La Nación
ACTUALIDAD

Un regalo que le salvaría la vida

Un regalo que le salvaría la vida 1 1 octubre, 2020

Desde la noche del 24 de diciembre, Kevin Santiago Guilombo García de 7 años, necesita con urgencia una cánula de traqueostomía apropiada que le permita respirar mejor.

 

Amaury Machado Rueda

 

En la Unidad de Pediatría del Hospital Universitario de Neiva, completa ya siete días internado el pequeño Kevin Santiago Guilombo García de 7 años de edad, debido a una neumonía que contrajo.

Su situación es compleja, Kevin padece de una miopatía congénita, un conjunto de trastornos neuromusculares presentes al momento del nacimiento. Por lo que tiene dificultades respiratorias y depende de una cánula de traqueostomía para poder respirar, debido a que sus músculos no son lo suficientemente fuertes para que lo haga por sí solo.

Ahora necesita urgente un cambio de la cánula por una fenestrada sin balón 5.0 que es la del tamaño adecuado para el pequeño paciente. Sin embargo el Hospital no cuenta con la cánula indicada y su búsqueda ha sido dificultosa, más en esta temporada de fin de año.

Según menciona el padre de Kevin Santiago, le han colocado una más pequeña, la cual le aporta muy poco aire y se le dificulta al niño respirar bien.

“Cada día que pasa es más angustiante porque su vida está en riesgo. Nos parece muy triste que ninguna clínica ni hospital tenga la cánula que él necesita. Y la mandan a pedir que hasta enero pero no dan una fecha exacta. Prácticamente el niño está sobreviviendo con la cánula que le pusieron ahora mientras llega la otra, pero esa no tiene ni siquiera la del tamaño correcto que debería, necesita una con un diámetro más grande”, menciona el padre.

 

Urgente

La madre de Kevin Santiago es Bibiana García Quintero, la recordada Señorita Neiva 2003 y primera reina sorda que logró ganar este concurso.

Según le han indicado los médicos que atienden al pequeño en el Hospital, el pasado viernes 27 de diciembre se hizo un requerimiento a la EPS Comfamiliar, a la cual está afiliado, para que busque y le suministre la cánula.

Muy acongojada ante la demora, Bibiana hace un llamado urgente a la EPS para que agilice cuanto antes la búsqueda. Su pequeño está ahora en peores condiciones pues tuvo una recaída. Tal como le sucedió en el día de nochebuena, el respirador que utiliza Kevin se apagó y el niño tornó un tono morado y perdió gran parte de su capacidad pulmonar.

Desde ayer, Kevin ya no se comunica mediante el lenguaje de señas con su mamá, como suele hacerlo normalmente, lo que la llena a ella aún más de angustia.

Además, el pequeño está haciendo apnea, es decir que la respiración se interrumpe. El aparato al que está conectado emite un sonido de alarma que avisa cuando esto ocurre, pero la madre, que lo cuida durante todo el día no tiene forma de escucharlo para que le indique si el niño está respirando.

En el Hospital Universitario no cuentan tampoco con un intérprete en el lenguaje de señas para sordos, por lo que Bibiana no puede comprender fácilmente lo que le ocurre al niño.

Por si esta situación no fuera poco, la madre explica que además de la neumonía Kevin adquirió una bacteria muy agresiva expuesta en el ambiente y que ingresó a su cuerpo. Está recibiendo un tratamiento con antibióticos para que pueda volver a la casa, pero continúan esperando la cánula.

No es la primera vez que la vida de Kevin Santiago Guilombo García corre peligro ante la demora de lo necesario para sobrevivir a su patología. Hace 2 años estuvo igualmente en el Hospital Universitario, esperando durante 4 meses a que la EPS le suministrara un ventilador que necesitaba para respirar.

Esta vez, el regalo que más anhela él y sus padres desde la noche del 24 de diciembre, es la cánula indicada que le permita respirar mejor.

es_COEspañol de Colombia
es_COEspañol de Colombia