La Nación
30 años de Pablo Escobar 1 24 febrero, 2024

30 años de Pablo Escobar

El pasado 2 de diciembre se cumplieron 30 años de la muerte de Pablo Escobar, un personaje reconocido en el mundo por sucesos que marcaron la historia de nuestro país. Hablar de Escobar es buscar la génesis de la cultura mafiosa que permeo todas las esferas de la sociedad y el Estado; una herencia de tristeza en muchos hogares, el regocijo del dinero fácil y una etapa del recrudecimiento del conflicto armado interno.

os hechos del “Patrón” son conocidos por las series emitidas por las principales plataformas digitales y la televisión, fueron desde la censura a la prensa hasta el asesinato de quienes intentaban colocar en tela de juicio sus decisiones. Reportajes como el de la BBC en 2013 estiman que fueron más de 4.000 asesinatos directos, luego de colocar precio por la cabeza de policías, funcionarios, dinamitar edificios, estallar carros y un avión, entre otros. Son la nefasta realidad por la que será recordado y no por sus donaciones, barrios construidos y gestos de aparente humildad.

El narcotrafico ha alimentado el conflicto armado, las principales disputas han sido siempre por el control territorial de las rutas; unos caminos que empezó a trazar Pablo desde sus inicios con el beneplácito de sectores políticos, sociales y económicos que vieron en estas actividades una oportunidad para fortalecer sus finanzas, en los tiempos de la apertura económica de los años 90. Un periodo de transiciones que convirtió a guerrillas ideológicas en carteles de la droga, modas foráneas en estilos de vida y el surgimiento de una clase dirigente en función de evitar la extradición, pero incapaz de leer el daño que estaban cometiendo.

Su asesinato fue el reconocimiento del declive moral del Estado, ya que tuvo que aliarse con grupos narcotraficantes denominados como los “PEPES” para derrotar el andamiaje creado por Escobar; algo así como aprovechar los antivalores del narcotrafico como medio para asesinar a quien trajo dicha decadencia. Además, esta alianza fortaleció el paramilitarismo en Colombia con el surgimiento de las AUC.

Finalmente, después de 30 años sigue vigente la cultura del todo vale como idiosincrasia, con la justificación de que es “avispado” saca ventaja sobre el otro; en el endiosamiento de quien tiene dinero, aunque actúe mal; del Estado complaciente con sectores económicos de dudosa reputación en muchas partes del país y en un sistema criminal que nunca se fue, solo dejó de llamarse Pablo.