La Nación
“Venimos a enderezar el rumbo de Comfamiliar” 1 2 diciembre, 2022
Entrevista

“Venimos a enderezar el rumbo de Comfamiliar”

El nuevo director de la Caja de Compensación Familiar del Huila, Juan Carlos Carvajal, hace una ‘radiografía’ de la entidad, a casi cuatro meses de su intervención. Anuncia las primeras medidas para resolver el futuro de los trabajadores de la EPS y la IPS. También revela que la Caja planea retomar la operación del colegio Los Lagos.

Jesús Antonio Rojas Serrano

editorgeneral@lanacion.com.co

El abogado santandereano, Juan Carlos Carvajal, es quien ahora está al frente de la Caja de Compensación Familiar del Huila, intervenida a finales de julio pasado por parte de la Superintendencia del Subsidio Familiar.

En esta entrevista con LA NACIÓN, Carvajal Rodríguez presenta un panorama de la entidad y anuncia las primeras medidas para resolver el futuro de 140 trabajadores que quedaron en el aire tras el cierre de la EPS y la IPS de Comfamiliar.

También revela que la Caja planea retomar la operación del colegio Los Lagos, en manos de la fundación social “Amigos del padre Gabriel García Herreros” desde el 2018.

¿Quién es Juan Carlos Carvajal?

Yo nací en Bucaramanga, pero gran parte de mi vida viví en el municipio de Girón, Santander. En el área metropolitana de Bucaramanga y en Bogotá he desarrollado mi ejercicio profesional. Tengo 35 años de edad y dos hijos, María Paula de 14 años y Juan José de 6. Soy abogado, especialista en Contratación Estatal y en Derecho Minero y Energético, y acabé de culminar una maestría en Gerencia para el Desarrollo.

¿Cómo un foráneo llega a la dirección de Comfamiliar del Huila?

Me enteré que la Superintendencia del Subsidio Familiar había realizado una modificación de la forma en cómo se postulaban las personas para aspirar a cargos de dirección administrativa de Cajas de Compensación intervenidas o a cargo de agentes de intervención. Una vez revisados los requisitos que estipulaba esta directriz de la Superintendencia, postulé mi hoja de vida y fui convocado, previo a la revisión que hicieron. Efectué un curso y al final de una terna que presentó una de las delegadas de la Superintendencia al Superintendente, él tuvo a bien darme este voto de confianza para asumir este reto en Neiva.

¿Con qué se encontró a su llegada a la capital del Huila?

El 3 de noviembre pasado, fui designado, y funciones como tal, las asumí al día siguiente. Jesús Antonio, el panorama principal con el que nos hemos encontrado es el tema crítico que hay con el proceso de liquidación que se está surtiendo del programa de salud, del que también fui designado por mandato legal como agente liquidador, cumpliendo funciones a la par de director administrativo de la Caja de Compensación. Advierto que una cosa es la liquidación de la EPS de Comfamiliar y otra cosa es la intervención de la Caja de Compensación Familiar. El primer reporte que recibí sobre los pasivos del programa de salud es que sumaban los $440 mil millones. Se han presentado acreencias por el orden de los $720 mil millones. Vamos a conformar un equipo auditor para verificar esas acreencias y que obedezcan a la realidad.

¿Y qué pasó con los trabajadores de la EPS?

Encontramos además una problemática laboral y social: 71 trabajadores que hacían parte del programa de salud y que tras la orden de la liquidación forzosa, están en una situación difícil. A ellos se les había iniciado un proceso de levantamiento del fuero sindical semanas antes de que el suscrito fuera designado como director de Comfamiliar, pero nosotros hemos llegado con otra dinámica; creemos que la forma no es golpear a los trabajadores, sino realizar un proceso concertado para minimizar ese impacto negativo que ha traído esa liquidación. En ese orden de ideas, tomamos la decisión de presentar ante los distintos despachos judiciales el retiro de esos procesos de levantamiento. Con ellos, ya me reuní y les di la noticia con el propósito de generar confianza. Les he planteado una serie de alternativas, una de ellas es que ellos puedan ser reubicados en algunas vacantes que tiene la Caja de Compensación Familiar y otros puestos que debemos abrir en proyectos que tenemos en mente. La otra alternativa es que se suscriba un plan de retiro voluntario, que contemple una indemnización para el trabajador y una bonificación. En la medida en que no podamos llegar a un acuerdo, nos veríamos forzados a continuar con los procesos de levantamiento del fuero sindical y producir los despidos. Desafortunadamente, la EPS ya está en liquidación y la Caja no puede seguir asumiendo el costo de su nómina. Si hacemos la reubicación, sería diferente.

