La Nación
Rescate bajo el fuego cruzado 1 1 octubre, 2022
JUDICIAL

Rescate bajo el fuego cruzado

Los cadáveres de dos pilotos del Supertucano fueron recuperados por una misión humanitaria en Jambaló, Cauca, en medio fuertes hostigamientos. LA NACIÓN estuvo presente en el operativo humanitario. Los cadáveres de dos pilotos del Supertucano fueron recuperados por una misión humanitaria en Jambaló, Cauca, en medio fuertes hostigamientos. LA NACIÓN estuvo presente en el operativo humanitario. GINNA TATIANA PIRAGAUTA G. ENVIADA ESPECIAL, JAMBALÓ En medio de fuertes combates entre la guerrilla de las Farc y el Ejército Nacional terminó la operación de rescate de los cadáveres de los dos pilotos del avión Super Tucano, impactado al parecer, por los alzados en armas. Los restos mortales fueron entregados a miembros del Comité Internacional de la Cruz Roja, el Cuerpo de Bomberos de Jambaló y a la guardia indígena del Cauca en un punto ubicado entre San Antonio y Palenton. La operación terminó con fuertes enfrentamientos entre hombres del Ejército Nacional y la guerrilla. La aeronave tipo Tucano A-29 con matrícula 3122 estaba asignada al Comando Aéreo de Combate N° 3 con sede en Malambo, Atlántico. El avión de combate, hallado en la Loma Larga, zona rural de Jambaló, presentaba dos impactos en el ala derecha. El cuerpo del piloto Gustavo Serrano Lemus fue rescatado por los bomberos en horas de la mañana, en un cultivo de maíz, en medio de fuertes hostigamientos. El cadáver de Serrano Lemus fue localizado en la silla del avión, luego de la expulsión que efectuó el piloto antes de la colisión. Su compañero, el teniente Castillo falleció al impactarse contra el cerro. Al parecer, el paracaídas no se desplegó y su cuerpo fue retenido por la guerrilla. Los cuerpos se encontraban totalmente destrozados por el impacto, según lo constató LA NACIÓN en la misma zona. Los restos del Supertucano, de fabricación brasilera, se encontraron esparcidos en la zona. Los guerrilleros se llevaron la munición que se encontraba en su interior. La ametralladora punto 50 tenía el cañón totalmente torcido. Las partes de los cuerpos aún se encuentran en el sector. El inspector de Policía de Jamaló Luis Cardenio Dagua “Monchi” recibió un impacto en el estómago al frente del Hospital de la localidad, cuando los bomberos voluntarios le entregaban el reporte de la misión que realizaron. El disparo pasó en medio de dos voluntarios y el inspector fue trasladado a Popayán donde le practicaron dos cirugías. Durante la operación se presentaron fuertes combates con el Ejército, en medio de la misión humanitaria y de la población civil. Los enfrentamientos se extendieron hasta la entrada de la zona urbana de Jamboló, lo que generó fuerte tensión y preocupación por parte de sus habitantes. Los periodistas quedaron en medio del fuego cruzado mientras asistían a la recuperación de los cuerpos. LA NACIÓN, estuvo en la zona, al lado del Cuerpo de Bomberos de Jamboló. “La verdad es que no sabemos todavía qué pasó. Pero es muy improbable que el avión haya sido derribado por la guerrilla porque no tiene la capacidad para hacerlo”, aseveró el presidente Juan Manuel Santos. En tanto, el comandante de la Fuerza Aérea, general Tito Pinilla, anunció el inicio de una investigación. “Lo que tenemos es un avión accidentado e iniciaremos la investigación de por qué sucedió. Hay otra versión, que es de los terroristas, que dicen haber hecho esto. Colombia sabe cuántas veces han mentido. No hay nada concreto. Las Farc quieren aprovechar la situación del Cauca y sacar ventaja”, dijo Pinilla. Y tiene una explicación: la aeronave tiene una velocidad promedio de 550 kilómetros por hora, lo que supone que sólo podría ser derribado por misiles tierra-aire. El ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón, descartó que la aeronave hubiera sido impactada por los guerrilleros. “Serán los expertos los que determinarán de qué manera ocurrieron los hechos, y cuando eso este establecido se le contará a la opinión pública esas conclusiones”, precisó. Los dos tripulantes La tripulación estaba conformada por el teniente Andrés Serrano Lemus, de 29 años de edad, nacido en Bogotá y por el técnico Oscar Castillo Moncaleano de 38 años, casado y oriundo de Honda, Tolima. Los cadáveres fueron trasladados hasta Popayán y luego a Bogotá. Rescate bajo el fuego cruzado La aeronave fue encontrada en Loma Larga, zona rural de Jambaló con dos impactos en el ala derecha. Rescate bajo el fuego cruzado 7 1 octubre, 2022 Los cuerpos de la tripulación fueron recuperados por la guardia indígena y bomberos de Jambaló. Rescate bajo el fuego cruzado 8 1 octubre, 2022 Una misión humanitaria recibió los restos morales, trasladados anoche a Bogotá. Rescate bajo el fuego cruzado 9 1 octubre, 2022 En el sitio encontraron las pertenencias de los dos tripulantes. Rescate bajo el fuego cruzado 10 1 octubre, 2022 Durante la entrega se registraron fuertes hostigamientos por parte de guerrilleros de las Farc. Rescate bajo el fuego cruzado 11 1 octubre, 2022 Restos de la aeronave siniestrada. Fotos Sergio Reyes / Enviado especial.