La Nación
Tímida jornada de movilización nacional 1 5 julio, 2022
TEMA DEL DÍA

Tímida jornada de movilización nacional

Una nueva jornada de marchas convocada por el Comité Nacional de Paro se vivió ayer en Colombia. Las movilizaciones buscaban llamar la atención del Congreso de la República, para que inicie la discusión de los 10 proyectos de ley presentados el pasado 20 de julio por este colectivo ciudadano.

Lucía Sánchez

Temadeldía@lanación.com.co

En calma y con poca participación transcurrieron ayer las marchas en el país, las cuales fueron convocadas por el Comité Nacional de Paro (CNP), buscando llamar la atención del Congreso de la República, para que inicie la discusión de los 10 proyectos de ley radicados el pasado 20 de julio por este colectivo ciudadano.

Es así como en más de 10 ciudades de Colombia, entre estas Bogotá, Medellín y Cali, estudiantes y sindicatos salieron nuevamente a marchar, exigiendo el trámite de estos 10 proyectos de ley en legislativo.

Según el Comité Nacional de Paro, estas iniciativas recogen las más importantes peticiones expresadas en el pliego de emergencia y por las que se congregaron millones de colombianos, en las poderosas movilizaciones sociales que comenzaron en noviembre de 2019 y se ratificaron a partir del paro del 28 de abril de 2021.

Asimismo, este colectivo que integra diferentes sectores sociales sostuvo que esta jornada de movilización buscaba exigir al Gobierno cumplir con los acuerdos pactados en el marco del reciente estallido social. “Nada se resolvió en las mesas regionales y sectoriales que se constituyeron. Se confirmó así que, Duque, ni dialoga, ni negocia. Ahora, parece, las mayorías gobiernistas del Congreso de la República seguirán el antidemocrático ejemplo del Gobierno Nacional”, afirmó Francisco Maltes, vocero del CNP.

Tímida participación

Aunque las centrales obreras, colectivos estudiantiles y sindicatos académicos, integrantes de los comités departamentales de paro hicieron la convocatoria con antelación, en la mayoría de las ciudades fue baja la participación en las movilizaciones, en comparación con jornadas anteriores.

En Neiva, el punto de encuentro fue el centro de convenciones José Eustasio Rivera, donde decenas de sindicalistas de la Central Unitaria de Trabajadores – CUT Huila se congregaron a las 9 de la mañana, para empezar la movilización. Al igual que en varias ciudades del país la afluencia fue poca; en esta oportunidad, no hubo participación de estudiantes ni colectivos sociales.

Entre tanto, en Bogotá se desarrollaron diversas marchas en medio de algunos bloqueos y disturbios de acuerdo con la Personería Distrital.

El secretario de Gobierno y alcalde (e) de Bogotá, Luis Ernesto Gómez, destacó en su cuenta de Twitter que la movilización más concurrida, que se desarrolló desde el Parque Nacional hasta la Plaza de Bolívar, se llevó a cabo con total calma, de manera festiva y pacífica.

Señaló que el único incidente fue reportado en la localidad de Usme, donde manifestantes y la Fuerza pública se enfrentaron, situación que al caer la noche había dejado a cuatro personas detenidas.

Según informó el Ministerio de Defensa, en 23 departamentos las autoridades dispusieron del acompañamiento de 40.000 uniformados para garantizar la tranquilidad de las marchas, sin embargo, solo se requirió de intervención en algunos sectores de Bogotá.

‘Lluvia’ de razones

La jornada de movilización nacional transcurrida el día de ayer se llevó a cabo especialmente, para demandar del Congreso de la República el trámite de los 10 proyectos de Ley que, a través de las bancadas de oposición y alternativas, presentó el Comité Nacional de Paro el pasado 20 de julio.

Los proyectos de Ley a los cuales no dan trámite los partidos de gobierno en el legislativo, según el CNP tienen como única finalidad beneficiar a millones de compatriotas que, acosados por la crisis económica, el COVID-19 y las políticas de Duque, no encuentran salida para sus esenciales necesidades.

Algunos de los proyectos de Ley presentados se refieren a: una renta básica de emergencia de un salario mínimo mensual por un año para 7,5 millones de hogares; gratuidad universal para todos los estudiantes en la educación superior pública; fortalecimiento de la red pública de salud, dignificación y formalización laboral para enfrentar la pandemia; apoyos para la reactivación económica de las MiPymes y la generación de empleo; incentivos para la recuperación del sector agropecuario y garantías para el ejercicio del derecho a la protesta pacífica, entre otros.

De acuerdo con el Comité Nacional de Paro, contrario a lo que solicitó junto con las bancadas de la oposición y alternativas, el gobierno aprobó a “pupitrazo limpio la Reforma Tributaria y el Presupuesto General de la Nación que aumenta en 10% el pago de la deuda externa e interna, mientras se reduce el presupuesto del sector agropecuario, entre otros, al igual que pretende congelar los gastos del Estado, en funcionamiento necesario para el cumplimiento de sus obligaciones por 10 años”.

El CNP además rechazó que el Gobierno Nacional hable de matrícula cero universal “pero no destine los recursos que puedan cubrirla, mientras la renta básica a la que se refiere no pasa de ser un aumento insuficiente en el llamado Ingreso Solidario”.

“De otra parte, exigimos cese totalmente la política que de manera sistemática viene ejecutándose contra dirigentes, líderes y lideresas sociales que participaron en las jornadas de protesta adelantadas. Se reseña diariamente, la persecución y eliminación de ciudadanos en clara violación del derecho a la vida, los derechos humanos y demás derechos democráticos”, agregó el CNP mediante un comunicado.

Respecto a la finalización del reciente estallido social, el colectivo sostuvo que, aunque, por voluntad de las comunidades, cesaron las marchas y los cierres totales de vías, el Gobierno Nacional no tramitó el pliego de emergencia, tampoco las garantías mínimas para el ejercicio de la protesta social pacífica y nada resolvió en las mesas regionales y sectoriales que se constituyeron. “Esto lleva al Comité Nacional de Paro a concluir que debe seguir en las calles, exigiendo el trámite de los proyectos de Ley y demás peticiones”.

El Comité Nacional del Paro anunció que cada mes de los que restan de este año se convocarán nuevas jornadas de movilización en el país.

Francisco Maltés, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, y vocero del Comité, aseguró que con las manifestaciones que se realizarán en octubre, noviembre y diciembre buscarán que todas sus peticiones sean escuchadas por el Gobierno Nacional.