La Nación
Una oportunidad para que Juan Esteban sonría más 1 4 diciembre, 2022
INVESTIGACIÓN

Una oportunidad para que Juan Esteban sonría más

Una institución privada especialista en medicina bioenergética conoció el caso en Neiva de Juan Esteban, el menor que padece síndrome de West cuya madre desesperada optó por encadenarse en Medimás para que esta EPS les entregara los medicamentos que requiere, y quiso donarle uno de los tratamientos que realiza, con el objetivo de mejorarle su calidad de vida y la de su familia.

Los Parra Trujillo, una familia huilense, tienen que vivir una realidad diferente, con vicisitudes, alegrías, desafíos y enseñanzas que han experimentado viviendo con Juan Esteban, quien nació hace 14 años con síndrome de West, una enfermedad devastadora catalogada dentro de un grupo que se denomina encefalopatías epilépticas catastróficas de difícil manejo.

Su caso, como el de muchos menores que no tienen otra opción que ser tratados por el sistema de salud público, salió a relucir el pasado 12 de septiembre en los medios de comunicación regionales y nacionales, cuando la madre Tury Karina Trujillo, desesperada ante la demora de Medimás para que le entregara completos sus medicamentos, decidió encadenarse en la sede administrativa de esta EPS en la capital huilense para exigirlos.

Tras la denuncia, en cuestión de horas Medimás gestionó la entrega y la Superintendencia Nacional de Salud se encargó de ejercer la inspección y vigilancia en el cumplimiento de los derechos en salud de este pequeño usuario.

Hoy por hoy, según Tury Trujillo, la atención de la EPS Medimás a Juan Esteban mejoró y solo está pendiente le autorice una nueva silla de ruedas que recientemente la especialista fisiatra ordenó, pues la que tiene actualmente ya le queda pequeña y no se mantiene cómodo. La nueva silla debe de ser aprobada en una junta directiva de la EPS en los próximos días. La familia contó con suerte, está más tranquila y esperan que la anterior situación no vuelva a repetirse.

La rutina diaria

Además de padecer los frecuentes episodios epilépticos, Juan Esteban fue diagnosticado con una parálisis cerebral, presenta sialorrea, es decir, salivación excesiva, no controla esfínteres, no camina, y ha pasado por varios cuadros respiratorios agudos por secreciones. Su modo de vida no es fácil de sobrellevar, tampoco para su madre, quien encabeza el cuidado y atención del menor.

Sin embargo Tury Karina Trujillo, de 35 años, es una madre luchadora e incansable. Rol que comparte con el de esposa y estudiante universitaria próxima a graduarse. Tiene dos hijos más, una niña de 7 años y un joven de 17, y un pequeño nieto. Su último empleo estable fue en el Hospital Universitario de Neiva, y le tocó dejarlo el pasado mes de enero debido a que se quedó sin empleada que le colaborara con Juan Esteban.

Regularmente, el adolescente se despierta a la hora que lo hace su mamá para arreglar y llevar a su hija menor al colegio, a las 5:30 a.m. Así que, lo sientan en su silla y le dan el primer alimento del día, Ensure, que traga por medio de una gastrectomía, una sonda que le llega hasta el estómago. Así lo hace desde los dos años de edad. Sobre las 7:00 de la mañana, la auxiliar domiciliaria llega a la casa, y mientras Tury realiza otros oficios del hogar, ésta baña, limpia los dientes y le realiza masajes a Juan Esteban. Él come cada tres horas, le utilizan pañal, y las terapeutas lo visitan diariamente.

“A Juanito se le lee un cuento, se le pone musiquita, le gusta la televisión, y si el clima lo permite se saca al aire libre. Él interactúa con mi nieto de 1 año, tienen una forma especial de comunicarse”, comenta Tury.

