La Nación
“Maté al policía por odio” 2 12 agosto, 2022
TEMA DEL DÍA

“Maté al policía por odio”

El sicario que reconoció el asesinato del intendente de la Policía, Andrés Mauricio Patio Torrente, narró los detalles de cómo planeó y ejecutó el crimen. “Ya me tenía muy asoleado, siempre me echaba a la Sijin, hizo que me encanaran por un problema que tuve”.

 

“Ya tenía la cabeza con odio hacia él…”, dijo sin titubear y sin un asomo de arrepentimiento el adolescente alias ‘Chichote’, al confesar que mató a tiros al intendente de la Policía Andrés Mauricio Patio Torrente, en Neiva.

La fría narración la hizo en el interrogatorio ante la Fiscalía, en compañía de su abogado defensor, quien lo acompañó junto a su progenitora a entregarse a las autoridades el 27 de agosto pasado.

El uniformado Patio Torrente fue asesinado hacia el mediodía del lunes 23 de agosto de 2021, en el sector de la carrera Quinta entre calles 21 y 22 en el barrio Sevilla en la capital huilense.

El intendente, llevaba 16 años en la Policía. Estuvo adscrito a la institución en Bolívar, a la Policía Metropolitana de Cartagena y desde hace siete años estaba en el Huila donde actualmente hacía parte del grupo de responsabilidad penal de investigación criminal de infancia y adolescencia. En su hoja de vida le figuraban 9 condecoraciones y 63 felicitaciones.

 

“Tenía todo craneado”

El joven, de 16 años de edad y quien sostuvo que trabajaba como mototaxista, contó detalladamente cómo “Maté al policía por odio” 8 12 agosto, 2022 planeó solo el asesinato y lo ejecutó en compañía de alias ‘Sandy’, quien manejó la motocicleta desde la que le disparó al suboficial Patio Torrente.

“Yo ya tenía todo craneado…”, dijo el homicida, al señalar que el día del asesinato se paró a las 7 de la mañana esperando solo la hora para ejecutar el plan que había diseñado detalladamente.

Sostuvo que decidió atentar contra la vida del uniformado por los constantes señalamientos que hacía en su contra. “Me tenía asoleado; cada nada me hacía quitar la moto Best; me hacía dar duro de los policías del CAI Leesburg; me hacía requisar cada vez que iban policías a la casa de él; siempre que pasaba algo en el barrio, él siempre me echaba la culpa a mí; me hizo quitar la moto como tres veces; ya me tenía aburrido…”.

 

Seguimiento minucioso

Aseguró que llamó a las 9:30 de la mañana a alias ‘Sandy’, desde una venta de minutos a teléfonos celulares distante a tres casas de donde vive, para confirmarle que ese día asesinaría al uniformado y le llevara los elementos para realizarlo. “Le dije, hoy es la tranza y él me contesta que bueno, que nos encontramos detrás de la escuelita que queda detrás de mi casa”.

A las 10:00 de la mañana los dos jóvenes se encuentran en el lugar indicado y desde donde saldrían a perpetrar el crimen de Patio Torrente. “Yo llegué a pie y ‘Sandy’ en la moto Pulsar 200 color rojo eclipse, ya él traía los uniformes de la empresa Movistar que yo le había pasado a él tres días antes, que yo le había comprado a un ‘carraman’ (habitante en condición de calle) y el revólver calibre 3.57 de cacha negra con seis cartuchos dentro del tambor y seis por fuera”.

Allí, detrás de la escuela, alias ‘Chichote’ y alias ‘Sandy’ se visten con los uniformes de la empresa de telefonía celular, rumbo a ejecutar el macabro plan. “Nos vestimos rapidito ahí mismo…”.

El confeso asesino señaló en el interrogatorio, al que accedió en exclusiva LA NACIÓN, que conocía la rutina de Patio Torrente, quien vivía cerca de su casa. “Yo ya tenía craneada la hora en la que Andrés Mauricio Patio Torrente salía de trabajar para ir a almorzar a la casa y sabía también donde esperarlo…”.

Aseguró que el seguimiento lo comenzó hacer un año atrás, cuando fue aprehendido y cobijado con medida de internamiento en la fundación FEI. “Empecé hacerle seguimiento en mi moto, una best 125 de color azul, ya sabía a qué horas salía de la casa de él, que queda a dos cuadras del fruver de la calle 25, a trabajar por ahí a las 7:30 y 8:00 de la mañana, sabía que él cogía para el trabajo, hasta dónde guardaba la moto en el parqueadero”.

