La Nación
Un digno que vive sabroso 1 28 septiembre, 2022
COLUMNISTAS OPINIÓN

Un digno que vive sabroso

Digno Palomino, integrante de la peligrosa banda “Los Costeños”, reapareció después de volarse, digno y temeroso, según él,  por la inseguridad que vive la ciudad de Barranquilla, donde un juez le había dado casa por cárcel ante supuestos problemas de salud, a pesar que las autoridades habían ofrecido 500 millones de pesos por su captura.

Parece un chiste, pero es cierto, la inseguridad está tan desbordada que hasta uno de los delincuentes más buscados de la capital del Atlántico dice sentirse inseguro y fue su excusa para una escapada sabrosa.

Como este, son miles los casos de bandidos que se burlan del sistema judicial colombiano, en el cual, más se demora la víctima en poner una denuncia, que en empezar a recibir amenazas para que la retire, o en otros casos presenciar cómo  los victimarios salen campantes para sus casas por decisiones de jueces.

Durante mi encuentro con el director general de la Policía, me manifestó la impotencia y frustración de sus hombres cuando después de una ardua labor para capturar delincuentes, la “justicia” los deja libres por vencimiento de términos, excusas médicas o por otras tantas herramientas que el sistema judicial tiene a favor de los victimarios.

Frente a esto es necesario, con urgencia reformar el sistema judicial colombiano, las garantías deben ser para las víctimas, no para los bandidos; los anuncios del gobierno de “Jóvenes por la paz” que busca pagar a 100.000 “buenos muchachos” la suma de $800.000 pesos mensuales para que dejen de delinquir, o de “Justicia restaurativa” en la que se plantea que el ladrón de celulares evite la cárcel si devuelve el dispositivo y se compromete a pagarle el plan de la víctima por unos meses, son propuestas absurdas e ineficaces que no atacan la verdadera problemática del país, por el contrario dejan a la deriva a los ciudadanos de bien.

La actitud tibia del Ministro de Defensa para con los invasores de tierras, sumada a la laxitud del gobierno para con el hampa, es un “PETROCESO” que demuestra, que los únicos que están viviendo “sabroso” en Colombia, son los Delincuentes.

No puedo terminar mi columna sin felicitar al sector cacaotero del Huila, por el inicio de la exportación de licor de cacao hacia Argentina, estos son los sectores que verdaderamente merecen el apoyo del gobierno, los que aportan a la economía del país.