La Nación
¡Subámonos al tren! 1 21 enero, 2021
COLUMNISTAS OPINIÓN

¡Subámonos al tren!

Sergio Felipe salamanca Borrero

A inicios de esta semana, el Gobierno Nacional, junto con el Ministerio de Transporte, dieron a conocer el Plan Maestro Ferroviario, por medio del cual, se busca impulsar el desarrollo a gran escala de la red ferroviaria colombiana dentro de los próximos años. Retomando así, uno de los proyectos que menos atención ha recibido a lo largo de más de medio siglo por diferentes gobiernos, a pesar de su rol estratégico para el desarrollo del turismo y la industria nacional.

En línea con lo anterior y con la finalidad de contextualizar la importancia de lo anunciado por parte del Gobierno, estimo oportuno llamar la atención sobre el hecho de que en Colombia, sus ciudades no responden a modelos o estrategias urbanísticas pensadas a futuro, ni con el fin de facilitar la comunicación entre ellas. Problemática que tiene origen en épocas coloniales, cuando se empezaron a formar y a diseñar las primeras ciudades, lo cual puede verse reflejado en hechos como que nuestra capital no se encuentra ubicada sobre alguna de las costas que tiene el país, ni cerca de alguna de las principales arterias fluviales. Por el contrario, esta se encuentra ubicada a más de dos mil metros de altura, en un área que durante muchos años, dificultó su comunicación y contacto con otras ciudades.

Con lo anterior en mente, es posible vislumbrar lo importante que resulta este proyecto para el futuro del país. El cual y de acuerdo con cifras del Departamento Nacional de Planeación, permitirá una reducción del 26% de los costos de transporte para el año 2030, al conectar la costa caribe con la costa pacífica y el centro del país. Sin embargo, es en este punto donde salta a la vista el hecho de que el sur colombiano no fue tenido en cuenta para ninguna de las tres etapas que hacen parte del proyecto, siendo Cali lo más al sur que llegarán las vías férreas, esto, por su cercanía al puerto de Buenaventura.

Ahora bien, para finalizar quiero invitar a reflexionar sobre la importancia de lograr que el Huila sea incluido en el proyecto, no solo por el desarrollo que esto traería consigo para la industria regional (especialmente la turística y la de minerales) sino también por la ubicación estratégica con la que contamos, como punto de conexión entre el norte y el sur del país.