La Nación
Tres muertos y un herido en 24 horas: crónica de dolor en Algeciras 1 24 febrero, 2021
HUILA

Tres muertos y un herido en 24 horas: crónica de dolor en Algeciras

Grupos al margen de la ley continúan haciendo ‘su agosto’, en Algeciras, los asesinatos, ‘vacunas’ a comerciantes y amenazas no cesan. Ayer tres hijos vieron morir a sus padres que fueron acribillados mientras dormían. LA NACIÓN estuvo en la ‘Despensa Agrícola’ y recogió impactantes relatos sobre el doble crimen.

huila@lanacion.com.co

Los rastros de las balas que acabaron con la vida de los esposos Tomás Pachongo Carvajal y Beatriz Naveros García permanecen en la cortina y reja de la ventana que da a la calle,  también en una pared se aprecia el hueco de un proyectil, la escena es el resumen de los más recientes homicidios en Algeciras, en el oriente del Huila.

La dolorosa racha de asesinatos en este municipio continúa presentándose aún y en medio de toques de queda por la pandemia, mientras, las víctimas lloran sus muertos y exigen que cese el coctel de terror que han generado las amenazas, asesinatos, desplazamientos forzados y extorsiones.

LA NACIÓN llegó hasta la ‘Despensa Agrícola’ del Huila, cuyas fértiles tierras y pujanza han sido opacadas por el resurgimiento de la violencia, ahora sus pobladores añoran la paz que se vivió durante algunos años tras la firma del Acuerdo Final.

En la entrada principal del pueblo permanecían algunos uniformados del Ejército Nacional y  pocas cuadras más adelante en pleno centro también atisbaban unos uniformados de la Policía, su presencia obedecía a la repetitiva promesa de implementar más pie de fuerza en el municipio para frenar la ola de homicidios que vienen aconteciendo desde el 2020 y que continúan en el 2021.

El año pasado asesinaron a 23 personas, la mayoría  eran campesinos, excombatientes y líderes sociales, hubo incluso dos masacres; y para esta misma fecha el número de víctimas ascendía a dos.

Mientras que ahora ya se han perpetrado tres homicidios, y los padres de Katerin Pachongo Naveros de 21 años, Duvan Estiven de 19 y Karla Ximena de 12, son unas de las víctimas.

Ayer 20 de enero sujetos desconocidos les segaron la vida a Tomás de 45 años y Beatriz de 39, comerciantes, de raíces campesinas y algecireños. Sus tres hijos, hermanos, madres y demás familiares lloran su repentino deceso, piden fortaleza a Dios y claman por justicia.

Acribillados

La familia vive en el barrio Santo Domingo, un sector  alejado del centro del pueblo, con calles en tierra y sobre una pendiente. Katerin narró que en la noche del martes se acostaron hacia las 10,  tranquilos y como de costumbre, precisó que en una habitación descansaban los tres hermanos y en la otra con ventana a la calle sus padres.

Mientras todos dormían, aproximadamente hacia la 1:20 de la mañana una persona situada desde afuera en cuestión de segundos irrumpió la tranquilidad disparando varias veces en la misma zona, a través de la ventana, y contra la humanidad de Tomás y Beatriz. Por la precisión y cantidad de balas que los impactaron, ambos adultos resultaron gravemente heridos.

En medio de lágrimas y profundo dolor, Katerin recordó que fue el ruido el que los despertó “porque mi papá y mi mamá salieron de la habitación, llegaron a mi cuarto… y ahí fue cuando yo los vi todos mal… yo ni miré para la calle, solo busqué a auxiliarlos… llamé a mi tío para que me ayudara a llevarlos al hospital. Estaba muy angustiada, no sabía qué hacer…”.

Algunos vecinos se percataron del hecho e intentaron ayudar, a los 15 minutos la Policía hizo presencia en el lugar tras la llamada de uno de ellos. Para cuando llegaron las autoridades ya más personas se habían despertado y estaban intentando socorrer a la familia. Sin embargo, pese a los esfuerzos Tomás murió en los brazos de Katerin,  ante los ojos atónitos de sus otros dos hijos y en una escena llena de sangre e indignación.

“Mi mamita sí alcanzó a llegar con vida al hospital, pero ella también falleció”, lamentó Katerin.

Hasta el momento no hay detalles oficiales de cómo iba vestido, si estaba acompañado o en qué se transportaba la persona que disparó.  La angustia se apoderó de todo la zona y el miedo por entregar testimonios se acrecienta.

No obstante, Libardo Chilatra Velandia, presidente de la Unión Patriótica en el Huila dijo que según datos recolectados ya se conoce que el lamentable hecho ocurrió “bajo el mismo ‘modus operandi’”, es decir que los sujetos iban “en moto y encapuchados”.

Tres muertos y un herido en 24 horas: crónica de dolor en Algeciras 7 24 febrero, 2021
Así quedó la ventana por donde entraron las balas que acabaron con la vida de los dos adultos.

La hipótesis

Tomás era agricultor y ganadero, se dedicaba a la venta de carne en el municipio. Para Caterin, su papá “siempre fue un hombre responsable, valiente, trabajador y se esmeró por darnos todo”.

