La Nación
Se reabre la frontera 1 2 diciembre, 2022
COLUMNISTAS OPINIÓN

Se reabre la frontera

Ayer se cumplió con el programa de reapertura de la frontera entre Colombia y Venezuela, lo cual debe entenderse como un comienzo protocolario de las decisiones entre los presidentes de los dos países después de siete años de su cierre por decisión de Maduro. Esta reapertura tiene mucho de practicidad. En primer lugar, el bloqueo de Estados Unidos a Cuba, el más prolongado, no ha contribuido a modificar la política cubana de mantener su filiación comunista y no retornar al capitalismo, lo cual no implica que haya facilitado inversión extranjera y privada en algunas actividades. Para enfrentar el bloqueo ha tenido la colaboración de varios países (Italia, por ejemplo) que ha facilitado que muchas empresas actúen como intermediarios para garantizar la llegada de productos de prohibida exportación a la Isla. También, muchos de estos bienes han sido reemplazados por otros de procedencia diferente no dependiente de los Estados Unidos.

En el caso específico de Venezuela, Colombia exportaba 7.500 millones de dólares 8 años atrás y hoy el comercio entre los dos países solo llega a 400 millones de dólares. Ahora, esto no significa que no haya habido comercio entre los países pues se ha oficializado las trochas, tomadas por la informalidad y verdaderas bandas que las administran, lo cual resulta en el primer efecto de esta reapertura: Eliminarlas.

Sin embargo, es mucho lo que debe hacerse después de lo protocolario. Para Colombia, lo más exigente es lograr garantizar el pago de sus exportaciones que aún se adeudan y la recuperación de las inversiones que fueron nacionalizadas en aquella oportunidad. Desde luego, como se van a pagar los nuevos despachos para evitar que se repita lo ocurrido. Desde el lado venezolano, ya lo han dicho los gremios representativos de esos sectores, como están cumpliendo con las normas sanitarias y demás requerimientos en este campo para evitar complicaciones a nuestros productos.

Seguramente, será materia de conversaciones la posible vinculación de Colombia a Monómeros, cuyo interés ha manifestado el gobierno colombiano por la importancia de los fertilizantes por la guerra entre Rusia y Ucrania que ha afectado seriamente este mercado.  El fin, lo que hay por hacer es mucho y ojalá haga parte de la agenda prevista por los negociadores de los dos gobiernos con una amplia participación de los empresarios que son los que, en últimas, toman todos los riesgos.