La Nación
Si las relaciones homosexuales son más honestas 1 26 enero, 2022
COLUMNISTAS OPINIÓN

Si las relaciones homosexuales son más honestas

Alexander Molina Guzmán

 

Hace poco Gina Parody, quien empezó su ejercicio político con Álvaro Uribe Vélez y lo terminó con Juan Manuel Santos, ofreció una entrevista para la revista Bocas y habló de temas públicos y privados (https://www.eltiempo.com/cultura/gina-parody-las-relaciones-homosexuales-son-mas-honestas-634616). Llama la atención los puntos que planteó sobre la homosexualidad, no por la morbosidad que puede despertar el asunto para algunos, sino por la postura que ella tiene sobre ese tema. Cabe aclarar que ella es homosexual y tiene una relación con la que fuera también ministra, Cecilia Álvarez Correa.

En la entrevista dice que las relaciones homosexuales son más honestas y que las heterosexuales se mantienen más por las apariencias; que se mantienen más por el qué dirán. No. El punto no es que las relaciones heterosexuales sean menos honestas, lo cierto es que tanto en la una como en la otra puede haber apariencias y deshonestidad (infidelidades, por ejemplo). La cuestión de qué tanta honestidad hay en la una o en la otra relación, depende de qué tan honesta es una persona a la hora de definir su orientación sexual y entablar una relación con franqueza. Porque la orientación sexual está tensionada entre dos extremos, con un punto medio: se es justamente heterosexual, homosexual o, el punto medio, bisexual.

Cada quien se goza la vida como quiera, pero primero se debe ser honesto consigo mismo, hay que reiterarlo: se es heterosexual, homosexual o bisexual. Y debe haber honestidad a la hora de construir una relación sentimental en noviazgo o en matrimonio, pues si alguien quiere establecer una relación heterosexual siendo homosexual entre “bambalinas”… va a tener muchos problemas. Es cierto que cada quien es dueño de sus propios miedos y ese es un punto importante, pero la gente debe darse cuenta que hoy en día hay un mejor escenario para romper ese miedo y expresar abiertamente lo que honestamente se es; de hecho, siendo honesto consigo mismo es que cada quien va construyendo con otro una relación también de honestidad. Porque también es cierto que la vida sería más tranquila si cada uno da ese paso y se define tal y como es, tanto en lo público como en lo privado.

Una de las cosas que se le abona a Gina Parody es que fue rompiendo ese miedo, se definió como homosexual y en medio de su ejercicio político reafirmó más su orientación sexual. Y como la honestidad es una de las condiciones que la gente exige de los políticos, muchos políticos no deberían seguir “enclosetados”, romper ese miedo, ser honestos consigo mismo, con su pareja y con la sociedad.