La Nación
Tras 49 muertes, arranca mesa de negociación 1 20 octubre, 2021
ACTUALIDAD

Tras 49 muertes, arranca mesa de negociación

Mientras Human Rights Watch advierte que tiene denuncias creíbles sobre 49 muertes ocurridas en Colombia en el marco del paro nacional, el Gobierno y el Comité Nacional del Paro sostendrán hoy en la sede principal de Compensar Bogotá la primera mesa de negociación.

huila@lanacion.com.co

19 días después de haber comenzado el estallido social en Colombia, hoy a las dos de la tarde el Gobierno Nacional y un grupo de manifestantes voceros estarán cara a cara en la sede principal de Compensar Bogotá durante la primera mesa de negociación.

El encuentro se da en medio de una gran indignación por las cerca de 50 muertes en el marco del paro nacional, heridos, denuncias sobre exceso de fuerza pública y revelaciones de infiltración del ELN en la protesta. Días antes hubo un primer acercamiento aunque de manera informal.

En horas de la tarde de la jornada anterior el alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos y el ministro del Trabajo, Ángel Custodio Cabrera insistieron en la invitación a todos los voceros que hacen parte del paro, especialmente a Francisco Maltés Tello quien ha sido delegado como vocero del Comité Nacional del Paro y todas las organizaciones que allí convergen.

“Queremos reiterar la plena voluntad del Gobierno del presidente Iván Duque de iniciar el día de mañana –hoy- la mesa de negociación”, dijo Miguel Ceballos.

El Comité Nacional del Paro ya había confirmado la cita y manifestado su interés de establecer un diálogo honesto y fundar acuerdos.

Violencia

Ayer el director para América Latina de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco volvió a alertar acerca de, lo que él llama,  denuncias creíbles sobre 49 muertes ocurridas en Colombia desde que comenzaron las protestas. “Hasta ahora, hemos confirmado que 16 de estas muertes (15 manifestantes y un policía) tienen relación con las manifestaciones”, precisó.

Por su parte Francisco Maltés Tello, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) resaltó el respaldo desde 55 congresistas norteamericanos; “piden a Iván Duque parar la masacre contra el pueblo que participa pacíficamente en paro nacional”, dijo.

Y es que en medio de la protesta pacífica, la barbaridad de hechos vandálicos y actos consumados en contra de los derechos humanos, tanto del lado de manifestados como también desde la fuerza pública, han acaparado las miradas de organismos internacionales.

El propio José Miguel Vivanco se reunió de manera virtual durante esta semana con el general de la Policía, Jorge Luis Vargas, “le expresé mi preocupación por abusos policiales, así como por ataques contra policías”, dijo.

Y agregó: “conversamos sobre los protocolos y armas empleados, y la necesidad de fortalecer el sistema disciplinario”.

De otro lado, el Ministerio de Defensa tiene en sus cifras el registro de más de 1.600 personas que han resultado heridas en medio de las manifestaciones. Sobre los civiles muertos asegura que son 14.

La violencia se ha dado con mayor intensidad en Popayán, Cali, Medellín y Bogotá. En Neiva esta semana un grupo de encapuchados incineraron un bus e intentaron hacer lo mismo en un Comando de Acción Inmediata (CAI) del norte de la ciudad. Pese a ello en la capital del Huila primó la movilización pacífica.

El diálogo

Desde todos los departamentos están ultimando detalles para lo que será la primera gran cita de negociación con el presidente Iván Duque. Por su parte  en Huila se recogieron las peticiones de los diferentes puntos de manifestaciones que hay en el departamento, y hoy se conocerán los nombres de quienes harán las veces de voceros ante el Gobierno Nacional, como miembros del Comité Nacional del Paro.

Los manifestantes le pedirán al Gobierno que:

  • Retire el proyecto de ley 010 de salud y fortalecimiento de una masiva vacunación.
  • Una renta básica de por lo menos un salario mínimo legal mensual.
  • La defensa de la producción nacional (agropecuaria, industrial, artesanal, campesina). Subsidios a las MiPymes y empleo con derecho y una política que defienda la soberanía y seguridad alimentaria.
  • Matrícula cero y no a la alternancia educativa.
  • No discriminación de género, diversidad sexual y étnica.
  • No privatizase y derogue el decreto 1174.
  • Detenga las erradicaciones forzadas de cultivos de uso ilícito y aspersiones aéreas con glifosato.

Como garantes del diálogo estarán presentes, entre otras organizaciones, la Iglesia y la ONU.