La Nación
Sector cafetero ‘en jaque’ por bloqueos 1 24 junio, 2021
ECONOMÍA

Sector cafetero ‘en jaque’ por bloqueos

El gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez Vallejo, reveló que la semana pasada algunos de los clientes que demandan café colombiano, informaron que dejarán de usar el producto debido a los retrasos e incumplimientos. Cauca, Huila, Nariño y Tolima, los departamentos más afectados.

Lucía Sánchez

Temadeldía@lanación.com.co

El sector cafetero no ha sido ajeno a las afectaciones por la coyuntura que vive el país. El gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez Vallejo, reveló ayer que la semana pasada algunos de los clientes que demandan café colombiano, informaron que dejarán de usar el producto.

Y es que el grano ha tenido dificultades a lo largo de su cadena de valor y de distribución, lo que ha generado retrasos e incumplimientos por parte de los oferentes y productores nacionales.

“Lo advertimos desde el día uno de los bloqueos, están destruyendo lo que costó años construir. Desde que inició el paro lo veníamos diciendo. Uno de los temas más complicados en materia de café era incumplir o llegar tarde con los embarques del grano colombiano”, lamentó Vélez Vallejo.

“Recibimos el mensaje clarísimo. No vamos a utilizar café colombiano en los próximos 6 meses, es un mensaje poderosísimo que nos deja un poco desarmados porque no tenemos nada que decir”, agregó.

Dijo además que esto es extremadamente grave, pues lo que se ha construido durante el último siglo en Colombia, “ha sido una caficultura dirigida a un segmento especial, primero 100% colombiana, en donde no hay manera de sustitución”.

“Es indispensable que cesen los bloqueos. Hay clientes que prefieren el café del sur del país. Del Tolima, Huila, de Cauca y Nariño particularmente, cafés que están empezando a ser sustituidos por otros orígenes de café colombiano”, indicó el gerente de la Federación Nacional de Cafeteros.

Vélez Vallejo aseguró que las afectaciones para el sector se empezarán a ver progresivamente. “Con este paro, con impedir la llegada de café a puertos y tener que retrasar los envíos, hemos hecho un daño que todavía no podemos medir porque la industria irá sacando gradualmente el café colombiano, estamos perdiendo el nombre y la fama de nuestro producto en el mercado”, expresó.

“Esto lo que quiere decir, es que el día de mañana para volveros a ganar ese lugar, nos toca ser más competitivos y bajar el precio del café colombiano en el mercado, afectando el ingreso de las 540.000 familias que dependen del grano y de las zonas cafeteras”, concluyó.