La Nación
“Ya estamos trabajando contra el hacinamiento carcelario” 1 24 octubre, 2020
Entrevista

“Ya estamos trabajando contra el hacinamiento carcelario”

El nuevo ministro de Justicia, Wilson Ruiz, habla en exclusiva con LA NACIÓN sobre sus nuevos retos. Promete 3.400 nuevos cupos para mitigar la crisis carcelaria en el país. Anuncia también que apoyará la transformación digital de la Rama Judicial.

 

Jesús Antonio Rojas Serrano

editorgeneral@lanacion.com.co

 

El abogado vallecaucano Wilson Ruiz se acaba de constituir en el tercer ministro de Justicia que tiene el gobierno del presidente Iván Duque. Entró a reemplazar a Margarita Cabello, quien asumirá próximamente como nueva procuradora general.

Ruiz Orejuela tiene una amplia experiencia profesional en Derecho Público, específicamente en el área de lo contencioso administrativo. Es Doctor en Derecho summa cum laude de la Universidad Alfonso X el Sabio, de Madrid, España, con posgrado en Derecho Administrativo de la Universidad de Salamanca.

Fue Presidente del Consejo Superior de la Judicatura, en 2015, y de la Sala Disciplinaria de este órgano de la justicia en 2013. También fue Magistrado de la Sala Disciplinaria de esta institución de justicia entre 2012 y 2015, y en años previos, conjuez. Además, fue procurador delegado ante el Consejo de Estado.

A lo largo de su carrera profesional también se ha desempeñado en el área de Derecho Administrativo en distintas entidades, entre ellas las Cámaras de Comercio de Bogotá, Cali y Barranquilla. Así mismo, tiene una amplia trayectoria como docente e investigador en distintas universidades del país, entre ellas las del Rosario, Javeriana, Sergio Arboleda, Libre y La Sabana, así como de la Universidad Alfonso X el Sabio, en España, y la Universidad Federal Fluminense, en Brasil.

El ministro Ruiz Orejuela reconoce que uno de sus desafíos es sacar adelante la anhelada reforma a la Justicia. Dice que también será su prioridad el fortalecimiento de los sistemas de conciliación y resolución alternativa de conflictos.

Sobre la crisis carcelaria que enfrenta el país, promete 3.400 nuevos cupos para personas privadas de la libertad.

Aquí está el diálogo exclusivo de LA NACIÓN con el nuevo Ministro de Justicia.

 

¿Qué significa para usted asumir el Ministerio de Justicia?

Es un gran compromiso que asumo con toda responsabilidad. Se que la justicia es un tema muy sensible para los colombianos y los asuntos que están a mi cargo son de vital importancia para el Estado de derecho.

 

¿Cuáles son sus retos como Ministro?

Tengo grandes desafíos como contribuir al fortalecimiento de la política criminal, apoyar la transformación digital de la Rama Judicial, promover acciones para seguir reduciendo los índices de hacinamiento y mejorar las condiciones en los centros de reclusión. La lucha anti-drogas también es prioridad en mi agenda y por supuesto trabajar en los cambios a la administración de Justicia que reclaman los ciudadanos desde hace años.

 

El presidente de la República Iván Duque le ha encomendado facilitar el acceso al servicio de Justicia para todos los colombianos, ¿Sí es posible?

Esa es una tarea que estamos asumiendo desde varios frentes. La digitalización de la Justicia es clave, brindar condiciones para que las personas de los lugares más apartados puedan acceder a mecanismos de solución de conflictos, promover mejoras para que el servicio garantice cada vez más las condiciones de igualdad a todos los usuarios. Debo reconocer que la Rama Judicial está trabajando en varios proyectos para mejorar el acceso a la Justicia.

 

También le ha encomendado  el jefe de Estado el fortalecimiento de los sistemas de conciliación y resolución alternativa de conflictos, ¿Cómo lo hará?

La importancia de los mecanismos alternativos de solución de conflictos como la conciliación es que permiten resolver los conflictos evitando que lleguen a la administración de Justicia y eso implica menos costos para las partes y para el Estado, descongestionar los despachos judiciales y los ciudadanos tendrán una respuesta mucho más oportuna a su controversia. El Ministerio ya radicó el proyecto de ley del “Estatuto de Conciliación”, que busca mayor efectividad y acceso a este mecanismo para todos los ciudadanos.

 

Señor Ministro, muchos vienen reclamando la reforma a la Justicia, ¿Ve fácil ese camino? ¿Cree que pueda darse de manera eficaz y veloz como lo ha dicho el presidente Duque?

Es una de las principales tareas de este Ministerio y un anhelo del Gobierno Nacional que se logre tramitar una reforma a la Justicia que responda a las inquietudes de los ciudadanos. Buscamos que el proyecto de reforma que se presente sea el más adecuado y conveniente para el país.

 

A juicio suyo, ¿Qué fallas deben corregirse inmediatamente?

