La Nación
COLUMNISTAS OPINIÓN

Una oportunidad para demostrar nuestro liderazgo

Una oportunidad para demostrar nuestro liderazgo 1 30 marzo, 2020

Enrique Sandino Vargas

 

Rebobinemos.  El 16 de enero del 2020, hace más de dos meses, la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud lanzaron la alerta epidemiológica de lo que denominaron “nuevo coronavirus (nCoV)”. En ese mismo comunicado informaban que el 31 de diciembre de 2019 China había reportado “27 casos de síndrome respiratorio agudo de etiología desconocida”. Finalizaron el comunicado haciendo recomendaciones, por ejemplo, para viajeros internacionales.

El 20 de enero se confirmó el primer caso en los Estados Unidos, y el 22 de enero en Colombia, exactamente dos meses, ya se hablaba de un posible contagio de coronavirus lo cual fue rápidamente descartado por MinSalud. En ese momento se consideró que para Colombia el riesgo de contraer el virus era bajo. Mientras tanto, China reportaba 17 personas muertas.

El 19 de febrero se volvió a especular de la llegada del virus al país y el 24 de febrero el riesgo en Colombia se elevó a moderado.

El 26 de febrero el virus llego a Brasil y el 28 de febrero se confirmaba en México.

El 29 de febrero MinSalud decía que estábamos preparados. Desafortunadamente, tres días antes el virus ya había burlando los cuestionados controles de El Dorado, y el contagio fue confirmado el 5 de marzo. En marzo 11 la OMS declaró la pandemia.

El 12 de marzo el presidente Duque declaro la emergencia sanitaria y el viernes 20, el país después de sobrepasar los 150 contagios decide implementar la cuarentena total.

Al 22 de marzo la Antárctica era el único continente que no ha sido afectado, y según el reporte 62 de la Organización Mundial de la Salud mundialmente había 292,142 casos confirmados y 12,784 muertes. En Colombia se habían registrado 235 casos.

¿Qué, si se acataron o no las recomendaciones de la alerta epidemiológica del 16 de enero, o tal vez fue que se implementaron un poco después, o tal vez se pasó febrero y la mitad de marzo y cuando nuestros líderes se decidieron a hacerlo, o … sencillamente se les hizo tarde? Bueno, eso ya es historia. En cualquier caso, no debe ser fácil cerrar a un país que tiene tantos intereses de por medio y en el cual, para empeorar, algunas personas, no todas, confunden un simulacro de cuarentena con un puente festivo.

Por un momento aplacemos señalamientos y discusiones acerca de aciertos/desaciertos, y de la enorme responsabilidad de quienes deciden. A partir del martes 24 de marzo a las 23:59 el responsable del liderazgo es usted.  Es decir, que usted es el responsable de la seguridad de su núcleo familiar y de su hogar; de usted dependen seres queridos, propios y ajenos. Ármese de seriedad y responsabilidad como un verdadero líder, tanto para cumplir la cuarentena como para hacerla cumplir.

Singapur ha sido destacado en la lucha contra el virus y una de sus claves ha sido que sus habitantes han obedecido los lineamientos dados durante esta crisis.

Después de las cero horas del 13 de abril, de la efectividad de su liderazgo, dependerá que tan cerca o lejos nos quede la reconstrucción y el futuro. Recuerde que los que deciden seguirán haciéndolo e inevitablemente vendrán sorpresas, pero en lo que a nosotros se refiere hagamos individualmente nuestra parte, e intentemos sacar esto adelante.  Contacto: enrique.sandino-vargas@ju.se

Comenta!