La Nación
Qué pasa con la internet 1 1 diciembre, 2020
COLUMNISTAS OPINIÓN

Qué pasa con la internet

 

Javier Cabrera

 

Resulta increíble que en plena pandemia y aún a pesar de la situación que estamos viviendo, la Internet, servicio esencial para que  el famoso ‘quédate en casa’ pueda ser acogido, imprescindible ante la situación que vivimos para que las empresa, la economía y la productividad de nuestra región no pierdan más terreno, y que además soportan la educación de nuestros hijos, ya que las clases virtuales como es obvio dependen de ella,  falla en forma permanente y constante.

Fuera de las deficiencia de nuestro departamento en términos de competitividad gracias entre otras cosas, al costo elevado de los tiquetes aéreos  (el vuelo Neiva – Bogotá ida y vuelta, puede llegar a costar hasta $ 700 mil pesos y el más económico $ 350 mil,  mientras que trayectos a Cartagena o Medellín desde la capital colombiana se promocionan a $100 mil pesos),  o al pésimo estado de nuestras vías, llenas de cráteres y deterioradas a pesar de la cantidad de peajes que tenemos en nuestro departamento, ¿ahora tenemos que padecer  dificultades en conectividad?

Al inicio de la pandemia las empresas prestadoras del  servicio de internet se comprometieron a invertir para mejorar su eficiencia como solución a la difícil situación que estamos afrontando todos, pero parece que la inversión la realizaron en otras regiones de nuestro país y para variar al Huila lo dejaron esperando, porque el servicio en nuestro departamento y municipios es terriblemente malo, es inestable y  hasta la fecha, es más lento. Los hoteles y pocos turista que vienen padecen esta situación, al igual que nuestras familias, colegios y empresas. Lo  increíble es que sean pocos los que públicamente se quejan y menos aún que hacen algo al respecto.

Quienes nos visitan, empresarios o turistas, deben pagar el doble que a otros destinos cuando lo hacen en avión, cuando  viene por tierra tienen que pagar peajes costosos, y a su regreso, necesitan llegar a arreglar la suspensión de su carro,  pero además quedan limitados en términos de conectividad ya que el servicio y cobertura de  internet en el Huila es pésimo.  ¿Entonces como competir con otras regiones?

El usuario llama, sea empresa o persona natural, y las respuestas se resumen en excusas sin  soluciones, pero igual cobran lo que quieren.

Lo lamentable es que ante este problema, uno sale a preguntar, ¿ Quien está haciendo algo al respecto?.  Y le responde el eco del silencio y la falta de liderazgo de nuestra región.

 

es_COEspañol de Colombia