La Nación
Una tarea pendiente 1 11 agosto, 2022
EDITORIAL

Una tarea pendiente

Deben generar una profunda inquietud y acciones inmediatas por parte de las autoridades las recientes cifras de violencia en el país contra mujeres lesbianas, hombres gay, personas bisexuales, transgénero y no binarias, entregadas hace poco por la Defensoría del Pueblo.

Según el organismo, hubo 47 crímenes de integrantes de esta población durante el 2021 y hasta el mes de junio de este año, habían sido asesinadas otras 33 personas, es decir, en promedio, cada semana se está asesinando a una persona con orientación sexual e identidad de género diversas.

Las personas asesinadas en los últimos 18 meses han sido 48 mujeres transgénero, algunas víctimas de feminicidio, otras en circunstancias de crueldad y sevicia, que son características de la violencia por prejuicio; también 27 hombres gay (11 de estos casos se presentaron este año en Antioquia) y además cuatro mujeres lesbianas y un hombre bisexual. Sobre estos 80 casos, la Defensoría del Pueblo ha dicho contar con información de contexto referida a identidad de género, orientación sexual, nombre identitario, nombre jurídico, edad de las víctimas, fecha de ocurrencia, elementos de análisis de la conducta y fuente de la información.

Las principales violencias a esta población durante el año 2021 fueron: violencia psicológica con 146 reportes, 20 casos por violencia económica, 78 casos por violencia física y 30 casos por violencia sexual. Se registraron 59 casos por violencia institucional, 34 casos registrados de discriminación en espacio público; 28 casos por violencia policial y 18 casos en centros carcelarios y penitenciarios.

El diagnóstico es claro: la existencia de prejuicios y patrones culturales de género, siguen siendo los principales argumentos que legitiman la discriminación y la violencia en razón a la orientación sexual, identidad y expresión de género. Por eso, es necesario materializar en cada uno de los rincones del territorio colombiano el derecho a la igualdad y no discriminación. Esta es una tarea pendiente que tiene el país.