La Nación
Que actúe la justicia 1 24 febrero, 2021
EDITORIAL

Que actúe la justicia

Cinco familias neivanas quedaron damnificadas por un voraz incendio que se registró en la madrugada del pasado domingo en el asentamiento Villa Colombia de Neiva.

Un hombre, segado por los celos, llegó a la vivienda de su expareja sentimental, y al ver que ella no se encontraba, ingresó al predio violentando chapas y candados.

Inmediatamente, comenzó a regar gasolina y a prender el fuego que rápidamente consumió otras cuatro casas; sin que nadie pudiera detener la conflagración.

Aunque no se registraron pérdidas humanas, si hubo cinco familias que quedaron damnificadas, sin techo, sin ropa, sin comida y sin esperanza. Lizeth Sánchez, hija de la excompañera del hombre que provocó el incendio, dijo que su mamá es constantemente víctima de abusos y amenazas que a pesar de ser denunciadas no han sido atendidas por las autoridades.

“Ella tenía una relación con él y hace casi un año terminaron y le dejó las cosas claras, pero desde hace varias semanas la está acosando, donde la ve, la golpea y nos habíamos ido estos días de la casa, porque dijo que nos la iba a volar con una bomba”.

Añadió que “es un hombre loco y aunque ya hemos avisado a la Policía, le da igual, no le importa. Él dice que, si mi mamá no es para él, no es para nadie y amenazó con matarla o con matar a alguno de mis hermanos. Hemos estado huyendo de él, porque nadie nos ayuda”, resaltó.

Será, ahora, responsabilidad de las autoridades capturar al ‘verdugo’ y evitar que ocurra una tragedia.