La Nación
Sorpresivo remezón burocrático en la Usco 1 5 julio, 2020
INVESTIGACIÓN

Sorpresivo remezón burocrático en la Usco

Barrido equipo directivo de Nidia Guzmán en la Universidad Surcolombiana. Los principales cuadros que oxigenaban su campaña fueron retirados. Hoy asume la nueva cúpula.

 

RICARDO AREIZA

unidadinvestigativa@lanación.com.co

 

El equipo directivo que montó Nidia Guzmán para soportar su candidatura y asegurar su retorno a la rectoría de la Universidad Surcolombiana, se derrumbó como un castillo de naipes.

La fuerte tempestad que desató la revelación de las conversaciones secretas entre la ex rectora, dos miembros del Consejo Superior y por lo menos otros dos funcionarios encargados de barajar las cartas, terminó generando una inesperado remezón burocrático en la Universidad Surcolombiana.

El rector encargado, Edwin Alirio Trujillo Cerquera, contra todos los pronósticos, jugó su mejor partida.

El viernes pasado, luego de varias consultas de alto nivel con el Ministerio de Educación y miembros del Consejo Superior, ejerciendo a plenitud su capacidad nominadora notificó los primeros cambios de impacto en la cúpula de la institución. Todos quedaron notificados.

A partir de hoy se producirán las primeras posesiones mientras se preparan nuevos cambios.

El revolcón aunque sorpresivo, era esperado. Por lo menos, el Consejo Superior, impartió la semana pasada las primeras pautas, al desmontar parcialmente su ‘ley de garantías’ contenida en el Estatuto Electoral que congelaba la nómina.

 

Los que salen

Estos son los nuevos cambios: La vicerrectora de Investigación y Proyección Social, la docente de planta Leidy Carolina Cuervo, nombrada y posesionada el 8 de enero de 2019 en reemplazo de Myriam Córdoba Oviedo, quien ocupaba ese cargo desde octubre de 2018.

La vicerrectora Académica, Norma Constanza Guarnizo, designada por Pablo Emilio Bahamón el 15 de enero de 2019 en reemplazo  de Yiby Salazar Parra.

La señora Guarnizo, esposa del ex concejal Álvaro Lozano, venía desempeñándose como jefe de la Oficina Asesora de Planeación de la Universidad Surcolombiana.

Igualmente se produjo el sorpresivo relevo del abogado Marco Javier Motta Perdomo, jefe Oficina Jurídica, designado el 25 de febrero de 2020 (Resolución P0446 de 2020), quien apenas llevaba tres meses en el cargo. Asumió el 3 de marzo.

También sale el Jefe de Contratación, Ernesto Cárdenas Vega,  abogado de la Universidad Cooperativa de Neiva, Especialista en Derecho Administrativo y Constitucional de la Universidad Católica de Colombia. Asumió el 2 de enero de 2019.

En el remezón se confirmó el retiro de Francisco Rivelino Bernal Cerquera, jefe de Oficina Financiera y de Recursos Físicos, recientemente posesionado en un sorpresivo remezón que provocó el ex rector Bahamón Cerquera.

Se también Rocío del Pilar Ramírez, jefe de Oficina de Aseguramiento de la Calidad, abogada y comunicadora quien ingresó el 20 de septiembre del año pasado.

La joven profesional reemplazó nada menos que a Carlos Ardila, quien coordinó el proceso de acreditación institucional.

El poco avance en el proceso de reacreaditación institucional le pasó la factura. El primer documento para revalidar la acreditación vencerá en diciembre y aún no hay avances concretos, lo que venía generando preocupación en el consejo superior.

Además, se confirmó el relevo del docente Ángel Miller Roa Cruz, director Administrativo de Bienestar Universitario. Venía como docente, luego le concedieron una comisión para desempeñar el cargo desde el 31 de julio de 2018. Era el encargado de manejarle la agenda social de la rectora y luego de la candidata.

El otro cambio es Alejandra Ayala Chacón, directora de Proyección Social y Proyectos Especiales. Es abogada, con especialización en instituciones jurídico- procesales. Ocupa el cargo desde el 7 de noviembre de 2019.

 

El hombre clave

El  jefe de Talento Humano, Camilo Andrés Núñez,  la mano derecha de la señora Guzmán, también sale de la Usco. Fue su asesor jurídico desde cuando ejerció la Decanatura de Educación. Al asumir la rectoría, lo convirtió en uno de sus funcionarios de confianza, primero como Secretario General y luego como Vicerrector Administrativo, encargado de selección y contratación de personal administrativo y trabajadores oficiales. Núñez se convirtió en el “coco” de los catedráticos y docentes de planta.

