La Nación
JUDICIAL

20 años de cárcel por ‘falsos positivos’

20 años de cárcel por 'falsos positivos' 1 13 agosto, 2020

20 años de cárcel por 'falsos positivos' 2 13 agosto, 2020
Estas son algunas de las víctimas de los falsos positivos.
En el fallo de segunda instancia, la Sala Penal del Tribunal Superior de Montería determinó que el mayor en retiro, Julio César Parga Rivas, cuando fungía como comandante del Ejército de Córdoba, coordinó  48 ejecuciones extrajudiciales. En la investigación se estableció que ordenó el pago de 87 millones de pesos para la adquisición de armamento, que luego fue ubicado al lado del cuerpo de los civiles asesinados, presentados como guerrilleros muertos en combates.

Durante el proceso judicial el exmilitar aceptó los cargos por los delitos de homicidio agravado y concierto para delinquir, por lo que recibió una rebaja en su condena. Al final solicitó ser trasladado a la prisión militar de Tolemaida para purgar allí su condena. La petición fue aceptada por la juez Rosana Mattar, encargada de proferir su sentencia. El fallo también incluye que el procesado deberá pagar una multa, similar a los recursos que destinó ilegalmente para armas.

Una investigación del a revista Semana revela  que en los primeros nueve meses del año 2007 el Gaula del Ejército, en Córdoba, bajo el mando del mayor Julio César Parga Rivas, cometió 48 ‘falsos positivos’.  Este grupo militar era uno de los que mejores resultados entregaba en el país, lo que le valió ser uno de los oficiales más destacados. Varias veces a la semana, en diferentes operaciones que se realizaban en contra de supuestos extorsionistas y secuestradores, dejaban entre dos y tres personas muertas durante los combates. 

En el proceso judicial se determinó que bajo el mando de Parga Rivas existía una maquinaria criminal que con engaños se aprovechaba de jóvenes y luego los asesinaban a sangre fría, casi que cazándolos cuando trataban de salvar sus vidas.

Investigaciones de la Fiscalía demostraron que los supuestos delincuentes jamás habían disparado armas y que la trayectoria de los impactos en sus cuerpos no concordaba con las declaraciones.

El juzgado penal del circuito especializado adjunto de Montería condenó a Julio César Parga Rivas a la pena de 60 años de prisión, pero ante su allanamiento a las conductas imputadas recibió una rebaja de la mitad de la pena. 

OTRAS SITUACIONES

Julio César Parga Rivas también fue extraditado a Estados Unidos pero dos años después, es decir octubre del 2010, regresó al país deportado. Su llamado ante la justicia de Estados Unidos se dio por supuestos vínculos con exparamilitares que enviaban droga desde Colombia. Dicha información no se comprobó y regresó al país, donde tenía pendiente estas cuentas con la justicia.