La Nación
Una defensa por la ciudad 1 4 diciembre, 2022
EDITORIAL

Una defensa por la ciudad

Tal como se informó en estas páginas, se abrió paso en el Tribunal Administrativo del Huila la multimillonaria demanda contra la Alcaldía de Neiva colocada por la firma Diselecsa, la anterior concesionaria del servicio de alumbrado público en la ciudad.

La empresa costeña reclama una indemnización por 72.066 millones de pesos por la liquidación unilateral del contrato, suscrito irregularmente el 31 de diciembre del año de 1997, horas antes de terminar el mandato del alcalde de la época.

La demanda contractual, presentada el 23 de febrero pasado por los representantes legales de la Unión Temporal Diselecsa Luis Miguel Merlano Hoyos y Ana María Ahumada Domínguez, hijos de los socios fundadores Remberto Merlano Rueda y Adolfo Ahumada, fue admitida finalmente luego de corregir algunas inconsistencias que presentaba.

¿Qué reclama Diselecsa? La empresa costeña reclama por vía judicial una supuesta compensación, pese a las cuantiosas deudas que nunca le canceló a la Alcaldía por los cobros irregulares no justificados que realizó durante los 20 años de la cuestionada concesión.

En otras palabras, Diselecsa no solo reclama la liquidación judicial del contrato de concesión, sino que ahora exige una multimillonaria indemnización que corresponde al valor adeudado por la Unión Temporal a la Alcaldía de Neiva y que ahora la empresa pretende convertir como juramento estimatorio, es decir, el monto de la indemnización o compensación.

Los neivanos saben bien de sobra lo ‘tortuosa’ en que se convirtió la prestación del servicio de alumbrado público en la ciudad en manos de Diselecsa. No es posible que ahora, esa firma foránea busque quedarse con una multimillonaria compensación.

Es urgente que la Alcaldía de Neiva arme un gran equipo de defensa jurídica para salvaguardar a la ciudad de esta demanda, que en caso de ser fallada a favor de Diselecsa, pondría en riesgo el futuro de las finanzas públicas municipales.