La Nación
Santa Teresa de Jesús 1 26 septiembre, 2022
COLUMNISTAS OPINIÓN

Santa Teresa de Jesús

BENHUR SÁNCHEZ SUÁREZ

 

La Institución Educativa Santa Teresa de Jesús es, según el último resultado de las pruebas del ICFES, una de las mejores del país en el rango de la educación pública. Muy merecida esta posición.

He estado cerca de una de las actividades que, cuando menos, hace del establecimiento un centro motor de la creatividad y de la búsqueda de mujeres comprometidas con su presente y su futuro.

Me refiero a que esta actividad tiene mucho que ver con los resultados para que el colegio sea uno de los mejores del Tolima y desarrolle la excelente formación que reciben las estudiantes. Y es nada menos que el proyecto pedagógico del aula, PPA, que dirige el docente Nelson Germán Pulido, respaldado por las directivas de la institución, los padres de familia y el estudiantado en general.

He sido, de alguna forma, testigo durante un tiempo del desarrollo del proyecto que consiste en que cada año, con un tema diferente, las estudiantes desarrollan la escritura de un cuento o relato bajo el liderazgo del profesor Pulido.

He tenido el privilegio de leer los textos producidos por las alumnas y ver cómo se transforman en un libro que, para ellas, será el testimonio y el recuerdo más importante de su paso por las aulas de la institución educativa.

El proyecto ha involucrado a la familia, padres, abuelos, hermanos, y ha creado un clima de creación y compromiso tan alto, que los resultado, como ya dije, se reflejan en el resultado de ser parte de una de las mejores instituciones educativas del país.

Este año el tema ha sido la fotografía, bajo el lema de “La memoria de la escritura”. Cada alumna escogió una foto del álbum familiar y sobre ella debió desarrollar su texto. Este hecho, aparentemente simple, se va consolidando en el año escolar. Y cada alumna compromete a su familia en esa recuperación de la memoria familiar, bien con explicaciones sobre las personas y los objetos que habitan la fotografía, bien el recuerdo de lugares o de revivir el momento que atrapó la cámara. Un diálogo invaluable del conocimiento.

Como dice William Ospina en el prólogo del libro: “Ese es el diálogo que establecen las autoras de este libro con las imágenes de su álbum familiar, un diálogo con la memoria, con el mundo, con los seres y las cosas, para hacerles decir a las fotografías lo que estaba guardado en ellas esperando una mirada, esperando una voz”.

Felicitaciones a la Institución Educativa Santa Teresa de Jesús, a sus directivas, a su asociación de padres de familia. Y en especial a Nelson Germán Pulido por ser el artífice de esta actividad maravillosa que forma mejores seres humanos para el futuro de Colombia.