La Nación
INVESTIGACIÓN

Coreano explotaba oro ilegal y evadía impuestos

Coreano explotaba oro ilegal y evadía impuestos 1 14 agosto, 2020

El comerciante coreano Jim Hoan Ju, investigado por minería ilegal, responde ahora en un proceso por evasión fiscal. El plan de restauración por los daños ambientales ordenado por la CAM, nunca se cumplió.

 

RICARDO AREIZA

unidadinvestigativa@lanación.com.co

La empresa Koreanas Ltda, sancionada por la extracción ilegal de oro, tendrá que responder ahora por irregularidades en el manejo de su contabilidad y por el no pago del impuesto de renta.

La empresa dirigida por el coreano Jim Hoan Ju se había convertido en un emporio con 300 trabajadores dedicados a la extracción  ilícita de oro, a gran escala, utilizando maquinaria pesada, entre otras 13 retroexcavadoras, dos dragas y motobombas.

Además, usando sustancias peligrosas como cadmio, cromo y mercurio, según los exámenes de laboratorio realizados en su momento por el Ideam.

Las explotaciones ilegales se extendían a otros municipios como Campoalegre, Palermo, Neiva y Yaguará, causando graves estragos ambientales.

La empresa coreana fue sancionada en junio de 2012, un año después del más grande operativo realizado por las autoridades contra la minería ilegal en el país.

La CAM le impuso una millonaria multa, pero además, la obligó a ejecutar un riguroso plan de restauración en las zonas afectadas por la extracción mecanizada, que hasta el momento no se ha cumplido.

La última sanción fue impuesta por la Dian, dentro de las acciones conjuntas que se realizaron en el país para enfrentar la minería ilegal.

No obstante, el empresario asiático, decidió demandar a la Dian, reclamando el levantamiento de las medidas cautelares, la terminación del proceso de cobro coactivo y el pago de una indemnización por los daños morales y materiales, ocasionados por el proceso sancionatorio.

Coreano explotaba oro ilegal y evadía impuestos 2 14 agosto, 2020
La empresa usaba 13 retroexcavadoras, dos dragas y motobombas en la extracción ilegal de oro.

Evasión fiscal

La Dian, mediante aviso publicado el 28 de octubre de 2011 le solicitó a Koreanas Ltda el pago del impuesto de renta del año 2010 por un valor de $138,50 millones de pesos, más los respectivos intereses.

El 12 de diciembre de 2011 Dian decretó como medida previa el embargo de dineros de la entidad demandada por un monto de $293.438.000, dentro del expediente No. 2011 02301.

El 21 de febrero de 2012 se decretó el embargo del establecimiento comercial de Koreanas.

Ante el no pago, la Dian decretó el embargo del inmueble rural ‘El Tigre’ ubicado en la vereda El Lote, en jurisdicción del Municipio de Iquira.

El mandamiento de pago fue librado el 10 de abril de 2014, por la suma de 144, 02 millones de pesos más los intereses moratorios

El ciudadano asiático demandó a la administración de impuestos por indebida notificación.

Adicionalmente reclamó la terminación del proceso de jurisdicción coactiva,  levantamiento de las medidas cautelares y el pago de los perjuicios morales y materiales originados en el cobro coactivo.

La sanción, según la Dian, fue impuesta por el no pago del impuesto de renta, pero además, por irregularidades en la contabilidad.

La empresa no llevaba los libros de contabilidad en forma que permitieran verificar o determinar los factores necesarios para establecer las bases de liquidación de los impuestos o retenciones.

 

No prosperó

La demanda sin embargo, no prosperó. El 22 de febrero de 2018 el juez Séptimo Administrativo de Neiva, Tito Alejandro Rubiano, denegó las pretensiones.

El 9 de marzo de 2018 pidió la revocatoria de la medida. Sin embargo, naufragó. El Tribunal Administrativo del Huila, acaba de confirmar la decisión, descartando la nulidad por indebida notificación del mandamiento el pago.

“No se observa que la entidad haya efectuado una errónea notificación de la resolución sanción y del mandamiento de pago librado en contra de Koreanas Ltda, además de no observar irregularidad alguna en su expedición”, concluyó la magistrada Beatriz Teresa Galvis.

Coreano explotaba oro ilegal y evadía impuestos 3 14 agosto, 2020
Las explotaciones ilegales se extendían a Campoalegre, Palermo, Neiva y Yaguará.

Primer golpe

Las acciones contra la minería ilegal comenzaron en el Huila en esa época. Fue el primer golpe que se propinó en el país.

La ‘Operación Gaitana I’, fue dirigida por la Policía en coordinación con otras entidades, incluida la Dian, autoridades ambientales y judiciales.

