La Nación
San Agustín: Cifras y prospectivas 1 8 febrero, 2023

San Agustín: Cifras y prospectivas

El experto en turismo, José Albeiro Castro, hace un análisis del momento actual y futuro del Parque Arqueológico de San Agustín, a propósito del descenso en las cifras de visitantes extranjeros.

José Albeiro Castro Yepes

Consultor en turismo

Qué alegría observar la preocupación de columnistas y analistas de medios de comunicación impresos y  electrónicos por comentar sobre el comportamiento turístico de la zona arqueológica de San Agustín – Isnos durante el año 2022, interesante, además, observar los comentarios apoyados en cifras promulgadas por las autoridades responsables del sector, en este caso, del Instituto Colombiano de Historia y Antropología-ICANH. La idea de este análisis es confrontar lo prospectado con lo ejecutado, con fundamento en la Agenda Interna de Productividad y Competitividad del Huila, construida en el año 2004 y evaluada en el año 2015.

El Clúster Eco-arqueológico

La Agenda creó el concepto de Clúster Eco-arqueológico integrando la oferta de naturaleza con cultura inmersa en ella la arqueología. En naturaleza, sin lugar a dudas el valor simbólico es el Macizo Colombiano, es la Estrella Fluvial del Pacifico, adicional es una Reserva Natural de la Biosfera, contiene en su seno los Parques Nacionales Cueva de Los Guacharos, Puracé y Nevado del Huila, así como, los Regionales El Dorado y Serranía de Las Minas, territorio apto para el ecoturismo, hoy se reconoce el desarrollo de algunas eco-reservas en Palestina, Pitalito y San Agustín, cifras de afluencia de turistas que poco se conocen, con excepción de las Parques Nacionales de Cueva de Los Guacharos con tan solo un registro anual de mil eco-turistas, por supuesto, un tema para evaluar.

En arqueología se planteó el polígono arqueológico, incluye adicional a los parques de San Agustín-Isnos, los vestigios de Saladoblanco, Oporapa, La Argentina y La Plata, temas de los que poco se quiere ocupar el ICANH; por fortuna actualmente encuentran espacio en el Plan Nacional Sectorial de Turismo 2022-2026. Para lograr su pleno desarrollo previsto al año 2020, se requería de una excelente malla vial, como es evidente no se cumplió ni con la Troncal del Magdalena ni con las vías secundarias y terciarias, similar situación con la cobertura de internet y señal celular.

El segundo aspecto está relacionado con la formación de la cultura turística; no se implementó la inserción del turismo en el Plan Educativo Institucional con su respectiva adopción del Servicio Social en Turismo, reconociendo el esfuerzo de las universidades con la oferta de programas de formación profesional en turismo y la articulación a la Media Técnica del SENA. En materia de gobernanza, comunidades, empresarios y gobernantes poco se han preocupado por la construcción de sus respectivos planes sectoriales de turismo, evidenciándose un manejo a pálpito y sin carta de navegación.

El efecto covid-19     

El referente para el polígono arqueológico del suroccidente colombiano es Machu Picchu, mientras el destino peruano registra la visita anual de dos millones de turistas, el Huila registra ochenta y siete mil setecientos, esto es, el 4.38% de la meta peruana; de igual manera sucede con la ecuación, los peruanos trabajan con 70% de turismo doméstico y 30% receptivo, los colombianos usamos, el 90% doméstico y 10% receptivo.

La irrupción del covid-19 llevó a cero la operación del año 2020, el Comité de Crisis de la OMT trazó una recuperación del 30% de las metas logradas al año 2019 con una proyección de crecimiento anual del 8% en destinos emergentes, Colombia es uno de ellos. En este sentido, la Zona Arqueológica de San Agustín – Isnos muestra armonía con la tendencia, en el 2021 logró el 58.54% de la llegada de turistas al año 2019, y según la información del ICANH en el año 2022 logró el 95.71%, se podría decir que, el crecimiento vegetativo se está dando según los lineamientos propuestos para la época pos-covid. Si bien, las cifras no están para hacer fiestas, sí el despertar de la conciencia obliga a trabajar en la construcción de estrategias que contribuyan a la dinamización de la economía turística del Clúster Eco-arqueológico.

Nuevas propuestas

Sin ser profeta del fracaso, el año 2023 no pinta bien para el turismo, estamos frente a fenómenos económicos mundiales como la amenaza de recesión, pero también de realidades económicas nacionales, la reforma tributaria castigó duro el sector turismo, de un tajo se eliminó la flexibilización fiscal, afectando enormemente el alojamiento, transporte, restaurantes y las agencias de viajes, se prevé que la reforma laboral tendrá igual o mayor impacto en el sector.

Con la cautela que obliga el efecto de gobernanza, lo recomendable es actuar con el lineamiento del Plan Nacional Sectorial, diversificando la oferta con generosas dosis de actividades de contacto con la naturaleza, entre ellas, el turismo rural y el ecoturismo, sin dejar de lado los componentes del turismo cultural. Si se mantiene el interés y la participación comunitaria, el nuevo turismo será un jugador muy importante en las propuestas de gobierno durante la campaña por la conquista de Gobernación y las alcaldías municipales.