Relató que una vez se vistieron con los uniformes de la empresa de celulares, salieron rumbo al sector de las oficinas del Ministerio de Transporte, para esperar que cruzara y seguirlo para matarlo. “Nos fuimos en la motocicleta de ‘Sandy’ hasta el montallantas de los ‘marihuaneros’, a las 11:00 de la mañana a esperarlo a que pasara, cuando eran como las 12:10 del mediodía lo vemos que pasa por toda la carrera Quinta…”.

Recordó que Patio Torrente siempre giraba a la derecha después del semáforo de la carrera Quinta con calle 21, pero ese día siguió de largo frente al supermercado Olímpica. “Yo veo que Andrés Mauricio Patio pasa de frente a la calle donde nosotros estábamos, lo reconozco por el casco blanco que siempre llevaba y entonces nos le pegamos en la moto hasta el semáforo de la carrera Quinta con calle 21, frena porque el semáforo está en rojo…”.

Con frialdad y sin asomo de nervios, los dos jóvenes se acercan a la víctima, para una última confirmación. “Nos le hacemos al lado, pero sobre el andén, él nos volteó a mirar, se ‘carramanea’ (se timbra), entonces yo no le demuestro nada, el semáforo cambia y Andrés Mauricio arranca despacio por toda la carrera Quinta y nosotros vamos como a 2 metros detrás de él”.

 

Lo remató

Alias ‘Chichote’ manifestó en el interrogatorio que cuando el uniformado iba frente a la aseguradora Sura, le disparó. “Lo alcanzamos y le hago el primer disparo en la nuca, ahí Andrés Mauricio Patio va cayendo suavemente y le pego el otro más o menos en las costillas, yo veo que se va cayendo suavemente, como arrodillándose detrás de un carro rojo que estaba parqueado…”.

Aseguró que le hizo un disparo más y falló, siguieron en la motocicleta hasta la esquina y es cuando le da la orden a alias ‘Sandy’ de devolverse en contravía. “Le digo a ‘Sandy’ que se devuelva y llegamos otra vez hasta donde estaba Andrés Mauricio Patio, yo decido devolverme para asegurarlo bien y me bajo de la moto y le pego otro disparo debajo del brazo…”.

Sostuvo que tras el asesinato del intendente, huyen en la motocicleta hasta una vivienda que un mes antes había arrendado en el barrio 20 de Julio y donde tenía su motocicleta guardada. “Entramos la moto Pulsar con ‘Sandy’, el revólver lo envolví en una sábana roja y lo dejé al pie de las dos motos, entonces salimos, yo cogí un mototaxi, me fui para la casa de mi hermana…”.

El joven, luego de estar escondido en la casa de su hermana y minutos después en la casa de sus padres, decidió irse hacia la medianoche para el municipio de El Espinal, Tolima, a bordo de su motocicleta.

Aseguró que el 24 de agosto pasado le contó lo sucedido a un abogado, quien le aconsejó que se entregara a las autoridades. “Decido venir a entregarme”.

 

Alias ‘Sandy’

Sostuvo ‘Chichote’ a las autoridades que conoció a alias ‘Sandy’, dos meses y medio antes, consumiendo alucinógenos. “Él se estaba trabando y yo le pedí unos plones de un bareto que se estaba fumando, cruzamos palabras, de ahí le dije donde permanecía yo, y que llegara a trabarnos relajados al muro que queda al pie de mi casa”.

Señaló que un mes después de estar compartiendo con él los estupefacientes, le comentó lo que tenía planeado. “Le dije que yo tenía un ‘evento’ (homicidio) en mente, que cuánto me cobraba por darme moto, si le tenía que pagar o que, y entonces ‘Sandy’ me dice que casualmente él también tiene un ‘evento’ pendiente y que favor con favor se pagaba”.

Alias ‘Chichote’ sostuvo en el interrogatorio que le comentó a su amigo que él tenía todo listo. “Le dije que tenía los materiales, el fierro, los uniformes y que ya lo tenía más seguido que nunca…”.

Aseguró que ya le había enseñado quién sería la víctima. “Yo ya se lo había mostrado cuando Andrés Mauricio Patio llegaba a la casa y nosotros estábamos en el muro trabándonos…”.

El joven homicida indicó que los uniformes de la empresa de telefonía los compró el 19 de agosto. “A eso de las 5:00 de la tarde el indigente a quien le había encargado los uniformes, me los llevó y le di 4.000 lucas por ellos, a las 6:30 llamé a ‘Sandy’, llegó al muro a eso de las 7:00 de la noche y le entrego los dos uniformes, el fierro que es mío con seis cartuchos en el tambor y seis por fuera y le digo que estuviera pendiente que en estos días lo vamos hacer y ‘Sandy’ se va”.

Alias ‘Chichote’ permanece internado en el reclusorio de menores administrado por la fundación FEI. Por su parte, alias ‘Sandy’ está siendo buscado por las autoridades.