“Primero como Vicerrector Administrativo y luego como Jefe de Talento Humano generaba un enorme temor entre docentes y administrativos, principalmente los que se encuentran vinculados mediante contratos temporales”, expresó el ex rector Pedro Reyes.

 

Los que llegan

El primer cambio fue la designación de Juan Camilo Ramírez García como Vicerrector Administrativo. Además de ser su amigo, se convertirá en su hombre de confianza a quien le delegó gran parte de la contratación, incluyendo la que tenía Sanoni.

El contador público, Juan Camilo Ramírez García seguirá como nuevo Vicerrector Administrativo. Es especialista en gerencia tributaria.

Ramírez Rojas, nacido en Pitalito, se desempeñaba como director de Sedes. Desde que se posesionó asumió dos temas claves que le encomendó el rector encargado: La reacreditación institucional y el programa de apoyo para estudiantes afectados por la cuarentena.

El vicerrector de Investigaciones será el administrador de empresas Hernando Gil Tovar, nacido en Villavieja. Tiene especialización en administración financiera y magister en administración de la Universidad Nacional en convenio con la Universidad de Rouen y Doctorado en Ciencias de la Gestión Université du Maine (Le Mans, Francia).

El vicerrector académico será Julio Roberto Jaimes Salas, profesional de Psicología, docente de trayectoria, nacido en Acevedo (Huila).

Jefe financiera

Diana Patricia Pérez Castañeda, regresa al cargo como jefe financiera. Es administradora financiera con especialización y maestría en Dirección de Marketing. La funcionaria fue removida a sombrerazos por Pablo Bahamón y en su reemplazo fue designado Francisco Rivelino Bernal Cerquera, quien ejerció el cargo desde el 15de julio de 2019, hasta el viernes pasado.

Sorpresivo remezón burocrático en la Usco 6 5 julio, 2020
Al rector Edwin Alirio Trujillo no le tembló la mano para firmar los relevos.

Reacreditación

Carlos Emilio Ardila Ospina regresa como Jefe de Oficina de Aseguramiento de la Calidad. Coordinó la acreditación de alta calidad. Fue vinculado el 18 de enero de 2018 y fue sacado a sombrerazos. Ahora regresa al cargo para asegurar la reacreditación institucional. El proceso está en cero. En diciembre próximo tendrá que presentar el documento ante la Comisión Nacional de Acreditación. Es una valiosa carta que se jugó el rector encargado para reactivar este proceso.

Director de Bienestar

Fabio Alexander Salazar Piñeros, docente y coordinador del Programa de Psicología, especializado en epidemiología y en gerencia en salud familiar integral. También tiene una especialización en entornos virtuales de aprendizaje. Reemplaza a Miller Roa.

Los demás nombramientos y otros cambios que se proyectan se producirán esta semana.

 

En remojo

El remezón estaba en remojo desde la semana pasada cuando se levantaron las restricciones de la ‘Ley de garantías internas’. Solo bastó que el Consejo Superior suspendiera las restricciones que imponía para realizar nombramientos.

“Había mucha gente que no estaba cumpliendo con sus deberes, se levantaron esas restricciones para que el rector pudiera hacer los cambios porque estaba teniendo muchos problemas en la operación. Los estábamos esperando porque la Usco tenía que salir de las dificultades”, explicó el académico Marco Fidel Rocha Rodríguez, primer rector de la Usco y actual miembro del Consejo Superior.

“Me parece que estas decisiones generan un ambiente muy positivo, creo que es lo que la comunidad universitaria estaba pidiendo, que se generaran cambios, que garantizaran transparencia y confianza a los distintos sectores”, afirmó.

“Cuando todos los directivos tiraban para un mismo lado era muy complicado. Lo clave es que los directivos no se involucren como lo estaban haciendo en un proceso electoral que debe ser transparente y garantista”, recalcó Rocha, quien justificó el movimiento burocrático.

“Los cambios son importante, es una limpieza, la gente estaba muy comprometida políticamente con una situación que no era la mejor para la universidad”.
“Los que llegan, son todos docentes de la universidad con altos niveles de alto desempeño. Ojalá que esa sea la ruta”, insistió Rocha Rodríguez.

Sorpresivo remezón burocrático en la Usco 7 5 julio, 2020
El ex rector Pablo Bahamón (centro) con algunos de sus directivos que se van entre ellos Miller Roa, Norma Constanza Guarnizo y Camilo Núñez. /Foto oficial Usco.

Con reserva

Luis Humberto Perdomo Romero, representante de los estudiantes en el organismo colegiado, celebró los cambios aunque reiteró sus reservas frente al rector encargado.

