La Nación
"El crédito hipotecario en el Banco Agrario es una realidad" 1 21 febrero, 2024

“El crédito hipotecario en el Banco Agrario es una realidad”

En diálogo con LA NACIÓN Francisco Mejía, presidente del Banco Agrario de Colombia, presentó a los huilenses los alcances de la primera línea de crédito hipotecario enfocada en la ruralidad, la cual acaba de ser lanzada por la entidad financiera. Hizo un balance de su gestión y aseguró que el Banco Agrario no se puede volver a politizar.

 

Como uno de los acontecimientos más importantes en la historia de la entidad, el Banco Agrario de Colombia anunció recientemente su incursión al crédito hipotecario enfocado en la ruralidad.

En diálogo con LA NACIÓN Francisco Mejía, presidente de la entidad financiera, presentó a los huilenses los alcances de esta iniciativa que proyecta terminar el año 2022 con una cartera de $60 mil millones en vivienda y seguir creciendo de manera acelerada.

¿Cuáles son los alcances de la línea de crédito hipotecario que está promoviendo el Banco Agrario?

Es una línea de crédito para adquisición de vivienda de interés social y no VIS. Prestamos con un plazo hasta de 30 años y financiamos hasta el 80% del inmueble con unas tasas de interés abajo del promedio. Ya entregamos un crédito acá en el Huila a una señora que trabaja en servicios de aseo, una persona de bajos ingresos, pero que con el subsidio del Gobierno y el crédito del Banco Agrario ya pudo adquirir su propio apartamento.

Esta es una iniciativa del presidente Iván Duque porque este es el gobierno de la equidad y nosotros actuamos en función de este eje, por esto los habitantes de la ruralidad tienen que tener las mismas oportunidades para acceder a un crédito ya sea de producción o de vivienda.

En este caso el Banco Agrario está en más de 450 municipios como única entidad financiera. Lo importante es poner a distribuir crédito hipotecario a la red bancaria más grande del país que está principalmente concentrada en la ruralidad, para que más colombianos sean dueños de su propia vivienda.

¿Desde cuándo está activa esta línea y quiénes pueden acceder a todos sus beneficios?

Esta iniciativa ya es una realidad, la lanzamos la semana anterior en Medellín inicialmente, pero desde enero venimos aprobando créditos y haciendo desembolsos.

Con las tasas y los plazos que se están dando una persona que esté en arrendamiento, que sea juiciosa y trabajadora, puede adquirir su vivienda. Lo primero es que tiene que tener la intención de comprar una vivienda en una cabecera municipal o en un corregimiento poblado, si es de interés social busca el subsidio por parte del Gobierno.

La primera beneficiaria fue una señora del Tolima, municipio de Cajamarca. Una mujer campesina que por primera vez pudo adquirir un apartamentico en el casco urbano del municipio. Estas son historias que lo llenan a uno de motivación, este es el camino para seguir profundizando a Colombia como un país de propietarios, sin necesidad de discursos de odio ni de arrebatarles la propiedad a otros.

¿Qué respaldo pide el Banco Agrario a las personas para adquirir un crédito hipotecario?

El respaldo es el apartamento o la casa que la persona adquiera, estamos financiando vivienda tanto nueva como usada. Diría que esto es diferenciador y novedoso por dos razones, primero porque ofrecemos crédito hipotecario en lugares de Colombia donde nadie llegaba, pero, además, otra cosa muy importante de la cual somos conscientes y es que en el campo colombiano la informalidad es muchísimo más alta que en la ciudad.

Por esto el campo necesita más empresas agropecuarias que generen empleo formal. Hay mucha informalidad, lo que nos impone un reto para el análisis de crédito, porque hacer banca hipotecaria en las ciudades es más fácil, usted pide un desprendible de pago, una declaración de renta y ahí tiene la capacidad de pago de la persona. En la ruralidad es más complicado, tenemos que buscar fuentes alternativas de información y hacer un trabajo de conocimiento del cliente.

¿Cuál es el balance de esta línea de crédito hipotecario a nivel nacional?

Llevamos aproximadamente $30 mil millones aprobados, empezamos recientemente y esto tiene un ciclo largo para el desembolso. De estos, aproximadamente $2 mil millones ya están desembolsados.

Esperamos terminar el año 2022 con una cartera de $60 mil millones en vivienda y seguir creciendo de manera acelerada.

Vamos a prestar mínimo $10 millones, el valor que sea de la vivienda por supuesto teniendo en cuenta la capacidad de pago de la persona. La financiación de la casa o apartamento es a 30 años con una tasa -hoy en día- más o menos del 9.7% anual y se financia el 80%. A esta iniciativa pueden acceder personas desde los 18 años, en adelante no hay límite de edad.

De otro lado, ¿cómo le ha ido a la línea de crédito que están entregando a jóvenes emprendedores?