Los medicamentos para Juan Esteban son muy costosos, uno de ellos cuesta más de dos millones de pesos cada caja y consume en el mes tres cajas, son 9 latas de Ensure que cada una cuesta 90 mil pesos, son más de 180 pañales mensuales, más otros medicamentos de alto valor que no puede comprar su familia, y por eso depende de la EPS.

Tury asegura que si tiene la posibilidad de trabajar lo hará, para brindarle ayuda económica a su familia. “No es que pase dificultades, pero de todas maneras hay privaciones”, dice.

Del caos nació una luz

A Holomedical Center, un centro médico cuya sede principal está ubicada en Bogotá, especialista en medicina alternativa que utiliza la Biorresonancia, una terapia basada en la biofísica y en la teoría cuántica, le llamó la atención el caso particular de Juan Esteban y decidió brindarle una enorme ayuda, la cual describe la doctora Ana María Alvis Mosquera.

“Nosotros quisimos donar el tratamiento a Juan Esteban durante 1 año, con todos los gastos pagos, para brindarle una mejor calidad de vida, porque hemos tenido pacientes con patologías similares a la de él con muy buenos resultados, y debido a las limitaciones que tiene por la EPS pues nosotros tenemos una parte de labor social que la estamos haciendo también con otras fundaciones donde hemos donado otros tratamientos, pero en general nuestros pacientes son particulares”.

El equipo de biorresonancia que emplea esta institución privada constituida hace un año en el país, es traído de Alemania y cuenta con un protocolo único para ver y tratar a los pacientes con un tratamiento totalmente diferente e innovador que mejora la función cerebral.

“Por medio de una muestra biológica del paciente, que es un mechón de cabello, el equipo analiza todo el ADN y cómo está funcionando cada órgano como el cerebro, pero además cada célula de ese órgano. Ningún otro equipo médico realiza esta función, de llegar a la parte coyuntural, a la base o causa primaria de cualquier enfermedad. Después de hacer el diagnóstico integral de qué está funcionando mal, el equipo a través de ondas electromagnéticas fabrica el tratamiento para potenciar la autorregulación de las funciones celulares que están alteradas energéticamente, elabora un medicamento adecuado al paciente para que esas células empiecen a mejorar su función, y empezamos a notar cambios increíbles, el cerebro empieza a mejorar la parte cognitiva en los niños, la hiperactividad comienza a bajar, hay mejoras en las conducciones, etc.,” explica la especialista.

Es así como Holomedical Center trata actualmente a 230 pacientes niños y adultos con secuelas de parálisis cerebral como Juan Esteban, con autismo, cáncer, insuficiencias renales, diabetes mellitus, hipertensión arterial, obesidad, enfermedades degenerativas, trastornos circulatorios, entre otras.

La mayoría de los pacientes empiezan a ver los cambios asombrosos de su estado al poco tiempo de iniciado el tratamiento, que generalmente dura 1 año. “Con el tratamiento de Juan Esteban, se espera, primero, ayudarle en el manejo de las convulsiones, ya que cada una de ellas le significa un daño cerebral y un retroceso paulatino de esta parte del cuerpo. Segundo, como tiene un problema respiratorio ya que por el hecho de permanecer inmovilizado maneja muchas secreciones, buscan entonces mejorar esto y que baje los episodios de neumonías y bronquitis, y mejorar también el sistema inmunológico y de defensas. Tercero, en lo posible mejorar la parte cognitiva y de  comunicación. Cuarto, mejorar la parte de nutrición, ya que es un paciente bastante desnutrido en este momento. Ya con esto se le mejora la calidad de vida y el de todo su núcleo familiar porque baja los niveles de estrés”.

