La Nación
¡Vuelve la esperanza en la frontera! 1 28 noviembre, 2022
INVESTIGACIÓN

¡Vuelve la esperanza en la frontera!

La normalización de relaciones entre Colombia y Venezuela se concretará mañana con la reapertura de las fronteras. Más que la normalización diplomática, el reto está en la reconstrucción de las relaciones binacionales. Así se prepara la reapertura. Análisis.

 

RICARDO AREIZA

unidadinvestigativa@lanacion.com.co

Después de cuatro años del cierre fronterizo y casi siete años de deterioro de las relaciones bilaterales,  la frontera colombo-venezolana se reabrirá este lunes con enormes expectativas para los dos países.

La reanudación de las relaciones bilaterales se produce tras el rotundo fracaso de la estrategia de aislamiento internacional conocida como “cerco diplomático”, promovida por Duque y auspiciada por el ex presidente Andrés Pastrana.

La ruptura se produjo el 23 de febrero de 2019 cuando Iván Duque reconoció a Juan Guaidó como presidente interino, lo que precipitó el más estruendoso descalabro de su política diplomática.

Esta ruptura de relaciones será recordada como la más larga y la grave la historia reciente. No solo por las pérdidas económicas registradas por el comercio de los dos países, sino también por la intensificación de la migración y el incremento del orden público.

Con el restablecimiento de las relaciones comerciales entre ambos países, se espera reimpulsar un intercambio económico que en 2008 alcanzó 7.200 millones de dólares. En 2021 el intercambio comercial cerró en 394 millones de dólares y en julio de 2022, alcanzó los 383 millones de dólares.

 

Logística

El acto de reapertura de la frontera comenzará a las 10:00 a.m. de este lunes. A esa hora se iniciará el paso de los vehículos de carga por los puentes internacionales Simón Bolívar (Villa del Rosario) y Francisco de Paula Santander (Cúcuta).

La logística está lista. El plan para facilitar las exportaciones e importaciones (certificados de origen, y fitosanitarios e inspección de carga, entre otros) ya está debidamente coordinado y dispuesto para reiniciar el comercio exterior por los dos pasos fronterizos anunciaron funcionarios de los dos gobiernos.

Los Ministerios de Comercio, Industria y Turismo, de Transporte y de Relaciones Exteriores, la Dian, Migración Colombia, ICA, Invima y el Invías, con sus pares del vecino país ultiman todos los detalles.

Las alcaldías de Cúcuta y de Villa del Rosario y la Gobernación de Norte de Santander, adelantan la revisión de la infraestructura de los puentes, la disposición de la logística por parte de las autoridades de control y la ubicación del transporte y de los camiones que pasarán por la frontera.

 

Cielos abiertos

A partir de este lunes se reabrirán las fronteras terrestres entre Colombia y Venezuela y se reanudarán también los vuelos internacionales que conecten Bogotá y Caracas, y Bogotá y Valencia.

El ministro del Interior de Colombia, Alfonso Prada, confirmó que con la reapertura formal de la frontera entre los dos países, empezará una “gran integración en materia de carga, de transporte, de flujo y naturalmente están los seres humanos, los venezolanos que han llegado a territorio colombiano”.

“Con estas operaciones comienza un nuevo día con la apertura de la frontera, con la dinamización de nuestras relaciones en las frontera”, afirmó Prada.

El embajador de Colombia en Venezuela, Armando Benedetti confirmó que habrá vuelos directos de aerolíneas como Avianca, Latam, Ultra y Wingo. En Venezuela ya tiene aprobación la aerolínea Avior y está en revisión Laser Airlines.

El Ministerio de Transportes Guillermo Reyes confirmó que dos aerolíneas iniciarán las conexiones entre Bogotá y Caracas. La aerolínea estatal venezolana Conviasa hará el lunes el primer vuelo charter que unirá Caracas y Bogotá.

La aerolínea colombiana Wingo anunció que hará su primer vuelo conectando los aeropuertos internacionales ElDorado, en Bogotá, con el de Maiquetía Simón Bolívar, el próximo 3 de octubre. Será el primero que une las dos capitales desde 2020, cuando los vuelos directos fueron suspendidos debido a la pandemia.

