La Nación
¡Qué brutalidad la del Twitter de Uribe! 1 15 junio, 2021
COLUMNISTAS OPINIÓN

¡Qué brutalidad la del Twitter de Uribe!

José Joaquín Cuervo Polanía

 

El twitter del “Gran Colombiano” en el que invita al uso de las armas y la militarización en nombre de la defensa institucional es realmente una pontificación de la violencia; el llamado del Ex presidente Uribe además de imprudente e inoportuno, es la invitación para que la fuerza pública de este país se tire por la pendiente resbaladiza del uso desproporcionado de la fuerza a la que ha sido proclive a través de la historia. Por lo demás es también un desafortunado espaldarazo a quienes al interior de las filas de la fuerza han sido el puntal político de derecha para desaprobar el apoyo para cualquier iniciativa de paz y quienes han optado por una defensa comprometida de los derechos humanos.

Las ideas autoritarias y gendarmes tienen toda clase de seguidores que reclaman orden en lugar de libertad, sin embargo, no se puede desconocer que la conciencia de clase y de Nación que se ha venido reivindicando en Colombia a través de las marchas ha tenido ataques de ese instinto de “tánatos” (muerte) en el que se invita desplegar las armas contra la población.

Corresponderá por ello recordar que la protesta social y sobre todo la autorización del uso de las armas contra estudiantes y protestantes como forma de represión del gobierno Colombiano, han sido fundamentales para emprender revoluciones y tumbar regímenes:

En esa amnesia parcial que implica confundir la historia con la ficción, los hechos trágicos con leyendas, se olvida que el 13 de marzo de 1909 con una marcha de estudiantes se inició la caída del Gobierno de Rafael Reyes. Desconoce que el 6 de diciembre de 1928 se produjo la masacre de las bananeras, una reprimenda a la protesta de más de 20.000 trabajadores inconformes. Los miles de muertos que fueron evacuados en el tren no fue una leyenda. ¿Se podría negar que estos sucesos y la autorización a la utilización de las armas en el gobierno de Miguel Abadía Méndez precipitaron la caída de la hegemonía conservadora en 1930? No se puede olvidar tampoco la represión y el uso de la fuerza del régimen de Rojas Pinilla: Los estudiantes y manifestantes muertos en junio de 1954; se abrió fuego en la plaza de toros de Bogotá por sólo abuchear a la hija del dictador: Más de quince muertos. La omisión del ejercito que causó la explosión de siete camiones repleto de dinamita en Cali el 6 de agosto de 1956, (5.000 muertos) precipitó la caída el régimen militar. No se puede olvidar que el paro del 14 de septiembre de 1977, pudo convertirse en el preámbulo de una revolución, no por la influencia de la izquierda, sino por los más de veinte muertos y muchos desaparecidos que causó la inauguración de la doctrina de la seguridad Nacional y de la represión de los movimientos sociales en los gobiernos de Turbay Ayala y López Michelsen.

Ha habido protestas y manifestaciones en contra de los grupos subversivos, en contra de reformas educativas y tributarias nefastas que han logrado echarse para atrás. Por todo ello se podría afirmar que las muertes causadas en las protestas de noviembre de 2019; la responsabilidad del Estado en el caso de los muertos calcinados en las cárceles de 2020; los de los calabozos de Soacha, la muerte de Dilan Cruz, de Javier Ordoñez, de los sindicalistas y líderes sociales, las muertes en medio de las protestas desde el pasado 28 de abril pueden resultar en un desenlace fatal y el inicio del fin de un régimen. Por eso, expresidente Uribe: ¡Qué brutalidad la de su twitter ¡