“Me parece que es positivo lo que está haciendo, los estudiantes no votamos por él, no tenemos todavía toda la confianza pero aplaudimos que se haya atrevido a realizar estos cambios. Esperamos que haya más coordinación, más independencia de las anteriores administraciones”, explicó el representante de los estudiantes ante el Consejo Superior.

 

La disyuntiva

“Yo le dije al rector encargado que tenía dos opciones: la de darle continuidad al desastre que ha ocurrido en la Usco o la de decisión de cambiar a la gente que en parte es la responsable de que la Usco esté como esté. Parece que tomó la mejor decisión, está haciendo los cambios. Ahora deben comprometerse es a esclarecer lo que ha pasado con las elecciones que es un tema bien enredado”, expresó el docente Luis Alfredo Vargas Ortiz, en la mira del complot.

“Lo que se conoció en los audios es apenas el diez por ciento de lo que estaba ocurriendo en  la Universidad. Ahí aparece persiguiendo a unos, pero era a todo a quienes se oponían. Este es un momento para que la universidad arranque ahora sí con la acreditación que estaba estancado. Lo que le pedimos como docentes al rector encargado es que tome distancia de ese equipo que estaba haciendo, y está tomando las decisiones para dar tranquilidad”, explicó Vargas Ortiz.

 

Reflexión

Los cambios los encuentro necesarios teniendo en cuenta todo lo que ha pasado como los escándalos, y la confianza que debe generar este encargo para las elecciones”, afirmó el académico Alberto Polanía.

“Me pareció bien el cambio de Camilo Núñez, en Personal, porque era la mano derecha de Nidia y podía manejar a su favor todos los movimientos desde la oficina de personal, los contratos”, explicó el docente.

“También me pareció importante, el cambio de la Vicerrectoría Académica, porque su titular es la esposa de uno de los principales líderes de la profesora Nidia en la Facultad de Ingeniería Álvaro Lozano”.

“La vicerrectora de Investigaciones no lo estaba haciendo mal, pero sus asesores no tenían la experiencia lo que bajó el desempeño. Los demás cambios son muy operativos. Importantes también los cambios en la oficina Jurídica, porque el rector debe tener un equipo de alta confianza”, precisó Polanía.

 

Saludables

“No conozco aún todos los cambios pero siempre está la duda de hacia dónde va todo ésto y quién puede estar tras el Rector. Se comenta que puede ser beneficiado Pedro Reyes”, explicó el presidente de Aspu, Hernando Gutiérrez.

“No obstante, dijo, los cambios son saludables porque se envía un mensaje de tranquilidad y de confianza que debe asegurarse con otras medidas”.

“Vamos a trabajar por un frente común para recuperar la Universidad y salvarla del clientelismo y el tráfico de influencias”, afirmó el presidente de Aspu.

Primeros cambios

El tsunami que provocaron los audios no pasó inadvertidos. Primero, el abogado César Julián Salas, involucrado en el polémico episodio, renunció irrevocablemente al Consejo Superior argumentando razones personales, entre ellas supuestas amenazas. La dimisión la presentó el miércoles 29 de abril. También fue separado del cargo como delegado regional del Ministerio del Transporte.

En su reemplazo asumió su suplente el contador Javier Felipe Méndez Alarcón.

El jefe de Programa de Derecho, Camilo Andrés Alvarado, mencionado en la “estrategia escalonada”, fue retirado del cargo ante la presión de estudiantes y docentes de su propia facultad, declarados en desobediencia civil.

El rector encargado, Edwin Trujillo, le retiró la asignación de funciones, según Resolución P1016 expedida el lunes pasado.  Álvaro sigue como docente de planta.

El decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas, Leonel Sanoni Charry, quien aparece en los audios explicando la estrategia de instigación contra docentes y catedráticos, sigue atornillado en el cargo.

Sin embargo por presiones de la comunidad universitaria, de docentes y estudiantes de su facultad renunció a su escaño en el Consejo Superior en representación de los Decanos, quienes le habían quitado su respaldo. Asumió su suplente Rubén Darío Valbuena, decano de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales.

Ante la negativa, el rector encargado, le quitó la ordenación del gasto (Resolución 136 de 2020 expedida el 7de mayo), cerrándole el paso para realizar cualquier tipo de contratación y vinculación de personal. Además, le nombró sin su consentimiento, a Oscar Javier Reyes Pinzón como nuevo jefe del Programa de Derecho lo que generó un fuerte altercado. El docente fue designado el 11 de mayo pasado (Resolución P1023 de 2020) en reemplazo de Alvarado.

 

2 Comentarios

Egresado Usco 2 junio, 2020 at 9:00 am

Igualmente deberian hacer os cambios de los cordinadores de las sedes. Estan atornillados y le hicieron campaña a la Señora Nidia Guzman.

Respuesta

Comenta!