Según el ministerio de Transporte, ambas empresas tendrán de dos a cuatro frecuencias semanales, pero se espera que “más aerolíneas vuelen esta ruta, una vez se terminen de definir los protocolos para que se autoricen sus operaciones”, dice el ministerio de Transporte de Colombia.

Se espera que en el futuro las aerolíneas conecten Colombia con ciudades venezolanas como Valencia, Isla Margarita, Táchira y Maracaibo.

Avianca espera autorización para reanudar los vuelos en la ruta Bogotá – Caracas – Bogotá.

 

¡Vuelve la esperanza en la frontera! 7 28 noviembre, 2022
Más que relaciones diplomáticas.

Paso vehiculares

Está previstos que dos de los tres puentes internacionales que unen a los dos países estarán disponibles para reactivar el comercio binacional: el Puente Internacional Simón Bolívar y Puente Internacional Francisco de Paula Santander.

“El puente Francisco de Paula Santander, no va a empezar a operar inmediatamente, se abrirá en un proceso de tres meses para que el puente pueda ser examinado y pueda ponerse en funcionamiento”, explicó el ministro Reyes.

En dos meses se habilitará el tercer punto de cruce: el Puente de ‘Tienditas’, especial para ordenar el flujo de cargas de camiones. Más adelante se pondrá en marcha el sistema de transporte público e intercambio y cruce de vehículos particulares entre las ciudades fronterizas.

El paso peatonal se abrirá por los puentes Simón Bolívar y al puente Santander en Urueña durante el día y que por la noche, entre las 19:00 y las 6:00, este paso esté habilitado para el transporte de carga.

A partir de este lunes, se marcará otro hito en las interferidas relaciones entre los dos países.

 

Apertura integral

“La apertura de la frontera no solo debe quedarse en el aspecto comercial y económico, sino que tiene que ir mucho más allá: tiene que ser integral, desde el punto de vista de relaciones sociales, políticas, educativas, culturales y de seguridad”, expresó Enrique Pertuz, presidente del comité ejecutivo del Consejo Departamental de Paz de Norte de Santander.

El encuentro sostenido entre el general Padrino y el ministro de Defensa de Colombia Iván Velásquez es el comienzo de otro acuerdo para restablecer nuestras relaciones militares para controlar la problemática fronteriza por la inseguridad, la presencia de bandas dedicadas al narcotráfico, la extorsión y el contrabando. Además, para restablecer la cooperación de las dos policías en la lucha contra el crimen organizado y la cooperación en materia judicial.

Reconstrucción

 

Sin embargo, la analista huilense Socorro Ramírez, experta en este tema, aseguró que más que la normalización se requiere la reconstrucción de las relaciones binacionales.

“Me parece que no se puede reducir la estrategia simplemente a las relaciones diplomáticas entre los gobiernos centrales, que es importante, pero no suficiente. Pienso que el nuevo gobierno tendría que comenzar por garantizar, coordinado con su par venezolano, que los pasos fronterizos formales estén abiertos y su regulación sea acordada entre los dos países”, expresó Socorro Ramírez, doctora en Ciencias Políticas.

La clave en su opinión, está en la reapertura integral, más allá de las relaciones diplomáticas.

“El nuevo gobierno tiene que partir de las dinámicas para la reapertura de los pasos fronterizos generadas por las cámaras de comercio y los gremios económicos, que han propuesto una hoja de ruta para revivir buena parte de esa positiva reintegración económica”, apuntó.

“Ese es un punto al que el nuevo gobierno tiene que hacerle frente pronto, y ojalá con estas organizaciones empresariales y comerciales que han preparado ya el camino”, anotó.

“Hay que fortalecer todos los nexos positivos para que todos estos procesos sean profundos y pronto existan perspectivas conjuntas. Creo que las autoridades locales, alcaldes y gobernadores de municipios y regiones fronterizas deben estar en comunicación”.

“Los gremios económicos y las cámaras de comercio deben coordinar sus actividades, y la sociedad civil y las universidades, multiplicar nexos para fortalecer la comunicación y el seguimiento de la situación”, concluyó la académica.