La Nación
USCO rechaza violencia durante la protesta 1 22 junio, 2021
ALDETALLE ACTUALIDAD

USCO rechaza violencia durante la protesta

Tras los disturbios registrados en inmediaciones de la Universidad Surcolombiana y en el interior de la misma, las directivas de la casa de estudios entregaron un balance de los hechos y rechazaron “categóricamente toda forma de violencia dentro y fuera de ella”.

 

Temadeldía@lanación.com.co

Más de 90 personas lesionadas, dos cámaras de videovigilancia dañadas y tres dependencias afectadas, son el saldo que dejaron los disturbios registrados el miércoles en inmediaciones de la Universidad Surcolombiana, los cuales afectaron las instalaciones de la casa de estudios.

Según un comunicado emitido ayer por diversas organizaciones defensoras de derechos humanos, entre estas Obsurdh, “94 personas resultaron lesionadas en la confrontación entre manifestantes y Esmad; además se estima que 50 personas resultaron afectadas por inhalación de gases lacrimógenos, y se registraron más de 40 lesiones traumáticas por impacto directo e indirecto”.

Mediante esta misiva, igualmente denunciaron presunta vulneración a la autonomía universitaria por parte de la Fuerza Pública, por su ingreso a las instalaciones de la Usco.

Por su parte, Eduardo Pastrana, rector (e) de la Universidad Surcolombiana, entregó un reporte de las afectaciones en esta casa de estudios tras las más extensas confrontaciones registradas en este sector, en el marco del paro nacional.

Asimismo, se manifestó en contra de estas acciones, pues vulneran los derechos humanos y afectan los bienes de la institución generando nuevos gastos en mantenimiento.

Daños materiales

“El reporte de los daños en la sede central es: un vidrio de la puerta principal del edificio de Artes con un roto de aprox. 25 cm de diámetro. Asimismo, daños en un vidrio del primer piso de Bienestar y, un vidrio de la oficina de Control Disciplinario en el segundo piso, este último por un disparo de gas ya que en su interior está el tarro del mismo”, informó el directivo.

Igualmente dio a conocer que “los vidrios de la garita están totalmente rotos y se registró la pérdida del aparato telefónico, entre otros elementos, de un vigilante que estaba en descanso. La vigilancia privada evitó el robo de una moto (de propiedad de un estudiante) a la que le alcanzaron a abrir el swicth, pero sí se robaron el casco”, complementó.

Los directivos de la casa de estudios rechazaron el ingreso de la Fuerza Pública a las instalaciones de la misma. “En ningún momento la administración de la Universidad ha autorizado el ingreso de la Fuerza Pública, hecho que será puesto en conocimiento de la Procuraduría para la investigación respectiva”, señalaron mediante un comunicado.

Al mismo tiempo manifestaron que “la Universidad Surcolombiana respalda el diálogo y la concertación, pero rechaza categóricamente toda forma de violencia dentro y fuera de ella”.

De otro lado informaron, que por aumento de casos de COVID-19 en su sede central, la Usco cierra sus puertas hasta el 15 de junio.

Balance de Policía

Por su parte, el coronel Diego Vásquez, comandante de la Policía Metropolitana de Neiva también entregó un balance de los disturbios acaecidos el miércoles en el norte de la ciudad.

“Los desórdenes y hechos violentos por parte de manifestantes y vándalos en su gran mayoría, se extendieron hasta altas horas de la noche, es así como desde tempranas horas de la tarde sujetos encapuchados vandalizaron dos cámaras del sistema de videovigilancia de la ciudad”, indicó al término de un Consejo de Seguridad en la Alcaldía, en el cual se evaluaron los hechos.

Señaló que “seguidamente, los encapuchados se trasladaron hasta inmediaciones del CAI Cándido ubicado en el barrio Santa Inés, donde intentaron por cuarta vez consecutiva incinerar las instalaciones policiales. Personal del Esmad se tuvo que trasladar hasta el punto donde evitó que estas personas intentaran vandalizar las instalaciones del CAI”.

El coronel además dio a conocer que un policía resultó herido en los fuertes enfrentamientos. “Por varias horas permanecieron a las afueras de la Universidad repeliendo el ataque con piedras, objetos contundentes y demás elementos con los cuales atacaban a las unidades del Esmad. Un policía adscrito al Escuadrón Antidisturbios resultó lesionado en su cara, quien hasta hoy permanecía en chequeos y exámenes médicos, pues se le afectó parte del pómulo y también la visión”.

Finalmente, Vázquez aseveró que “el personal del Esmad salió por disposición del Puesto de Mando Unificado, y por su puesto atendiendo los llamados de la comunidad”.