La Nación
Un día patrio enrarecido 1 5 agosto, 2021
COLUMNISTAS

Un día patrio enrarecido

Por: Germán Palomo García

 

Nunca durante mi existencia había sentido una incertidumbre tan alta como la que se percibió en los días previos a la celebración del día de la independencia. El estallido social del 28 de abril que aún no termina en varias ciudades, aunque en menor intensidad, generó esta incómoda expectativa aumentada por la decisión del comité del paro de presentar al Congreso 10 proyectos de Ley referidos a las peticiones que no fueron finalmente acordadas con el gobierno nacional. Como estos comentarios los hago antes del 20 de julio, espero que los temores que todos sentimos se hayan superado con las actividades realmente llevadas a cabo. Sin embargo, por los siguientes días, la controversia se concentrará en la tercera reforma tributaria que oficialmente se entregó después de dos meses de socialización por el ministro de Hacienda la cual, en su primera lectura, resulta contraria a las expectativas de los proyectos del comité del paro pues no está clara la fuente para una renta básica, una de las peticiones.

Según la propuesta oficial, se busca recaudar $15.2 billones sin afectar ni a la clase media ni a los más vulnerables, revocando decisiones a favor del empresariado previa su aceptación por lo que este aporte lo llama el proyecto “solidaridad empresarial” pues fueron beneficios otorgados en la anterior reforma. Reduciendo estos beneficios se espera recaudar 3.9 billones. Como el proyecto establece una tarifa de 35% en el impuesto de renta corporativo, uno de los niveles más alto dentro de la OCDE, se lograría un recaudo de $6,7 billones adicionales. Por otro lado, se extenderá la sobretasa de renta de tres puntos porcentuales al sector financiero hasta 2025, con un recaudo de $392.000 millones a precios de 2023.

Aquí hay que observar que uno de los pilares de la reforma tributaria, que tampoco la denominaron así, es la reactivación de la economía. Si los empresarios hacen este sacrificio es que la reactivación no depende de la reducción de la carga fiscal sino de mejorar la productividad como se concluyó en un reciente conversatorio liderado por Econometría y el Diario Económico La República. Sin embargo, se incluyen tres días sin IVA. Finalmente, el esfuerzo propio lo tiene que hacer el gobierno para recuperar y mantener la estabilidad fiscal con un adecuado control del gasto y un buen manejo del llamado gasto social pues el margen para este no es amplio.

Si se supera eficientemente esta celebración de la independencia, el enrarecido panorama se aclarará favorablemente. Eso esperamos los colombianos.