito, quien expresó era la gerente encargada, de manera hostil se negó a entregar declaraciones a la prensa. La funcionaria aseguró que enviaría vía e-mail las correspondientes respuestas, pero seis días después de la visita, no lo hizo. LA NACIÓN desde el penal Representantes de cada uno de los patios de la cárcel del Distrito Judicial de Neiva, dialogaron con LA NACIÓN de la problemática que afrontan. ¡‘Presos’ de los malos olores! 7 1 julio, 2022 Antonio Rivera, Patio 2B: “En este momento usted entra al patio y la mitad de los internos tienen problemas respiratorios. Por las mañanas, tardes o noches, el olor es muy feo. En los dormitorios es inaguantable. Le toca a uno mojar trapo y ponérselo en la cara para poder descansar. Ya llevamos mucho tiempo con esta problemática, más de 14 meses”. ¡‘Presos’ de los malos olores! 8 1 julio, 2022 José Antonio Rivera, Patio 2A: “La problemática es de todo el centro penitenciario, no sólo de los internos sino también del cuerpo de guardia y de los funcionarios. Los malos olores son constantes a cualquier hora del día, en las tardes, en las mañanas, en las noches, a la madrugada. Necesitamos que nos colaboren con esta situación”. ¡‘Presos’ de los malos olores! 9 1 julio, 2022 Fernando Cortés, Patio 1A: “Tenemos que soportar olores fétidos que llegan hasta los alojamientos y los patios. Esto es generado por una empresa piscícola que no ha tomado ningún correctivo. Hemos elaborado tutelas, derechos de petición y no se ha podido dar solución a ese problema”. Angélica Ramírez, representante patio de mujeres Angélica Ramírez, representante patio de mujeres: “No podemos consumir los alimentos normalmente, muchas internas vomitan, padecen alergias de piel o rinitis. No podemos ni dormir. La petición es que las personas encargadas de esta situación, la Secretaría de Salud o la CAM, hagan presencia y se den cuenta que realmente nos está afectando”. La CAM responde El ingeniero Iván Javier Sandoval, profesional universitario de la Corporación Autónoma del Alto Magdalena (CAM), quien ha estado al frente de las denuncias de los malos olores, aseguró que la CAM ha realizado visitas de campo para analizar el origen de la problemática. “Identificamos que los malos olores provienen de la piscícola New York. Tienen el permiso de vertimientos y ese sistema de tratamiento consta de unas lagunas de oxidación. Ellos están implementando una empresa procesadora con las vísceras del pescado, la Pesquera Harinas Cárnicas del Huila, la cual conectaron al mismo sistema de tratamientos y este colapsó el sistema de aguas residuales que consta de cuatro o cinco piscinas. Los malos olores surgen de la segunda laguna de oxidación”, expresó Sandoval. El funcionario de la CAM aseguró que se le requirió a la empresa un monitoreo de las emisiones de amoniaco, sulfato y sulfuro de hidrógeno, en un lapso máximo de 10 días, para establecer si hay o no contaminación. Frente a las múltiples denuncias de algunos ciudadanos, en las que aseguran que la CAM ha sido laxa con la piscícola New York, porque su gerente es consejero la corporación, el ingeniero manifestó que dicha situación en nada ha afectado el control ambiental ejercido por la entidad. “Nosotros no vamos a dejar de actuar. Por eso hemos requerido a la piscícola y existe la documentación que lo soporta. Pedimos los análisis de emisiones atmosféricas y sino pasan, desafortunadamente tenemos que cerrar la empresa. Pero para ello necesitamos un soporte técnico”, aseguró el funcionario. Respecto a los vertimientos, la CAM ejecutó una medida preventiva a la pesquera Harinas Cárnicas del Huila, que según las autoridades ambientales, fue la que hizo colapsar el sistema de tratamientos. “Se suspendió el vertimiento. Ellos no pueden estar trabajando. El viernes pasado estuvimos con el Personero de Rivera recorriendo la zona y acordamos realizar unas mesas de diálogo para solucionar este problema”, ratificó Sandoval. Sin embargo, aún no existe un plazo establecido para que cesen las emanaciones de olores fétidos. Según el experto de la CAM, durante el día la capa terrestre recibe mucha energía calorífica y en las noches, cuando baja la temperatura, por densidad, los olores suben. Si se suma los roses de los vientos que vienen de sur a norte, se transportan los malos olores directamente hacia el centro penitenciario, siendo los más afectados. Sin embargo, el funcionario aseguró que la piscícola ya inició el proceso de descontaminación. “Están reduciendo las cargas contaminantes de las lagunas de oxidación para que el tema de olores no sea de tanto problema para los internos”. Sandoval manifestó que la CAM ha actuado oportunamente frente a esta situación. “Hemos estado haciendo constante seguimiento. El problema de malos olores se tiene que superar. No tenemos un tiempo específico para ello, pero estamos acudiendo a todas las medidas para solucionarlo”, ratificó. Acompañamiento de la Personería Cleiver Oviedo, personero de Rivera, aseguró que han  estado muy atentos a la situación, haciéndole frente a la problemática que han denunciado los internos de la cárcel de Rivera y los habitantes de la vereda Río Frío. “Los malos olores están afectando la calidad de vida de las personas que están recluidas en el penal y a los pobladores del sector. La Personería dirigió unos oficios hacia la CAM, como entidad encargada de velar por el cumplimiento de las normas ambientales, para que tomara las medidas respectivas que mitiguen los malos olores. La semana pasada hicimos conjuntamente unas visitas de control a la piscícola New York. Además nos reunimos con el personal de la cárcel y la comunidad para acordar unas mesas temáticas que permitan dar solución rápida y efectiva a esta situación. Asimismo, iniciaremos un control con todas las empresas ubicadas sobre la vía que conduce hacia Neiva y que realizan una actividad agroindustrial, para revisar los planes de manejo ambiental y unificar una política sanitaria que beneficie la salud de los pobladores”, expresó el funcionario. ¡‘Presos’ de los malos olores! 10 1 julio, 2022 Las lagunas de oxidación de la piscícola New York, serían las responsables de los malos olores, según la CAM. Fotos Sergio Reyes foto 2 La quema de las vísceras de los peces produce olores inaguantables para los habitantes de la vereda Río Frío de Rivera. ¡‘Presos’ de los malos olores! 11 1 julio, 2022 Hace más de 14 meses inició la operación de la fábrica y el martirio para los internos. Hasta ahora no hay solución.