La Nación
Así se barajaron las curules en el Huila 1 2 julio, 2022
TEMA DEL DÍA

Así se barajaron las curules en el Huila

Las jugadas y deslealtades ambientaron la jornada comicial con ganadores y grandes derrotados. La otra cara de las apuestas que se jugaron.

 

RICARDO AREIZA

Unidadinvestigativa@lanacion.com.co

Las grandes fumarolas que se alzaron imponentes durante la jornada comicial no dejaron ver lo que se movía detrás de las campañas.

Al disiparse, mostraron la otra cara de una realidad que anticiparon los cacerolazos bulliciosos presagiando lo que pasaría. Y ocurrió tal cual.

Definitivamente, en estas elecciones se impuso el voto de opinión. Colombia voto sin miedo, el país votó libremente, la teoría del miedo, liderado incluso desde el propio gobierno no funcionó.

“El país votó libremente, el voto de opinión pasó a mayores, las clientelas y las prácticas vulgares de la compra de votos fueron derrotadas totalmente”, expresó el analista Jaime Ramírez Plazas.

“Lo que le pasó al Centro Democrático y al Partido de la U, es una muestra grande de que así no se hace la política. En estas elecciones sobresalió una situación que es muy clara y muy importante: al país ya no se le engaña, el país votó sin miedo”, anotó el docente, investigador juicioso de los procesos electorales de los últimos 30 años.

En su criterio, el Huila, “dolorosa y tristemente se quedó sin representación, sencillamente porque sus congresistas no le cumplieron”.

“No es posible que Ernesto Macías que le hablaba al oído al Presidente Duque y al ex presidente Uribe, lo mismo que Álvaro Hernán Prada que también le hablaba a Duque y al ex presidente Uribe, su compadre,  estuviera en la misma situación”, explicó.

“Durante cuatro años aprovecharon el gobierno para sacar burocracia y contratos pero no para hacer obras en el Huila. ¿Cuándo se movieron los cuatro congresistas en favor del Huila?,  ¡Nunca! Y la gente se las cobró”, acotó.

“Otras fueron las época de Héctor Polanía, un gran congresista, ahí están las obras que gestionó, aquí están las obras de Felio Andrade, a uno le puede gustar o no a Guillermo Plazas pero aquí están las obras, es decir, en el pasado la clase dirigente se preocupaba por las necesidades sociales, ahora no”, subrayó.

Cuenta de cobro

Y pasó lo que se esperaba. “El Huila les pasó la cuenta de cobro porque en esta campaña hubo mucha plata, plata ‘ventiada’ pero otros fueron los resultados en las urnas.

“En Neiva, -anotó- no nos digamos mentiras, se impuso el voto de opinión. Los neivanos le demostraron al alcalde Gorky que puede tener toda la plata del mundo, pero no le pudo ganar al Pacto Histórico, pero además con la peor candidata de todas”.

“La gente votó contra esa otra maquinaria que significaba el chantaje, la intimidación, el sometimiento a la gente, a personas vinculadas por contratos de prestación de servicios presionados a votar para preservar el puesto, eso fue lo que pasó”.

Lo que pasó

“El país ya se cansó, para decirlo coloquialmente, el país ya se mamó. El peor presidente ha sido Duque, y ahora se ha convertido en el mejor jefe de debate de Petro.

Pero además, regionalmente, hubo jugadas, lealtades y faltoneadas. Carlos Julio González, el primer damnificado.

“En mi opinión, la mitad del villalbismo le cumplió. Los que fallaron fueron los cálculos que tenía Carlos Julio sobre sus 45.000 votos que sacaba solo. Pero además, la insolidaridad de muchos alfiles del pasado que terminaron respaldando otros candidatos”, explicó Ramírez Plazas.

“Los votos de Antonio Zabaraín, el polémico senador costeño de Cambio Radical, fueron los que le faltaron a Carlos Julio para llegar al Senado”, concluyó.

Y tiene razón, la política dejó de ser de partidos para ser de personas. Cada uno iba por lo suyo. Triana fue por lo suyo; Víctor Tovar por lo suyo; Tito fue por lo suyo y se olvidaron del Senado.  Solo miren los resultados.

Tito sacó 15.667 votos para cámara y David Luna, su fórmula, 3.300 votos para Senado. Víctor Andrés sacó 42.324 votos y sus aliados para el Senado apenas pasaron raspando. Eso significa mucho.

Flora Perdomo salió por el gobernador. Si Villalba no hubiera tenido la Gobernación, otro sería el gallo que cantaba. Por eso salió Flora con 37.091, inferior a los guarismos que se anunciaban.

