La Nación
Sendero primaveral 1 25 enero, 2021
COLUMNISTAS OPINIÓN

Sendero primaveral

Albeiro Castro Yépez

 

Los documentos de prospectiva que juiciosamente elabora y promulga la Organización Mundial del Turismo señalan como una tendencia el consumo de actividades de contacto con la naturaleza, segmento que a diciembre del año 2016 representa el 38% del mercado mundial. Colombia como miembro activo de la OMT trabaja en el desarrollo de esta actividad a través de propuestas ecoturísticas, de aventura y de turismo rural; el Huila por supuesto, va en la línea con propuestas en privilegiados escenarios naturales, desde reservas naturales de la sociedad civil hasta parques nacionales naturales.

En este sentido, los trabajos que la institucionalidad del turismo departamental inició en la primera década de la actual centuria están recobrando vida de la mano de empresarios del sector privado, como debe ser, la lógica indica que el gobierno apoya con el diseño del producto, pero a los empresarios les corresponde la implementación, pues ahí está su beneficio patrimonial. En el centro poblado El Guadual del municipio de Rivera los prestadores de servicios turísticos se han unido para retomar el Sendero Primaveral, una caminata de seis kilómetros que se desarrolla por vías veredales que combina diferentes texturas de piso, el viandante percibe la emoción de caminar por placa huella, luego caminos de herradura, trocha fangosa finalizando con un chapuzón en Rio Frio. Casualmente fueron las recientes avalanchas de este afluente las que crearon el piso fangoso, pues el agua anego dos kilómetros del sendero, generando una maravillosa experiencia, caminar en ambientes húmedos a tan solo veinte minutos de la ciudad de Neiva.

La caminata permite vivencias rurales, entre ellas, interactuar con los cultivadores de cacao y chulupa, dos cultivos emblemáticos del departamento del Huila que amerita el reconocimiento no solamente del cultivo, sino, de la generación de valores agregados; en el ámbito cultural, el caminante tiene la oportunidad de conocer el ambiente que inspiró al poeta José Eustasio Rivera para escribir poemas alusivos al bosque, al río, y al paisaje. La estructura del sendero se articula a la oferta de servicios turísticos, entre ellos, el alojamiento, pues una familia o grupo de amigos pueden pernoctar al menos una noche y lograr realizar actividades de entretenimiento durante dos días. Actividades que incluyen la visita a las fuentes termales que por fortuna hoy ofrece tres opciones, una para bañistas, otra para recreación familiar y una tercera en entorno natural. La oferta gastronómica da para todos los gustos y capacidad de compra.

En suma, el Sendero Primaveral resulta estratégico para articularlo a la visita al Desierto de La Tatacoa, Territorio Páez, zona arqueológica de San Agustín, Isnos y Tierradentro, pero también, como complemento para quienes participan en congresos y convenciones en la ciudad de Neiva, es un plan rechevere para amantes de actividades de contacto con la naturaleza.