La Nación
98.545 mujeres fueron víctimas de algún tipo de violencia este año en Colombia 1 29 noviembre, 2021
ACTUALIDAD

98.545 mujeres fueron víctimas de algún tipo de violencia este año en Colombia

Hoy se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y, en el país, el panorama es preocupante.

 

En 1999 la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la jornada de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer como Día Internacional. Cada 25 de noviembre las mujeres del mundo se reúnen en diferentes espacios, principalmente en las calles, para denunciar la violencia que cada año las asesina, desaparece y marca de por vida.

Un nuevo informe de ONU Mujeres, basado en datos de 13 países desde la pandemia, recoge que 2 de cada 3 mujeres padecieron alguna forma de violencia o conocían a alguna mujer que la sufría. Por desgracia, solo 1 de cada 10 dijo que recurriría a la policía en busca de ayuda.

En Colombia, el panorama parece desolador, los índices de violencia contra las mujeres están desatados. Cada hora 3,1 mujeres fueron víctimas de sus compañeros sentimentales.

Por otra parte, en el país se practicaron 18.054 exámenes médico-legales por presuntos delitos sexuales, de los cuales el 85,6% fueron realizados a mujeres, adolescentes y niñas (15.470). Es decir, que en 2020, cada 24 horas 51,5 niñas y adolescentes fueron víctimas de violencia sexual.

Según la entidad, durante enero y octubre de 2021, 98.545 mujeres fueron víctimas de algún tipo de violencia, de estas cifras, 797 corresponden a homicidios los cuales aumentaron en comparación con 2020, en total hubo 88 casos más que el año anterior.

Además, 97.354 mujeres fueron valoradas por lesiones o agresiones, 16.402 por violencia interpersonal, 15.644 por presunto delito sexual, 8.534 por violencia intrafamiliar 23.679 por violencia de pareja y se presentaron 394 casos de suicidios.

En promedio cada 24 horas, 51.5 niñas y adolescentes son víctimas de violencia sexual, el 78 por ciento de estos sucesos ocurridos en sus propios hogares.

Durante la pandemia, las cifras aumentaron exageradamente pues las víctimas tuvieron que permanecer en casa con sus agresores, sin embargo, pocas son las que se denuncian, muchas se quedan calladas,  también debido a la ineficiente respuesta del Estado. En Colombia, las violencias contra las mujeres se han posicionado como un problema de salud pública y una violación sistemática de los derechos humanos.

Solo en el Huila, en las últimas semanas se reportaron dos casos que horrorizaron a los opitas. La semana anterior en Neiva, una joven embarazada fue víctima de su pareja sentimental, quien la hirió en repetidas ocasiones con un cuchillo, fue remitida la Hospital donde no lograron salvarle la vida a su bebé de 7 meses de gestación.

“Mi hija era constantemente maltratada, ese hombre le daba muy mala vida, siempre la golpeaba, la insultaba, la agredía delante de cualquier persona y hasta delante de la familia la atacaba. Ella se cansó de esas agresiones, varias veces lo denunció, incluso yo también coloqué en conocimiento de las autoridades las agresiones, pero nunca pasó nada; ella había decidido dar por terminada la relación, estando en embarazo varias veces le pegó”, aseguró la madre de la joven,  Ana Rubiela Zúñiga.

Igualmente, en el municipio de Paicol, una mujer fue asesinada por su cónyuge mientras sostenían una discusión, recibió 10 puñaladas que le arrebataron la vida.

 

Datos básicos

  • A escala mundial, incluso antes de que comenzara la pandemia de COVID-19, una de cada tres mujeres sufría violencia física o sexual, en su mayoría, por parte de su pareja.
  • Desde que se desató la pandemia, los nuevos datos indican que en muchos países se han incrementado las llamadas a las líneas de atención de casos de violencia en el hogar.
  • El acoso sexual y otras formas de violencia contra las mujeres siguen acaeciendo en la vía pública, en los espacios públicos y en Internet.
  • Las sobrevivientes no disponen de la información necesaria y desconocen los medios a los que pueden acudir para recibir servicios de apoyo.
  • En algunos países, los esfuerzos y los recursos que se empleaban para dar respuesta a la violencia contra las mujeres se han destinado a brindar alivio inmediato a los efectos de la COVID-19.

*Con información de Infobae.com