La Nación
Reiterando errores del pasado 1 27 octubre, 2020
COLUMNISTAS OPINIÓN

Reiterando errores del pasado

Javier Cabrera

 

Hasta hace algunos años era usual que se dijera en privado, algo que se volvió público y común, “entre más ignorante sea el pueblo mejor, de esa manera se les puede manejar y manipular”, frase que evidenciaba que la ignorancia pululaba entre nuestros ciudadanos por cuenta de una estrategia previa que pretendía manipularlos, y que evidenciaba, además, la ignorancia de quienes mantenían como verdad tan bizarra frase. Con razón  la poca inversión hecha históricamente en nuestros países en educación, y el poco esfuerzo en disminuir la brecha generada socialmente por su cuenta.

Esa afirmación absurda, que no era solo proclamada por políticos, sino también por muchos empresarios, es la que nos tiene como nos tiene. Y los errores se pagan de una u otra forma, pasando cuenta de cobro para quien los comete. Esa es una regla universal que hoy parece aplicarse en América Latina, por ese error de apreciación del pasado, que permanece en el presente.

Al mirar lo ocurrido con la propagación del Coronavirus en nuestros países y ciudades, verán que tengo razón al decirlo, ahora, cuando necesitamos que nuestros ciudadanos los llamados despectivamente pueblo, entiendan la importancia de mantener las medidas necesarias para evitar la propagación del Coronavirus, vemos como la ignorancia sembrada en el pasado, esta jugando el pago del error cometido.

Ellos, los ciudadanos del común, en su mayoría no entiende, comprenden y asimilam la importancia de acatar las normas.  Creen que la situación es un ‘chiste’, que es mentira.  Por cuenta de eso se dan los desmanes en calles, casas, en lugares clandestinos, y  violan las normas que sirven para protegernos a todos; Y gracias a que mucho de ellos no son consientes de la situación se dan los aumentos en contagios en nuestras ciudades.

Lo grave es que seguimos sin aprender del error, y en lugar de atacar el fondo seguimos atacando la forma.

Mantienen entonces el encierro obligatorio, en lugar de educar, de enseñar como y porque debe ser la nueva convivencia, en lugar de generar conciencia en una ciudadanía que si se le sensibilizara aprendería y comprendería la importancia de entender esta nueva realidad que nos toco asumir, en la que el cuidar a los demás implica cuidarnos a nosotros mismos.

No se ven las campañas de educación ciudadana en nuestras calles que nos permitirían regresar a una normalidad relativa, y reactivar parte de nuestra economía.

No comprendo para que seguir repitiendo el error.  ¿será que a algunos les conviene mantener al pueblo ignorante, para justificar su encierro y poder actuar a sus anchas?

es_COEspañol de Colombia
es_COEspañol de Colombia