Además de su EPS, Comfamiliar también tenía su IPS, ¿Qué pasó ahí?

Jesús Antonio, con la IPS hay un problema similar al de la EPS porque son 69 trabajadores que hacían parte de la IPS de Comfamiliar. Aunque hoy están cumpliendo con algunas actividades como la organización de archivos e historias clínicas, estos trabajadores, obviamente, se van a quedar sin funciones, ya que la IPS dependía del 100% de los servicios que le prestaba a la EPS. Y la EPS al ser liquidada, la IPS se quedó sin a quien prestarle servicios para operar y funcionar. Tratamos de hacer gestiones ante unas EPS, pero el tema ha sido complicado para mantener la operación de la IPS. Hemos tenido charlas con Cafam, que tiene una IPS y van a entrar en Neiva, para que enganche laboralmente a estos trabajadores. De momento, no sabemos si todos. No sería mediante una sustitución patronal. Eso podría ayudarnos a solucionar esta problemática, ya que la nómina de la IPS cuesta $260 millones mensuales y hoy no tenemos esos recursos. Si bien es cierto ese programa de la IPS tenía unos buenos excedentes, ya vamos con un saldo negativo porque desde agosto que se intervino la EPS, la IPS se quedó sin ingresos. Cafam quiere también que nosotros le entreguemos en arriendo las sedes en donde veníamos operando.

“Venimos a enderezar el rumbo de Comfamiliar” 7 2 diciembre, 2022
El director de Comfamiliar del Huila, Juan Carlos Carvajal, en la entrevista con el editor general de LA NACIÓN, Jesús Antonio Rojas Serrano.

Tras la intervención, ¿en qué estado están los planes de vivienda proyectados por Comfamiliar?

Acá hay un proyecto que se ha venido desarrollando hace varios años y es el de Bosques de San Luis. El 25 de octubre, se le adjudicó a Comfamiliar del Huila la gerencia del proyecto en su fase final. Estamos pendientes que suscribamos ese contrato de gerencia y avanzar rápidamente en la selección del contratista y ejecución de las obras. En este proyecto, que contempla la construcción de 740 unidades de vivienda, ponen recursos la Alcaldía de Neiva, la Gobernación del Huila y la misma Caja. Así mismo, tenemos un proyecto denominado La Felicidad, que ya cuenta con sus diseños; di la orden que se actualizaran los presupuestos ante la variación de los precios de los materiales de obra. Este proyecto, en su etapa I, tiene prevista la construcción de 432 unidades de vivienda, 320 de ellas apartamentos tipo VIP y 112 casas de dos pisos tipo VIS. Me he estado desplazando por distintos municipios del Huila. Estuve en Garzón, en donde la Alcaldía tiene dos lotes, con gran potencial; de manera verbal, llegamos a un eventual acuerdo con el alcalde para proyectos de vivienda. También estuvimos en La Plata, en donde le solicitamos al alcalde que pusiera a disposición de la Caja lotes aptos para estructurar proyectos de vivienda. Queremos llegar a más municipios. Estuvimos, igualmente, en Pitalito. He hablado con el Alcalde de Gigante.

Pero, ¿hay dinero para estos planes de vivienda?

La Caja de Compensación Familiar del Huila cuenta con $44 mil millones en recursos de subsidios de vivienda sin aplicar, lo que quiere decir que ya hay recursos asegurados para vivienda, pero desafortunadamente no hay proyectos para aplicarlos. Por eso, nuestro afán de iniciar las acciones pertinentes para poner en marcha proyectos de vivienda de interés social y de interés prioritario no sólo en Neiva sino en los demás municipios del departamento. Creemos que Comfamiliar no debe centrar su eje de operaciones solamente en Neiva sino que debe llegar a los distintos municipios del Huila con su oferta institucional. En esos recorridos que he hecho, he podido escuchar de la propia gente su disgusto porque a nivel de servicios de recreación, la Caja no tiene ninguna oferta en estos municipios. Para poner un ejemplo, Pitalito, la segunda ciudad del Huila. Vamos a trabajar articuladamente con las autoridades municipales y departamentales en ese propósito. Ya tuve la oportunidad de reunirme con el gobernador Luis Enrique Dussán. Le hablé, entre otras cosas, de lo importante que sería desarrollar un plan de fomento para el desarrollo turístico del Huila. Mucha gente visita el desierto de La Tatacoa y allí no hay una infraestructura hotelera ni recreativa. La idea es poder desarrollar un proyecto que además tenga un componente de ciencia, cultura e innovación.