Ya hay una hipótesis sobre lo ocurrido. De acuerdo con el asesor de Paz y Derechos Humanos del Huila, Diego Tello, los asesinatos podrían obedecer a un hecho de retaliación por el no pago de extorsiones. “Es un delito que, lastimosamente, es muy frecuente en este municipio”. Dijo que según la Policía y el Ejército sí hay grupos al margen de la ley en esta localidad, y que estos sobreviven por cuenta de las ‘vacunas’ a los comerciantes.

Analizó el Asesor que en Algeciras se está viviendo algo propio de un escenario de posacuerdo, “quedan estructuras, lastimosamente algunos de ellos no le apostaron al proceso de paz, otros estuvieron y volvieron a la ilegalidad, y todas estas dinámicas generan una situación muy compleja”.

Finalmente advirtió que la deuda histórica relacionada con pobreza y desigualdad en este municipio sigue vigente. Hasta que no se trabaje en ese aspecto será muy difícil ver aflorar la paz.

La familia

Katerin, la mayor de los hermanos Pachongo Naveros, junto con su familia han vivido ocho años en el casco rural de Algeciras y desde hace cuatro en el área urbana. La joven es estudiante de Enfermería, le resta un año para graduarse.

“Mis tíos me dicen que ellos me van a apoyar, que no me dejarán sola… yo voy a seguir con lo que mi papá hacía”, prometió.

Hermes Navero Garcia, uno de los 11 hermanos de Beatriz, rememora que la vio nacer y ayudó a criar, “era muy hacendosa, honrada y trabajadora. Fuimos nacidos y criados aquí, somos del campo. No sé qué pasó, tal vez por matar al marido también la mataron a ella…”.

Sostuvo que nunca le comentó que temía por su vida o que estaba preocupada por algo. “No sé nada. Desafortunadamente vivimos en una Colombia que está en guerra, muchas veces uno la sufre, el que está dentro de la guerra sabe por qué, pero uno no, uno no hace sino trabajar y darle de comer al país”.

Tres muertos y un herido en 24 horas: crónica de dolor en Algeciras 8 24 febrero, 2021
Los esposos Tomás Pachongo Carvajal y Beatriz Naveros García.

Tres en menos de dos días

Llama poderosamente la atención de que el hecho se registró a pocas horas de diferencia de un asesinato en el área rural del municipio. El lunes a las 8:00 de la noche sujetos ingresaron a  la vereda Quebradón Sur y asesinaron a Oscar Alexander Segura, quien murió en el acto. Su compañera sentimental Kelly Yurani Bernal Ninco también resultó herida.

El homicidio ocurrió en la misma zona donde el 16 de julio del año pasado se presentó la primera masacre, ese día seis sujetos armados irrumpieron la tranquilidad en la vereda Quebradrón Sur y asesinaron a sangre fría a cuatro personas.

Según cifras de la Oficina de Paz del Huila, nueve de los 23 asesinatos ocurridos durante el 2020 han sido esclarecidos.

Tres muertos y un herido en 24 horas: crónica de dolor en Algeciras 9 24 febrero, 2021
Barrio Simón Bolívar, donde vivían Tomás y Beatriz.

El llamado

El coronel Harold Mauricio Barrera Gantiva, comandante del Departamento de Policía Huila, informó que el grupo élite de  la Policía Nacional e inteligencia realizan las diferentes indagaciones para esclarecer estas acciones y dar con la captura del responsable de este hecho criminal.

También hizo un llamado a las algecireños, de colaborar con la justicia. “Solicitamos a los ciudadanos que tengan algún tipo de información, la aporten para ayudarnos a resolver este caso”, dijo.

De otro lado, Libardo Chilatra Velandia, presidente de la Unión Patriótica en el Huila, también detalló que el barrio Simón Bolívar, donde ocurrieron los asesinatos de ayer, lo fundaron hace 30 años de la mano de la Central Nacional Provivienda.

Agregó que “la ciudadanía esta aterrorizada, por dos circunstancias en particular: no entienden cómo en medio del fuerte dispositivo militar y policial, como el que vive Algeciras,  se siguen presentando estos hechos, y máxime si el municipio está bajo el estado de toque de queda”, cuestionó.

E insistió en la urgencia de la “presencia de Naciones Unidas, la Defensoría del Pueblo, y la Comisión de Paz del Congreso de la República para que acompañen a la ciudadanía  en general, a defensores de derechos Humanos de este municipio, así como a la Corporación para la Defensa y Promoción  de los Derechos Humanos (Reiniciar)”.

Ayer se realizó nuevamente un Consejo de Seguridad en el municipio. La Personería informó que en lo corrido del año no ha recibido reportes de amenazas, de desplazamiento forzado o por extorsiones, no obstante, la propia ciudadanía también ha asegurado que sí continúan presentándose este tipo de hechos, pero no denuncian porque ya no confían en las autoridades o por temor a las retaliaciones.

Así las cosas, “urge atención  cierta de protección  a la vida de los algecireños, por parte de las autoridades. No más inútiles consejos de seguridad”, puntualizó Chilatra Velandia.

Tres muertos y un herido en 24 horas: crónica de dolor en Algeciras 10 24 febrero, 2021
Tomás y Beatriz eran comerciantes de Algeciras.