La campaña fue realizada el 22 y 23 de febrero de 2011 en la vereda Albadán, en el municipio de Rivera para desmantelar el principal emporio dedicado a la explotación ilegal de oro a gran escala en el norte del Huila.

El operativo fue realizado por una unidad especial de la Policía de Carabineros y Seguridad Rural  con la participación de funcionarios del Ministerio del Medio Ambiente, Ingeominas, Ideam, Dian y efectivos de la Policía Fiscal y Aduanera.

La explotación ilegal se había concentrado en el predio conocido como “Isla del Sol”, sin los permisos legales y a cielo abierto, causando graves impactos al medio ambiente. Por estas actividades se adelantaron otros 13 procesos sancionatorios.

Sustancias peligrosas

Durante la investigación se comprobó que la empresa Koreana utilizaba sustancias peligrosas en el proceso de extracción de oro, según los resultados de laboratorio realizados por expertos del Ideam.

El examen de las muestras tomadas en el río Magdalena demostró la existencia de sustancias peligrosas como cadmio, mercurio, níquel, cromo y plomo, que superaban los niveles permitido.

El hallazgo está contenido en el concepto técnico No. 308, expedido el 16 de septiembre de 2011 por la Dirección Territorial  Norte de la CAM donde se analizan los efectos de esas sustancias altamente tóxicas.

Además, la acción conjunta aportó informaciones que permitieron desarrollar otros operativos, para frenar la minería ilegal en las carcomidas riberas del río Magdalena.

 

Daños ambientales

Un año después del operativo la Corporación Autónoma del Alto Magdalena, sancionó al empresario coreano, por los daños ambientales ocasionados por la extracción de oro a gran escala.

La sanción aun sin cumplir, quedó consignada en la Resolución 0176 de 2012 firmada por Rodrigo González Carrera, director de la zona norte.

Según la CAM, quedó real y efectivamente demostrado que la empresa Koreanas y su propietario Jim Hoan Ju efectuaron las explotaciones auríferas en la mina “causando graves afectaciones al medio ambiente y a los recursos naturales, con consecuencias jurídicas irreparables, lo que los hace responsables de violación a normas legales”.

La autoridad ambiental declaró responsable de la actividad ilícita y de los daños ambientales a la empresa Koreanas Ltda y a su propietario Jim Hoan Ju.

Los cargos habían sido imputados el 29 de abril de 2011 en desarrollo del proceso sancionatorio derivado del gigantesco dispositivo adelantado por todas las autoridades, que permitió, la erradicación  de ésta práctica en el norte del Huila.

Las sanciones

La CAM le impuso al extranjero una multa de 859 millones de pesos como infractor ambiental. También ordenó el decomiso definitivo de los elementos utilizados para perpetrar el daño ambiental, entre ellos, 13 retroexcavadoras, dos dragas y una motobomba.

Adicionalmente ordenó el cierre definitivo de las actividades mineras en el predio Isla del Sol y los conminó a realizar un riguroso plan de restauración ambiental en la zona afectada. Nunca se cumplió.

 

Incumplida restauración

La empresa tenía un plazo máximo de tres meses para ejecutar el plan de restauración y mitigar los daños ambientales ocasionados. Ocho años después tampoco se cumplió.

El plan incluía acondicionamiento de la superficie del terreno, remodelado, relleno, recuperación del suelo y usos del suelo, medidas para prevenir la erosión, sedimentación, inestabilidad e inundaciones, medidas de protección del paisaje, estudio de impacto ambiental sobre los recursos naturales y medidas previstas para su protección.

El empresario debía acometer un proyecto de almacenamiento de  residuos mineros y sistemas previstos para mitigar el deterioro ambiental.

La autoridad ambiental ordenó un plan de revegetación con sistemas  de arranque, acopio y tratamiento previo de la tierra vegetal; creación de un nuevo suelo, extendido de la tierra vegetal en taludes y plataformas, así como acciones para prevenir la contaminación de aguas subterráneas, entre otras acciones que jamás se ejecutaron. Nada pasó.

 

Otras sanciones

El ciudadano oriental, ya había sido sancionado en otras cuatro oportunidades por similares infracciones. En el 2004 el empresario coreano fue sancionado por explotaciones ilegales en las veredas Cedro Damitas (en Íquira). Ese mismo año fue sancionado por similares hechos en las veredas El Molino, Palmito y otras en Tesalia. Otra sanción se le impuso en el 2004 por explotaciones ilegales en otras regiones de Tesalia. Finalmente en el 2010 fue sancionado por actividades similares realizadas en la vereda Río Frío en Rivera.

Tras el golpe, se derivaron otros operativos que permitió erradicar los primeros grandes focos de minería ilegal a gran escala.