Un tema más: desde el 2018, el servicio educativo en el colegio Comfamiliar Los Lagos está en manos de la fundación social “Amigos del padre Gabriel García Herreros”, ¿habrá cambios?

La idea que tenemos en principio es retomar la operación del colegio Los Lagos. No es que tengamos algún cuestionamiento contra esta fundación, sino que creemos que dada la coyuntura que tiene la Caja de Compensación Familiar y la necesidad de reducir los gastos de operación, debemos tomar acciones.

Con usted al frente, ¿qué buscará el proceso de intervención de la Caja de Compensación Familiar del Huila?

Buscamos subsanar las dificultades financieras que se venían presentando. La Caja de Compensación Familiar es un patrimonio de los huilenses; es una entidad que le ha prestado grandes servicios a este departamento; es un patrimonio no sólo de los trabajadores sino de los empleadores del Huila. Yo veo que aquí hay un potencial inmenso; hay muchas cosas que se pueden desarrollar. La Caja percibe recursos interesantes, los cuales si se invierten de la manera adecuada y si somos muy prudentes y efectivos en la optimización al momento de ejecutarlos, vamos a poder llevar a la Caja por un buen rumbo. Ese es nuestro propósito y nuestra meta: sacar adelante la Caja, volver a que la Caja sea próspera y sea eficiente en sus procesos. Queremos, por ejemplo, que se reactive la agencia de viajes y turismo; a mí me parece absurdo que esa unidad de negocio no exista en la Caja de Compensación; nosotros tenemos el servicio de crédito social y podemos tener la oportunidad de que nuestros afiliados accedan al crédito y lo puedan utilizar en financiar sus vacaciones. Indiscutiblemente, vendrán cambios en los equipos de la Caja de Compensación Familiar. Estamos escuchando a los distintos jefes de áreas. Jesús Antonio, nosotros no venimos a perseguir a nadie; las personas se defienden solas con sus resultados; queremos medir a los trabajadores con indicadores. Nuestro propósito, lo reitero: es enderezar el rumbo de la Caja, y al final, devolverle la Caja a los huilenses. Yo no tengo ningún interés político en el Huila; no tengo amigos.

Si las cosas le salen como las planea, ¿Comfamiliar estaría regresando a manos de los huilenses en 2023?

El término que se ha previsto para realizar el proceso de liquidación de la EPS de Comfamiliar es de dos años. Ese término puede ser prorrogado. Yo, sin embargo, en una reunión que sostuve con la empresa –contratada antes de que yo llegara—encargada de la asesoría en todo el proceso de liquidación, les pedí celeridad, obviamente, haciendo un trabajo muy juicioso y calificado; la meta que nos hemos propuesto para culminar el proceso de la liquidación de la EPS es el año 2023. Sería irresponsable de mi parte hoy, a dos semanas de haber llegado, darle una fecha concreta de cuándo terminaríamos ese proceso de liquidación y de sacar adelante el plan de mejoramiento de la Caja de Compensación como tal. Dentro del plan de mejoramiento, hay unas metas establecidas que sólo se van a poder culminar hasta el 2024. Dependiendo del ejercicio que ya estamos realizando y de las decisiones que adoptemos, esos plazos, eventualmente, pueden llegar a reducirse. Nosotros estamos acá es de paso; venimos a aportar nuestro granito de arena. Parte de que se hubiese escogido una persona ajena a la región, que si bien es cierto puede causar molestia en algunos sectores de la dirigencia del Huila, es precisamente eso, que fuera ajena a distintos intereses propios de la región. Mi único interés es sacar adelante la Caja de Compensación.