Juan Esteban, tendría que continuar viajando cada dos meses en Bogotá para los controles del tratamiento, sin embargo, la doctora Ana María explica la existencia de una opción de monitorearlo a distancia por medio con una tarjeta grabada, que va a estar escaneando cada dos horas al paciente por medio de una propiedad de física cuántica llamada entrelazamiento cuántico. “Si hay impedimento para viajar, nos comunicamos con Juan Esteban vía online y con la información de su ADN que ya tengo en el computador, puedo hacer el escáner, las modificaciones que se requieran y fabricar en Bogotá los medicamentos los cuales se le envían a Neiva. Esto ha funcionado muy bien con otros pacientes”.

Este tratamiento que donó la institución médica a Juan Esteban, tiene un costo de introducción en Neiva de alrededor de los 2 millones 500 mil pesos en el año, con todo incluido, diagnostico con biorresonador, controles cada dos meses y medicamentos. El nuevo consultorio habilitado en la capital huilense queda en la Avenida La Toma No 13-39 donde atiende citas Informativas sin costo, cuyo objetivo principal es que los pacientes conozcan las instalaciones y el cuerpo médico de Holomedical Center, y brindar una orientación personalizada sobre los tratamientos y su aplicación para el caso medico consultado.

Tratamiento en casos complejos

La doctora especialista en medicina alternativa, asegura que manejan casos completamente complejos que han ayudado a mejorar. “Tenemos un paciente que lleva dos meses con nosotros, el niño convulsionaba 100 veces en el día, y ahora lleva 20 días sin convulsionar y con unas mejorías neurológicas, sostiene su cabeza, es un bebé normal. Otro paciente en Melgar al que también se le donó el tratamiento ya que no tiene los recursos económicos, es un niño con piel de mariposa, su colágeno está alterado, casi no se podía sentar, no podía comer, estaba desnutrido. Está con nosotros hace tres meses y actualmente está montando triciclo, está mucho mejor. Es decir, son casos que la ciencia y la medicina tradicional actual no tiene la posibilidad de ofrecer un tratamiento claro y nosotros sí podemos ofrecerles a estos niños con enfermedades huérfanas, raras y de difícil manejo, una mejoría en su calidad de vida, y todo eso lo tenemos gravado como prueba testimonial”.

Y enfatiza en lo siguiente, “no llegamos a la curación porque ya la enfermedad está, pero sí hay una evolución favorable y en cuestión de días hay un cambio brutal en la calidad de vida de los pacientes. Un ejemplo es una niña diagnosticada con un tumor cerebral y tras llevar un año de tratamiento con nosotros en este momento no tiene ninguna masa y ya no tiene cáncer. Obviamente nosotros seguimos las recomendaciones de sus especialistas tratantes, de entrada aquí no reemplazamos ningún medicamento, que eso quede claro, nosotros damos un tratamiento adicional, integral, si el paciente está tomando medicamentos, está en quimios, en radios, puede continuarlos, nosotros no retiramos nada de eso, aunque se puede hacer a futuro si vemos una gran mejoría”.

Alvis Mosquera agrega que el análisis por Biorresonancia es además una muy eficaz técnica de prevención, ya que puede llegar a diagnosticar las alteraciones antes de que aparezcan los síntomas orgánicos visibles.

Esta terapia mantiene también un vínculo muy estrecho con los principios de otras técnicas como la homeopatía, la acupuntura, la oxigenoterapia, en donde también se estimula la energía propia del cuerpo para su sanación, y que ofrece Holomedical Center.

La institución, tiene la idea de seguir apoyando con el tratamiento integral a pacientes que realmente lo necesiten y que no tenga los recursos.

 Los primeros cambios

A completar 15 días del inicio del tratamiento con la medicina bioenergética, la madre de Juan Esteban ha notado en este corto tiempo cambios favorables en él. “La sialorrea de Juanito ha mermado. Él tiene un tubito en la tráquea y todo el tiempo estaba eliminando secreciones, esa parte ha mejorado también, igualmente la respiración, ya el niño no está tosiendo tanto, estoy contenta con lo visto hasta ahora, estoy superjuiciosa con los medicamentos y confiado en el Señor que los avances van a continuar”.