La Nación
Una critica sobre la obra de Angelica Carvajales en 1776 Broadway 7 21 mayo, 2022
CONTENIDO AUSPICIADO

Una critica sobre la obra de Angelica Carvajales en 1776 Broadway

Escrito por: Julian Marin C.  

 

​Entre el 2017 al 2018 la arquitecta y diseñadora de interiores Angelica Carvajales dirigió una excelente obra en Nueva York.  Más específicamente, ejecutó la renovación del lobby del edificio 1776 Broadway. A continuación evaluamos grandiosa obra arquitectónica dirigida por Angelica.

 

1776 Broadway está ubicado en el emblemático corazón de Colombus Circle en la ciudad de Nueva York. Colombus Circlees ampliamente considerado el sector más apetecido de toda la ciudad. Su origen se puede trazar a cuando Manhattan a penas estaba en sus etapas iniciales hace un par de siglos. El sector de Colombus Circle gira alrededor de un monumento a Cristóbal Colon. De hecho, tal monumento fue el lugar exacto desde el que se medirían todos los puntos de Manhattan. En esencia, Colombus Circle es el centro de la capital del mundo Nueva York y alude a ser el centro del universo.

Actualmente, Columbus Circle es un lugar para hacer una pausa y refrescarse en medio de una de las intersecciones más concurridas de la metrópoli. Es un vestíbulo de Central Park, un evento en Broadway y un hermoso escenario para quienes viven, trabajan y visitan la ciudad. De manera particular, 1776 Broadway es un edificio de oficinas de veinticinco pisos y 116.000 pies cuadrados en el corazón de Columbus Circle. Fue construido en 1927 y diseñado por el magnifico arquitecto Joseph Gilbert.

Tomando esta información en cuenta, no cabe más que aplaudir el gran trabajo realizado por Angelica. Angelica logró transformar el lobby en un espacio digno de ser la carta de presentación de este emblemático edificio. La arquitecta logró un balance entre resaltar pero al mismo tiempo respetar la historia, carácter y legado de diseño arquitectónico del edificio.

 

​Más allá de crear un espacio atractivo a la vista de los visitantes, un buen arquitecto y diseñador de interiores debe tomar muy en cuenta el uso que se le dará al espacio.  Es evidente que la arquitecta tuvo en cuenta que este espacio sería un espacio altamente transcurrido y transitado debido a que es un edificio comercial, su ubicación es en una zona de alto trafico peatonal y todo quien ingrese al edificio debe pasar primero por el lobby.  Tomando estos factores en cuenta, Angelica usó bronze para el mostrador, pisos de travertina y paneles de pared con perfiles en bronze y yeso veneciano– todos materiales sumamente duraderos, resistentes y fáciles de mantener.

 

​Pero, la estética de la obra no se vio comprometida. Angelica tuvo la extraordinaria visión artística de elegir los materiales antes mencionados, los cuales a parte de ofrecer durabilidad, ofrecen una estética luminosa y refinada. Los tonos dorados y semi-industriales le dan un toque de nostalgia haciéndole homenaje a la era industrial de Nueva York.