La Nación
¿Puede un conservador ser petrista? 1 26 septiembre, 2022
COLUMNISTAS OPINIÓN

¿Puede un conservador ser petrista?

Mario Andrés Huertas Ramos

 

Para responder a este interrogante apelaré a los nueve puntos del programa político escrito por José Eusebio Caro y Mariano Ospina Rodríguez en 1849 y que es, a su vez, fuente directa de la filosofía conservadora colombiana.

  1. Orden constitucional contra la dictadura. El petrismo por su origen político, en la guerrilla del M-19 y por el apoyo recibido de las FARC hoy Comunes, representa con sus métodos toda una concepción subversiva del orden político.
  2. Legalidad contra las vías de hecho. Estas vías fueron las que tantas veces utilizó la guerrilla del M-19 para someter la legalidad existente tal como sucedió en la toma del Palacio de Justicia en 1985, financiada por Pablo Escobar.
  3. La moral del cristianismo. Si algo contraviene este principio es el materialismo histórico tan practicado por Petro, tanto en su pasado guerrillero como en su presente político, al promover todas las expresiones anti cristianas, por ejemplo, del modelo familiar tradicional.
  4. Libertad racional vs demagogia. El petrismo en su quinta esencia refleja la manera en que se ganan halagos con el favor popular de quienes son claramente legos en materia de asuntos públicos y de Estado.
  5. 5. Tolerancia real y efectiva contra la persecución. Como virtud democrática, al interior de las filas petristas, la tolerancia no resulta ser un activo por excelencia. Basta ver sus principales voceros cómo reaccionan ante cualquier tipo de crítica y ni se diga, por redes sociales, sus más fieles devotos.
  6. La propiedad contra el robo y la usurpación. En este punto veremos si logra aclararse, en la práctica, cuál es el verdadero alcance de la democratización de la propiedad privada tal como lo anunció Petro en campaña.
  7. Seguridad contra la arbitrariedad de cualquier género. Enemigo declarado de las FF.MM´s, que son el nervio de cualquier política de seguridad, ¿Petro contará con total legitimidad para comandar nuestros policías y soldados de tierra, mar y aire?
  8. Civilización vs barbarie. Si Primera Línea es una clara manifestación de civilización, supongo que los métodos terroristas de las guerrillas son toda una obra de arte digna de ser llevada a la televisión de la mano del ideólogo y productor Gustavo Bolívar.
  9. El conservador no tiene por guía a ningún hombre. A estas alturas, ¿se puede cuestionar el culto a la personalidad fervorosamente practicado por todos los petristas?

En consecuencia, y tal como lo dijeron en su momento los fundadores de la colectividad, el que no acepta estos principios no es conservador. “Si alguno o muchos de los hombres eminentes del partido se apartan del programa, el partido los abandona, los rechaza (…) El partido no quiere aumentar sus filas con hombres que no profesan teórica y prácticamente los principios de su programa; por el contrario, le convendría que si en sus filas se hallan algunos que no acepten con sinceridad estos principios desertasen de una vez” (Caro y Ospina, 1849).

Dicho esto, y con respecto del apoyo de algunos congresistas “conservadores” a Petro, ¿el programa de 1849 no les dice algo? Y, en ese sentido, si renuncia Omar Yepes Alzate, Director del Partido, ¿no debería el presidente Pastrana asumir la dirección de las auténticas toldas conservadoras para organizar y liderar la oposición?