La Nación
Atracadores apuñalaron a un sacerdote por robarlo en Neiva 1 21 junio, 2024
JUDICIAL Sin categoría

Atracadores apuñalaron a un sacerdote por robarlo en Neiva

En medio de un hecho de inseguridad fue atacado el párroco de la iglesia Nuestra Señora de Aránzazu, Ángel Alberto Pardo Medina, de 69 años de edad, quien sufrió una herida ocasionada con un arma blanca a la altura de su clavícula. Posteriormente los delincuentes se dieron a la fuga llevándose su celular.

En un centro asistencial de la capital del Huila terminó hospitalizado el presbítero Ángel Alberto Pardo Medina, quien fue herido a puñal en medio de un atraco.

El hecho

Fue el pasado viernes a plena luz del día en que la delincuencia se ensañó esta vez contra un miembro de la iglesia Nuestra Señora de Aránzazu, ubicada en la calle 7 con carrera 27 del barrio La Gaitana, en la comuna Siete de la ciudad.

Circunstancias

De acuerdo con la información suministrada, eran aproximadamente las 5:30 de la tarde cuando el sacerdote de 69 años se encontraba caminando por una vía pública de Neiva, en donde fue interceptado por delincuentes que lo intimidaron con un arma blanca para que no pusiera resistencia.

La arremetida

En medio del acto criminal el padre, Pardo Medina, entró en pánico por lo que los asaltantes aprovecharon para agredirlo con un puñal y despojarlo de su dispositivo móvil. De esta manera le propinaron una estocada a la altura de su clavícula dejándolo sangrando en el sector.

Tras lo sucedido, los hampones se dieron a la fuga llevándose el celular de su víctima. Por otro lado, los vecinos al percatarse de lo ocurrido salieron a socorrerlo llevándolo de inmediato a un hospital para que recibiera atención médica.

Tras las pistas

Luego de unos minutos el cuadrante de la Policía arribó al lugar para iniciar las pesquisas tendientes a esclarecer lo sucedido y dar con la captura de los responsables. Se espera que a través de las cámaras de seguridad se logre individualizar a los sujetos para judicializarlos.

Al cierre de edición el clérigo continuaba en su proceso de recuperación. Este hecho ha generado el rechazo de la población. “Es muy triste que un cura que le ha servido a la comunidad y que es muy querido lo lastimen así”, precisó un habitante del barrio.

El llamado de la Policía, es a denunciar si ha sido testigo del robo o si reconoce a los responsables. Cualquier información la pueden suministrar a la línea 123, donde será manejada con absoluta reserva.