La Nación
Un buen mensaje a los neivanos 1 14 julio, 2020
COLUMNISTAS OPINIÓN

Un buen mensaje a los neivanos

Por: José Joaquín Cuervo

Jairo Aníbal Niño poeta colombiano ya fallecido se preguntaba “¿qué es el mar?”… llegó a la siguiente conclusión: “Para el pez volador, el mar es una isla rodeada de tierra por todas partes”. El mundo no está compuesto de hechos, está hecho de interpretaciones. La realidad colombiana es susceptible de ser interpretada de muchas formas. Cada cual tiene sus razones, en su pasado, en sus influencias se encuentran sus interpretaciones, su visión, su mirada especial, sus ideas, sus ideologías. Con la mirada desde la sensibilidad de la gente se va poniendo en crisis la gendarmería. La bota, el grito militar va siendo menos atemorizante y menos convincente. La gente ha caído en la cuenta de la acción permanente y soterrada de las estrategias de manipulación mediática. Los mandatarios Nuevos de los municipios y departamentos son ciertamente alternativos en mirar la necesidad de nuevos consensos, nuevos diálogos abiertos de cara a la comunidad. El Estado policivo, es un estado cómodo de autoridad, en un país militarizado de competencia, es mucho más difícil hacer de Neiva una ciudad que se construye desde el diálogo y a través de dos instrumentos fundantes: La Participación y la educación. La propuesta del Alcalde de Neiva de no restringir el parrillero en el microcentro de la Ciudad es fruto de un diálogo abierto con una comunidad la que se le debe dar una oportunidad, con la que debe haber la presunción de buena fe. Eso sí, no es del alcalde discrecional aplicar o no un decreto contra el mototaxismo, para evitar futuras demandas por permitir la ilegalidad, no se va a exponer al municipio a la condena de responsabilidad por omisión y daño a los transportadores y a las empresas que si funcionan legalmente.
Si bien la anterior administración quiso tener de secretario de tránsito a un ex capitán de la policía, de secretario de gobierno a un ex Coronel, no significa que la convivencia social y la seguridad tengan que andar siempre por caminos gendarmes de autoritarismo para que pueda funcionar. En todo caso el nuevo contrato social que se propone en este caso es de respeto a los compromisos, los ciudadanos deben ganar en conciencia de legalidad, la policía y la fuerza pública deben redoblar su esfuerzo vigilante y protector de la gente. No porque el Alcalde de Neiva deje de contratar la vigilancia del tránsito con ellos, porque no nombre a ex miembros de la institución en su gabinete, no por levantar la restricción del parrillero en el Centro, deja de tener autoridad o deja de ser la primera autoridad de policía en el municipio. La autoridad no solo se impone, convence a través de la educación y la participación.