Si en 2018 o 2019 un joven se acercaba al Banco Agrario a solicitar un crédito lo primero que le pedían era un codeudor, y si lo llevaba, luego le decían que no le podían dar el préstamo porque no tenía experiencia crediticia en otras entidades.

En 2020 empezamos a aumentar el apetito de riesgo del Banco Agrario para poder incluir a más colombianos en ese circuito de crédito de fomento, fue así como removimos las barreras de acceso al crédito para los jóvenes. En 2021 colocamos $300 mil millones en jóvenes del campo y ciudades, registrando un crecimiento del 88% vs el 2020.

El año pasado creamos la línea más novedosa que se ha diseñado en el sistema financiero colombiano porque lo que dijimos es, vamos a financiar a los jóvenes recién graduados de la universidad o una carrera técnica.

Si es para agroindustria el crédito puede ser de hasta $60 millones y si este joven está asociado con un compañero de la universidad, les prestamos hasta $80 millones. Si es producción primaria, por ejemplo, un joven que quiera comprar chulupa, le prestamos hasta $40 millones.

En general, ¿cómo está el acceso al crédito en el departamento del Huila?

En el Huila hemos colocado 1.5 billones de pesos en el gobierno del presidente Iván Duque, desde agosto de 2018 hasta marzo de 2022, lo cual es una cifra récord. Registramos crecimientos muy importantes, por ejemplo, en mediano productor, a pesar de que lo que nos tocó en el departamento fue muy difícil porque el problema de cartera era severo y se afectaron las colocaciones, además porque buena parte de estas eran fraudulentas.

Nosotros encontramos unos patrones de fraude y en 2019 llevamos las denuncias ante la Fiscalía. Por ejemplo, conseguían cédulas de indigentes y los presentaban como pequeños productores agropecuarios; un problema que tenía el Banco Agrario era que los pequeños productores tenían que recurrir a un externo que se llamaba planificador, quienes les estructuraban el crédito. Esos ‘intermediarios’ no trabajaban con nosotros, montaban lo que denominamos unas fábricas paralelas de crédito y les cobraban a los campesinos unas tarifas abusivas. Ya hay capturas en Huila y Tolima. Espero que las autoridades sigan profundizando en esas investigaciones.

A mediados de 2019 a través de una aplicación le solucionamos ese problema al productor porque ahora esto lo hacemos de manera gratuita y automática.  Claro que hay riesgo porque el sector agropecuario es riesgoso, por lo cual hemos lanzado el seguro agropecuario.

Además, vamos a lanzar el seguro paramétrico el cual va a marcar un hito en el manejo del riesgo agropecuario sobre todo para los pequeños productores; los parámetros están muy bien diseñados para que haya de verdad pago de las pólizas cuando se presentan fenómenos climáticos que lleven a pérdidas.

¿Al cierre del 2021 cómo le fue a su gestión y cuál es el balance de este primer trimestre?

Cuando llegamos al Banco Agrario éste tenía unos problemas serios de calidad de la cartera, de fraudes en el otorgamiento del crédito, de malas originaciones. En 2019 llevamos 22 denuncias penales a la Fiscalía, tristemente buena parte de estos problemas estaban en el Huila y Tolima. Lo primero que nos tocó hacer fue poner la casa en orden.

El mejor año de la historia del Banco Agrario fue el 2021, donde de utilidades netas dimos $779 mil millones, mientras en 2018 fueron de $245 mil millones, es decir que las triplicamos. Lo hicimos con una gerencia totalmente transparente, apenas llegamos empezamos una iniciativa de austeridad inteligente que denominamos ‘Ahorrando Ando’.

El índice de cartera vencida lo hemos bajado 150 puntos básicos lo cual es mucha plata, esto se ha logrado haciendo bien el trabajo, contratando las personas por meritocracia, aquí se acabaron los recomendados. Es que la politiquería le hizo mucho daño al Banco Agrario.

¿Cómo se imagina el Banco Agrario si Gustavo Petro llega a la Presidencia?

Hemos evidenciado que la manera de desarrollar la economía rural colombiana es con un matrimonio feliz entre la empresa agropecuaria, los grandes productores y los pequeños productores. Esta es la fórmula para seguir generando mejores condiciones de vida e ingresos.

Si alguien se atreve a afectar ese círculo virtuoso y creación de empresas, llamémoslo como lo queremos llamar, al final termina siendo lo mismo, expropiación… si se paraliza esta creación de riqueza a través de las empresas se condena a la sociedad a la miseria.

¿Cuáles son los retos del nuevo gerente del Banco Agrario si usted no continúa en su dirección?

Las cifras sustentan la transformación del Banco Agrario, en este gobierno hemos colocado 12.2 billones de pesos en crédito para mediano y pequeño productor, esto se logra con buena gerencia, es que las entidades del Estado solamente deben estar al servicio de su identidad misional.

El próximo gerente debe continuar con todo lo bueno que se viene haciendo, creo que hay una conciencia de que el Banco Agrario no se puede volver a politizar.