La Nación
2021, otro año de violencia 1 1 octubre, 2022
EDITORIAL

2021, otro año de violencia

El 2021 tampoco fue un buen año para Colombia, un país que no logra salir de la violencia que se extiende por todo el territorio bajo la ineficaz gestión del Gobierno actual que durante más de tres años no ha logrado disminuir significativamente los índices de desplazamientos, homicidios y masacres, flagelos que cada día siguen impactando con mayor severidad a los más vulnerables.

El asesinato de líderes sociales, es decir, dirigentes campesinos, comunitarios, indígenas y sindicalistas se ha convertido en una constante. Las cifras de este año son alarmantes, en Colombia, entre el primero de enero y el 24 de diciembre fueron asesinados 168 líderes y lideresas en 108 municipios de 25 departamentos. Además, 48 de las víctimas eran firmantes del Acuerdo de Paz entre el Gobierno Nacional y las extintas Farc-Ep; así lo reveló el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz, Indepaz.

Las masacres tampoco dan tregua en el país según alertó ese instituto. Entre el primero de enero y el 24 de diciembre del año en curso se presentaron 92 matanzas, las cuales dejaron 326 víctimas en 70 municipios de 20 departamentos.

A este crudo panorama de asesinatos de líderes sociales y masacres se suma otra problemática social. La Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes) alertó ayer que ese flagelo en Colombia aumentó en un 169% durante 2021 en comparación del 2020, al tiempo que reveló, entre enero y noviembre del presente año un total de 82.846 colombianos fueron sacados de sus territorios.

Esta preocupante radiografía de violencia con la que cierra el 2021 Colombia no dista mucho del panorama con el que culminó el 2020.  Ante esa situación, es urgente que las autoridades refuercen los mecanismos de protección, especialmente de los líderes sociales para evitar más asesinatos.

Es claro el llamado de Camilo González Posso, presidente de Indepaz. Esta radiografía presentada por el Instituto “es una alerta para el Gobierno, el Estado, para las comunidades y todos los sectores sobre la necesidad de tomar nuevas medidas, sobre todo hacia el 2022 que es un año electoral”.