La Nación
COLUMNISTAS OPINIÓN

Sector vivienda: dos años del gobierno Duque

Sector vivienda: dos años del gobierno Duque 1 30 septiembre, 2020

El empresario Aníbal Rodríguez Briñez enumera las razones por las cuales la gestión del presidente Iván Duque han dado un positivo resultado en materia de vivienda en el departamento del Huila.

 

Aníbal Rodríguez Rojas

Presidente junta directiva Camacol Huila

 

Al cumplirse dos años del Gobierno del presidente Iván Duque Márquez, el balance de realizaciones para el sector de la construcción es altamente positivo. Aspecto relevante de la política de vivienda consistió en dar continuidad y sostenibilidad fiscal al programa MI CASA YA. Este programa inicia en la administración anterior con el primer subsidio desembolsado en septiembre de 2015 y hasta el siete de agosto de 2018, tres años después, se habían logrado desembolsar un total de 37.954 subsidios. A partir de esa fecha y luego de dos años, se han desembolsado un total de 69.386 subsidios nuevos, lo cual ubica al programa MI CASA YA como el más exitoso de todos los tiempos, con el apalancamiento para que 107.340 familias de bajos recursos pudieran disfrutar de una vivienda nueva. El secreto del éxito de MI CASA YA bajo la administración Duque estriba en la sostenibilidad fiscal. En efecto, anteriormente, no había compromiso de continuidad y anualmente se asignaban cierta cantidad de subsidios por monto agotable, con lo cual los constructores no podíamos vender vivienda social apalancados en el componente de subsidio, por cuanto no existía la garantía que cuando las viviendas se terminaran de construir, el comprador tuviese asegurado el subsidio. La modificación de fondo consistió en que el Gobierno Nacional determinó que el programa tenía aval fiscal continuo hasta el año 2025, es decir, se garantizaban recursos de manera continua durante todos estos años, con lo cual los promotores de vivienda podemos asegurarle al comprador que cuando inicia el proceso de compra, si cumple los requisitos establecidos, puede contar con el valor del subsidio para lograr el cierre financiero del negocio. Esto ha significado un cambio rotundo en el comportamiento del mercado de vivienda social y las cifras hablan por sí solas.

Si comparamos las ventas de vivienda de interés social en los dos últimos años, encontramos que en el periodo julio-18 a junio-19, en Colombia se vendieron 110.165 unidades, mientras que en el periodo julio-19 a junio-20, se vendieron 116.099 lo que significó un incremento del 5.39%. A pesar de la pandemia, en el primer semestre de este año, se han comercializado un total de 49.551 VIS lo que significó una disminución en ventas del 11,01% frente al mismo periodo del año anterior, pero por la dinámica que está adquiriendo el mercado, se augura un cierre del año 2020 con ventas de VIS por encima del año 2019, que históricamente ha sido el de mejor desempeño en este segmento.

Igualmente son destacables, la habilitación de 200.000 subsidios nuevos como respuesta a la situación generada por la emergencia sanitaria, dentro de los cuales 100.000 subsidios se están aplicando a la tasa de interés para vivienda NO VIS de clase media; el programa de concurrencia de subsidios que permite a las familias sumar los subsidios familiares de vivienda otorgados por el Ministerio con los de las cajas de compensación familiar; el programa Semillero de propietarios y semillero-ahorro; los avances en seguridad jurídica, los incentivos para la habilitación de suelo urbano, los programas de agua potable, la culminación de todos los proyectos de gratuidad que vienen de atrás y muchas otras acciones jalonadas por el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio al mando del excelente ministro Jonathan Malagón González.

Para el Huila los resultados son relevantes. En lo corrido del año 2020, entre enero-junio, hemos comercializado un total de 939 VIS lo cual significa un incremento del 18,41% frente al mismo periodo del año anterior en este segmento, lo cual significa que a pesar de la pandemia la política de vivienda ha sido exitosa. Nos toca ahora dinamizar la demanda en los segmentos NO VIS para inyectarle mayor fuerza a la economía con generación de empleo y mayor valor agregado. La buena noticia es que, a pesar de la situación generada por la emergencia sanitaria, para el año 2020 estaremos cercanos en ventas al tope histórico del Huila con cerca de 3.000 viviendas en todos los segmentos solo en Neiva, Pitalito, Garzón y La Plata. Y en este momento, con la reactivación del sector, ya estamos generando entre empleos directos e indirectos, aproximadamente 5.000 plazas de trabajo, contribuyendo a mitigar la grave situación de desempleo que presentan Neiva y el Huila.

En los próximos dos años de Gobierno, continuaremos con buenas noticias para el sector edificador que está llamado a convertirse en uno de los dinamizadores más importantes de la recuperación económica. El país y el Gobierno podrán contar con la base empresarial del sector edificador, para contribuir hoy más que nunca con positivismo y fe en la capacidad resiliente de los colombianos, afrontando con creatividad e innovación, la más grave crisis sanitaria, social y económica de nuestra historia.

es_COEspañol de Colombia
es_COEspañol de Colombia