La Nación
Senador Castaño aceptó liderar red de corrupción 1 28 septiembre, 2022
ACTUALIDAD

Senador Castaño aceptó liderar red de corrupción

El senador Mario Alberto Castaño aceptó ante la Corte Suprema de Justicia ser el líder de una red criminal de contratación en varias regiones del país que, en complicidad de alcaldes, funcionarios y particulares, se apropió de multimillonarios recursos de la administración pública.

 

En una diligencia reservada realizada ante el pleno de la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia, el senador del Partido Liberal Mario Castaño Pérez aceptó los cargos por los que era investigado y ahora quedó a la espera de su condena.

Ante esta sala del tribunal, Castaño aceptó ser parte de una red de corrupción que compraba contratos a cambio de importantes sumas de dinero y que, hasta el momento, tiene a 33 personas en procesos judiciales, entre los cuales resaltan alcaldes, exalcaldes y contratistas. De acuerdo con la pesquisa adelantada por la Fiscalía en contra del senador y los funcionarios públicos pertenecientes a esta red criminal, se determinó que los contratos irregulares sumaron más de $43.000 millones.

“Ante la Sala Especial de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia, el senador Mario Castaño se acogió hoy a la sentencia anticipada, ante investigación por liderar una estructura criminal, que en complicidad con un grupo de alcaldes, funcionarios y particulares, se apropió de multimillonarios recursos de la administración pública provenientes del patrimonio del Estado”, dice un aparte del comunicado de la Corte Suprema de Justicia.

“El senador aceptó los 19 delitos que le formuló la Sala Especial de Instrucción por concierto para delinquir, peculado por apropiación, interés indebido en la celebración de contratos, tentativa de peculado por apropiación, estafa agravada y concusión”, complementó la Corte en su comunicado.

La organización

El senador fue investigado por estar al mando de una organización criminal dedicada a amañar millonarios contrarios, a través de empresas y expertos ingenieros que se involucraban en procesos de contratación a cambio de dádivas y de una jugosa tajada para cada integrante y, en especial, del congresista.

Según la Corte Suprema, la presunta organización criminal habría sido integrada por servidores públicos y por particulares dedicados a manipular diferentes procesos de contratación estatal que se impulsaron y tramitaron en varios municipios de los departamentos de Cauca, Risaralda, Caldas, Tolima e, incluso, algunos con iniciativa del Ministerio del Deporte.

También se le atribuye a Castaño Pérez haber influido determinantemente en la designación de empleados en el Congreso de la República quienes, a pesar de percibir salarios por dicha vinculación (por prestación de servicios), no realizaron ninguna actividad de las que se les encomendaron.

Los contratos

Entre los contratos en los que se menciona al exsenador estaría las construcciones de unas canchas, contrato por el cual se pretendía recibiera alrededor de $80 millones. De igual manera, se mencionan contratos de la producción de licores en el Chocó; la construcción de canchas sintéticas y escenarios deportivos del Ministerio del Deporte; proyectos ante la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo; y la construcción de vías terciarias y/o placas huellas, con recursos provenientes del Departamento Administrativo para la Prosperidad Social.

“Tras la aceptación de los múltiples cargos por parte del procesado, la Sala Especial de Instrucción remitirá el expediente a la Sala Especial de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia para que emita la sentencia correspondiente a los hechos aceptados”, se lee en el documento de la Corte Suprema de Justicia.

El exsenador caldense seguirá recluido en la cárcel La Picota en Bogotá y esperará la audiencia condenatoria que podría ser de 15 años de cárcel.