Para otros analistas, el resultado de Triana fue meritorio. Sin tener gobernación, a punta de esfuerzo solidario logró mantener su curul y salvar la segunda credencial frente a Tovar, que contaba con todo el poder y la maquinaria. Admirable también la votación del médico laboyano Sergio Zúñiga con 13.203 votos.

Las jugadas

Según sus amigos cercanos, Gorky, jugó a tres bandas para el Senado.  Primero con dos políticos costeños: Lidio Arturo García Turbay, liberal vallenato, nacido en El Carmen (Bolívar) y Antonio Luis Zabaraín, también costeño. Además, le apostó al candidato del Centro Democrático Álvaro Hernán Prada, quien salió despotricando porque le quedaron mal.

Zabaraín, con el sello de empresas públicas, obtuvo el cuarto lugar en la lista de Cambio Radical en Neiva 2.065 votos de los 3.229 que consiguió en el Huila.

Lidio García obtuvo apenas 877 votos y Álvaro Hernán Prada, el otro consentido, 4.003 votos.

Solo con estos votos ‘patrocinados’ en la capital huilense Carlos Julio habría podido salvar su curul.

Didier Lobo Chinchilla, el último senador de Cambio Radical obtuvo 68.349 votos. Carlos Julio alcanzó 61.266 votos en el preconteo.

Las consultas

El Pacto Histórico, sin maquinarias, solo con el voto de opinión, conquistó en total en el Huila 120.615 votos en la consulta interpartista (Hace cuatro años Petro tuvo en el  Huila 54.876 votos). Francia Márquez  sumó 11.821 apoyos.

Escrutadas todas las mesas, la coalición de Petro obtuvo el domingo pasado el primer lugar en Neiva  con 53.859 votos.

El segundo puesto fue para Equipo Colombia con 61.053 sufragios. ‘Fico’ aportó 33.013 votos; Barguil, 9.894 votos; Lizarazo del Mira 8.045 votos y Char 3.444.

Por la coalición Centro Esperanza votaron 40.356 personas en el Huila (18.163 en Neiva).

Cambio de color

El Huila, tradicionalmente conservador y con un solo candidato al Senado cambió de color. Este fue otro terremoto.

Esperanza Andrade, la única candidata huilense, escasamente registró en el Huila 20.869 votos (Apenas 3.715 apoyos en Neiva). La segunda votación conservadora fue para Camilo Ostos  y la tercera para Miguel Barreto. El influente jefe conservador Efraín Cepeda apenas 618 votos.

Esperanza Andrade, quien heredó la credencial de su hermano, solo consiguió por fuera del Huila apenas 43.421 votos). Ocupó el último lugar. Al aumentar la votación del Pacto Histórico se quedó sin curul. El Huila perdió la representación en la cámara alta.

El otro sismo de alta intensidad lo sintió Jaime Felipe Lozada. De los 43.796 registrados para Cámara, solo sacó 24.646 votos. La segunda fue para José Eustacio Rivera (6.032 votos) y la tercera para el David Cangrejo (5.243).

Alerta roja

En Cámara no fue diferente. Víctor Andrés Tovar Trujillo, el hijo de la actual alcaldesa de Tarqui, Liliana Trujillo Pava, obtuvo 42.324 votos que le aseguraron la credencial.

A pesar de la maquinaria y del redil de contratistas que lo oxigenaban solo registró 18.394 votos en Neiva, por encima del actual congresista Julio César Triana, quien obtuvo en la capital huilense 7.191 votos de los 31.941 que logró en todos los municipios.

La polémica ex secretaria del Concejo, Luz Ayda Pastrana Loaiza, la otra consentida de Gorky obtuvo 4.525 votos (1.628 en Neiva).

Pastrana buscó el aval en el Partido Conservador como la “cuota femenina”, pero terminó en Cambio Radical.

Tito Murcia, sin maquinarias sacó en Neiva 3.900 votos de los 15.667 que obtuvo en los demás municipios del Huila.

También meritoria la votación de logró la docente Leyla Marleny Rincón (34.575 votos) de los cuales 21.268 fueron en Neiva. Solo con el voto de opinión alcanzó la credencial.

Lo que sigue

Con el dolor de las derrotas y el dulce sabor de la victoria, los resultados electorales comenzaron a mostrar un derrotero seguro para las próximas elecciones regionales.

Rodrigo Villalba, quien declinó su candidatura al Senado, aspirará de nuevo a la Gobernación. Su hermano, Marlio Villalba, lo anunció en Rivera en el pasado cierre de campaña.

Y la otra candidatura que se comenzó a barajar con mucha fuerza. El ex gobernador Carlos Julio González Villa, quien no logró el escaño en el Senado, será, definitivamente, candidato anticipado a la Alcaldía de Neiva. Alerta amarilla.