La Nación
Abuso de autoridad vs agresión a servidor público, el dilema 1 25 enero, 2021
ALDETALLE

Abuso de autoridad vs agresión a servidor público, el dilema

En lo corrido del año se han interpuesto más de 100 quejas ante la Oficina de Control Disciplinario de Neiva por presuntos casos de abuso de autoridad cometidos por agentes de tránsito; mientras que desde la Secretaría de Movilidad reportan que durante 2020, más de 30 guardas han sido agredidos por la ciudadanía.

Lucía Sánchez

Temadeldia@lanación.com.co

No solo es preocupante la cifra de guardas de tránsito agredidos por la ciudadanía este año en Neiva, 30 en total, sino también la cantidad de denuncias por presuntos casos de abuso de autoridad por parte de estos servidores públicos, las cuales superan las 100 en lo corrido del 2020.

Y es que cada día son más frecuentes sucesos como el registrado en pleno centro de Neiva este fin de semana, donde un agente de tránsito y un motociclista, que al parecer no acató una señal de pare, se fueron a los golpes ante la mirada de cientos de curiosos.

¿Pero por qué se siguen presentando estos casos, que, bajo la óptica ciudadana se trata de eventos cotidianos?

David Bernal Romero, sociólogo de la Universidad Nacional de Colombia explica que “en nuestro contexto están marcadas las situaciones de violencia y faltas de respeto. Esto es mucho peor cuando hay baja credibilidad de las personas en la autoridad, ya sea el agente de tránsito, el policía, entre otros”.

Aclara el profesor del Programa de Sociología de la Universidad Surcolombiana que, pese a que esta idea negativa no justifica la violencia, como el caso ocurrido el fin de semana, es entendible que la ciudadanía esté predispuesta por los abusos cometidos por las autoridades en episodios pasados. “Se han visto casos de muchos agentes que abusan de su rango y esto ha conllevado a que se pierda la credibilidad y el respeto”, dice.

Para el experto en temas de tránsito y movilidad, Óscar Espinoza Gonzales, los agentes deberían tener mayor capacitación para hacer frente a estas adversidades. Un aprendizaje continuo les dará solvencia al momento de tratar con personas irrespetuosas, dice. Además, resalta, es fundamental desarrollar estrategias que involucren a la ciudadanía para que acate las normas de tránsito.

“En Colombia tenemos una incultura en materia de seguridad vial, consiste en que creemos que las normas de tránsito no constituyen parte de la convivencia ciudadana, les damos un ínfimo valor. Además, es importante puntualizar, que el tema de las infracciones de tránsito está estigmatizado porque el ciudadano une el concepto de multa con el de infraestructura, cree que el dinero que se recoge por sanciones es para mantenimiento de la malla vial, entonces cuando ve los huecos en las vías, se molesta. Es un conjunto de situaciones que hace que las personas no crean en las instituciones y no las respete”, asegura Espinoza Gonzales.

De otro lado, resalta, está la pérdida de legitimidad en las autoridades por parte de la ciudadanía, “la cual debe reivindicarse”.

El abogado especialista en Derecho de Transporte indica que esa ilegitimidad es generada, entre otros factores, porque “hay corrupción, esa cultura de la mordida, de pedir plata por cualquier cosa está muy arraigada sobre todo en las ciudades pequeñas… eso también desdibuja a los agentes de tránsito, porque van perdiendo autoridad en la medida en que se dejan sobornar”.

“Los agentes de tránsito han entrado en una situación de ilegitimidad, no aceptación en la gente como autoridades de control, el tema es coyuntural, no es solo de Neiva, se está presentando en muchas ciudades de Colombia donde se ejerce autoridad de tránsito por parte de guardas, porque estas situaciones de enfrentamientos se dan en menor medida donde hay Policía de Tránsito”, concluye.

¿Debe regresar la Policía de Tránsito?

Lo cierto, es que el desempeño de los agentes de tránsito en las vías de la ciudad tiene una aceptación parcial. A pesar de que han transcurrido casi doce meses desde que iniciaron sus labores, entre la ciudadanía hay quienes no encuentran en ellos la figura de autoridad.

Y se han planteado la pregunta ¿debe regresar la Policía de Tránsito?. José Ferney Ducuara, director territorial del Ministerio de Transporte resalta que “hay gente que respeta más a la autoridad de tránsito cuando es policía que a los mismos agentes”.

“Ese es un punto que genera controversia, pero no es necesario tener un convenio con tránsito para que la Policía Metropolitana acompañe los operativos que realizan los agentes”, dice Ducuara.

Al mismo tiempo precisa que la humanización del servicio es fundamental, así como también la sensibilización del ciudadano en el respeto por las normas de tránsito y la autoridad.