Más que fallas hay varios temas que requieren cambios para actualizar la Justicia, hacerla más eficiente y mejorar el acceso en condiciones de igualdad. Se requieren reformas legales y constitucionales y en eso estamos trabajando, aspectos como la transformación digital de la Rama Judicial, medidas para la descongestión de los despachos judiciales y hacer algunas regulaciones en el gobierno de la Rama Judicial y los procesos de elección de las altas magistraturas.

 

¿Cómo se soluciona la congestión judicial?

Con varias iniciativas en las que está trabajando el Ministerio, la principal es la implementación de herramientas digitales, pero además fomentar el uso de los mecanismos alternativos de solución de conflictos y buscar reducir procedimientos para que los procesos sean más ágiles.

 

Dicen algunos que se debe despolitizar la elección de magistrados, ¿Qué opina?

Considero que cuando se elige un magistrado para hacer parte de las altas Cortes la intención de quienes tienen esa responsabilidad es buscar a profesionales que puedan dar desarrollo a la jurisprudencia de mejor manera. Habría que revisar detenidamente el mejor mecanismo para el logro de ese propósito porque puede existir el riesgo que en la búsqueda de cambios al sistema de elección de magistrados la solución no resulte ser la más adecuada.

 

Dentro de esa reforma a la Justicia, ¿Está de acuerdo en que la acción de tutela sufra algún tipo de ajuste?

La tutela es una herramienta fundamental para la defensa de los derechos de los ciudadanos y fue un gran acierto de la Constitución de 1991, el problema es que está siendo utilizada de manera desbordada en asuntos que no proceden y es una de las causas de la congestión judicial. Cuando un Juez recibe una acción de tutela debe darle prioridad porque tiene 10 días para resolverla y se van quedando relegados los procesos ordinarios. Si tenemos en cuenta que un despacho judicial recibe diariamente tres y cuatro acciones de tutela, calcule el compromiso que tiene ese Juez. Soy un defensor de la tutela y creo que no se debe limitar su alcance, pero esa situación se debe analizar.

 

Señor Ministro, le pregunto ahora por la JEP, ¿Cree en la JEP?

Creo en las instituciones y la JEP es una entidad de rango constitucional.

 

¿Considera que la JEP tiene para mostrar avances?

Es una expectativa de todos los colombianos. Esperamos que cuando la JEP se pronuncie en sus sentencias, las decisiones respondan al clamor general, enmarcadas en el Estado de derecho.

 

¿Qué significa para el país que los antiguos miembros del secretariado de las Farc estén reconociendo crímenes que socavaron la sociedad colombiana como el de Álvaro Gómez Hurtado?

Deja mucho que pensar que asuman una responsabilidad frente al magnicidio del doctor Álvaro Gómez 25 años después y más teniendo en cuenta que durante este tiempo la Fiscalía nunca logró recaudar evidencias que permitieran inferir una autoría por parte de las Farc. Habrá que esperar las pruebas que aporten para respaldar esas confesiones.

 

Señor Ministro, las cárceles siguen siendo hoy una ‘bomba de tiempo’, ¿Cómo piensa enfrentar el Gobierno la problemática del hacinamiento?

Estamos trabajando en varias vías. Ya están en marcha proyectos de mantenimiento y adecuación de nuevos cupos, tenemos iniciativas para la construcción de estructuras rígidas y modulares que permitan ampliar los cupos para personas privadas de la libertad en los municipios. En coordinación con los Jueces de ejecución de penas y medidas de seguridad, queremos establecer quiénes de las personas que están con medidas intramurales cumplen los requisitos para el otorgamiento de beneficios que se puedan aplicar para imponer medidas alternativas de reclusión, además tenemos la tarea de buscar soluciones para habilitar centros de detención transitoria con el objetivo de enfrentar el hacinamiento en URIS y Estaciones de Policía.

 

¿Sigue en pie el proyecto de construir cárceles móviles?

Las intervenciones en infraestructura de centros carcelarios y penitenciarios se están desarrollando en dos modalidades: por un lado la infraestructura rígida y por otro lado, la infraestructura modular. En estructuras modulares se contempla la construcción de 2.040 cupos y en estructuras rígidas está en desarrollo un proyecto para construcción de 1.360 cupos

 

Una pregunta más, ¿Qué opinión ha tenido sobre la prisión perpetua para violadores y asesinos de niños en Colombia?

El Ministerio viene trabajando con el Consejo Superior de Política Criminal para reglamentar el acto legislativo que suprimió la prohibición de la pena de prisión perpetua y estableció la prisión perpetua revisable. Seguiremos haciendo aportes para lograr el mejor proyecto, esperando también que la Corte se pronuncie en su función de hacer control constitucional al acto legislativo.

 

Señor Ministro, ¿Qué significa para Usted el Huila? ¿Cuándo viene?

Tengo los mejores recuerdos del departamento del Huila, una tierra pujante con gente muy cordial, paisajes exuberantes y pintorescos. Espero regresar pronto y en mi función de Ministro poder aportar para fortalecer la Justicia en la región y promover el desarrollo de programas que mejoren la situación en los centros de reclusión.

 

es_COEspañol de Colombia
es_COEspañol de Colombia