La Nación
“Si puedes controlar la información, puedes controlar a la gente” Tom Clancy 1 17 enero, 2021
COLUMNISTAS OPINIÓN

“Si puedes controlar la información, puedes controlar a la gente” Tom Clancy

Por: Sergio Felipe Salamanca

Hace pocos días tuvo lugar un suceso que como abogado y como usuario de redes sociales y aplicaciones de mensajería instantánea llamó mucho mí atención. Hago referencia a la notificación hecha por parte de Whatsapp a todos sus usuarios en relación con el cambio de las políticas de uso y privacidad de la aplicación. Cambios que harían posible que Whatsapp comparta información de sus usuarios con aplicaciones como Facebook, Instagram y Messenger (Fuente BBC).

Lo anterior generó una masiva estampida de usuarios buscando aplicaciones de mensajería instantánea que respeten más la privacidad de sus usuarios. Esta reacción resulta plenamente comprensible, sin embargo, considero muy oportuno cuestionarnos sobre nuestros hábitos y prácticas a la hora de alimentar las redes sociales con información nuestra y de nuestro círculo social y familiar, así como a la hora de hacer uso de motores de búsqueda. Dicho en otras palabras, suministramos de forma inconsciente información de nuestros hábitos de consumo, orientación sexual, política, religiosa, entre muchas otras.

Más allá de los incesantes anuncios de productos y servicios que “casualmente” coinciden con nuestros gustos y perfiles, contamos con experiencias como el escándalo de Cambridge Analytica en el año 2018, en el que se obtuvo información de más de 50 millones de usuarios de Facebook, la cual fue utilizada para diseñar y dirigir noticias falsas a segmentos identificados de usuarios, con el fin de influir en su postura política, en el marco de las últimas elecciones presidenciales de Estados Unidos.

¿Por qué esto resulta relevante para Colombia? Podría estarse preguntando. Para comenzar, no podemos perder de vista el hecho de que en Colombia, contamos con valiosas experiencias como la del plebiscito del 2016, experiencia en la que a partir de estrategias de desinformación y creación de contenido que apelaba más a lo emocional, que a lo racional, se logró que “la gente saliera a votar verraca”.

De lo expuesto hasta este punto, considero que debemos aprender a administrar mejor la información que publicamos y suministramos en redes sociales y en aplicaciones de mensajería instantánea, y de paso también tenemos que aprender a ir un poco más allá de la información y del contenido que circula en estos medios, especialmente de cara a las elecciones del año 2022.