“Los puntos de control que se desarrollan a lo largo y ancho de la ciudad tienen un modelo coercitivo, sancionatorio, se busca determinar en qué está fallando el ciudadano, y en esa óptica considero que se está ‘cojeando’ en la educación, en la pedagogía que también es una función de la autoridad de tránsito. La labor que hacen los agentes es fundamental para la vida en sociedad, pero también se debe propender por humanizar el servicio”, expresa el director territorial del Ministerio de Transporte

Por su parte, el cabildante Deiby Martínez dice que, si bien “los agentes de tránsito son necesarios para  garantizar la buena movilidad de la ciudad, varios de ellos lamentablemente atropellan al ciudadano con arrogancia y grosería”.

Agrega que “la principal función debe ser la educación vial antes que la reprensión. Se debe humanizar el proceso de articulación entre agente y ciudadano. Hay una pérdida de credibilidad de la comunidad en general por la institucionalidad. El Alcalde de Neiva y La Secretaría de Tránsito deben crear puentes de pedagogía y cultura ciudadana para mejorar los procesos de desmovilización de automotores, acciones en retenes y comparendos dirigidos. Y si es necesario retirar del servicio a quienes sigan siendo intolerantes con el motociclista y los dueños de automotores”.

“Continuarán las capacitaciones”

El secretario de Movilidad de Neiva, Elberto Garavito Vargas, dice que las agresiones contra los agentes de tránsito cada vez son más recurrentes y afectan la integridad de estos funcionarios públicos que cumplen una labor de vigilancia y control sobre la movilidad y el respeto de las normas de tránsito.

Reconoce que también se presentan casos “que manchan la buena labor que desempeñan muchos. Tenemos problemas con algunos agentes que responden muy fácilmente ante una agresión, allí vienen las confrontaciones que es en lo que trabajamos, en capacitaciones y demás, para evitar esas situaciones difíciles”.

Recientes casos

El pasado sábado, en horas de la mañana, una pelea protagonizada por un guarda de tránsito y un motociclista, paró el tráfico en el microcentro de la ciudad de Neiva; varios curiosos se aglomeraron a presenciar la disputa, donde uno de los involucrados resultó levemente herido.

De acuerdo a versiones oficiales, al parecer el funcionario público intentó detener a un motociclista que transitaba con parrillero pese a la restricción existente; ante la solicitud, presuntamente el conductor de la moto se negó e intentó huir, razón por la cual se inició la disputa pues el infractor se negaba a descender de la moto. Los dos implicados fueron capturados por la Policía, permanecieron 27 horas detenidos.

De otro lado, ayer se hizo viral un video, donde se observa la forma agresiva como un agente de tránsito decide resolver un altercado con un motociclista golpeándolo con lo que sería una varilla.
La grabación que se ha viralizado en redes sociales permite observar la participación de otro guarda de tránsito que reduce en el piso al conductor de la motocicleta mientras su compañero lo agrede. Los hechos, según las autoridades, tuvieron lugar en el mes de junio de este año en la Calle 21 inmediaciones del ICBF.

El alcalde de Neiva, Gorky Muñoz, rechazó estos casos que han generado indignación en la ciudadanía.

“No permitiremos más abusos de autoridad. Estas imágenes definitivamente no nos representan como Gobierno. Hemos velado porque haya un trato digno hacia los ciudadanos y no vamos a permitir que se sigan presentando situaciones como las que hemos visto en los últimos días”, dijo.

“Ya la Oficina de Control Interno Disciplinario abrió investigación en ambos casos, uno ocurrido el pasado sábado y el otro en junio. Este año se han aperturado 53 procesos contra agentes de tránsito, y hay otros 50 casos que están en etapa de investigación. Y en cada uno de ellos, actuaremos bajo el debido proceso pero con toda la vehemencia necesaria para sancionar a quienes se exceden en sus funciones y van en contravía de lo que les corresponde”, complementó.

Preocupantes indicadores

César Puentes, jefe de los 120 agentes de tránsito en Neiva aseguró que en lo corrido del año se han registrado 30 agresiones contra estos funcionarios públicos. “La agresión más fuerte la padeció el compañero 50, quien estaba en una actividad de seguridad vial y se dirigió a hacerle la orden de pare a un conductor que lo arrolló, fracturándole la pierna en dos partes, él está incapacitado”, dijo.

Por su parte, Cristián Zamora jefe de la Oficina de Control Disciplinario de Neiva informó que “tenemos más de 100 quejas aperturadas este año contra los agentes de tránsito, la gran mayoría es por abuso de autoridad; presuntamente estos funcionarios retienen los documentos y no los devuelven, faltas como esas son las que estamos investigando”, expresó.

Estos son los procesos disciplinarios que se adelantan en contra de funcionarios de la Secretaría de Movilidad del municipio ((53) agentes de tránsito y (9) personal administrativo):

Procesos: 62

Indagación Preliminar: 40

Investigación: 13

Pliego de Cargos: 1

Fallo primera instancia: 1

Por años:

2015: Pliego de Cargos

2016: 1 Fallo Primera Instancia y 06 en Investigación.

2017: 2 en Indagación Preliminar y 03 en Investigación.

2018: 1 en Indagación Preliminar y 02 en Investigación.

2019: 18 en Indagación Preliminar.

2020: 18 en Indagación Preliminar y 02 en Investigación.