La Nación
Buscan frenar a toda costa el homicidio 1 10 julio, 2020
ALDETALLE

Buscan frenar a toda costa el homicidio

Cecilia González Villa

ceciliagonzaelez@lanacion.com.co

Homicidios, tentativa de homicidios, violencia intrafamiliar y hasta crímenes pasionales son solo algunos de los delitos cometidos por personas que fueron capturadas en los últimos días por parte de la Policía.

Las detenciones hacen parte del desarrollo de la tercera fase del plan de choque el que la hace la paga ‘construyendo seguridad’.

El comandante del Departamento de Policía Huila, coronel Juan Carlos Restrepo reveló que se trata de una ofensiva contra el homicidio en varios de los 33 municipios del departamento donde tiene influencia la institución.

Como resultado, 20 personas fueron capturadas, en medio de varios operativos adelantados en conjunto con la Fiscalía General de la Nación.

Algunos de los capturados permanecían huyendo de la justicia, incluso desde el 2016 y por delitos cometidos en otras regiones del país como Tolima y Bogotá.

“Es de anotar que éstas capturas se realizaron luego de un trabajo de inteligencia, investigativo y laborioso de las patrullas de cuadrantes, que permitieron la detención de sujetos que se encontraban prófugos de la justicia, por actos que cometieron tanto en este departamento como en otras partes del país”, subrayó Restrepo.

Y es que según el oficial, la tarea no parará, pues el objetivo es frenarle el paso a delitos como el homicidio que en muchos casos se hubieran podido evitar  si se hubiera acudido a mecanismos de solución de conflictos.

En ese sentido, Restrepo advirtió que  se está adelantando un trabajo interinstitucional en el que se ha incluido a la Fiscalía y la Gobernación del Huila así como a los alcaldes de cada uno de los municipios.

Esto, con el fin de evitar al máximo que continúe presentándose casos de intolerancia en el departamento, pues las  cifras siguen siendo preocupantes.

“Muchos de estos casos pudieron evitarse con una mediación policial o utilización de mecanismos alternativos para la solución de conflictos”, subrayó Restrepo.

Pero el Huila también está siendo blindado, según el comandante del Departamento de Policía, Juan Carlos Restrepo. Es que lo que ocurre es que varias de las personas capturadas  cometieron delitos hace varios años en otras regiones del país y se escondían en esta zona, principalmente en la rural.

Algunos casos

Dentro de las 20 capturas registradas en los más recientes operativos de la Policía llama la atención que varios de ellos tuvieron motivos pasionales y otros por drogas.

Uno de los homicidios registrados por causas pasionales se registró en el corregimiento de Fortalecillas donde un hombre fue asesinado por otros dos que se movilizaban en una motocicleta, el 24 de junio de 2016.

Las investigaciones permitieron aclarar que fue la esposa de la víctima quien planeó el homicidio, pues iba a iniciar una nueva relación de la cual hay un hijo.

En otro acto de intolerancia, la semana anterior cayó en manos de las autoridades un hombre que ya había sido solicitado por el Juzgado Promiscuo Municipal de Timaná.

De acuerdo con las investigaciones de la Policía asesinó a otro, cuando lo encontró con su ex compañera sentimental.

Un menor de edad fue aprehendido por tentativa de homicidio en el municipio de Pitalito, donde hirió con arma de fuego a otro, por supuestos problemas pasionales.

Pero entre los capturados también se destaca el caso de Deiver Oidor Torres, quien asesinó con arma blanca a su abuelo, José Antonio Torres Majé. El motivo de este crimen tuvo origen en que éste sacó de su casa a su nieto cuando se enteró de que consumía sustancias alucinógenas.

Si se habla de delitos cometidos durante riñas, la Policía capturó a un hombre que hirió con machete a otra persona en medio de una pelea.

Por último, dentro del informe de la Policía también hay registro de capturas por violencia intrafamiliar con riesgo femenicida en la que se utilizan armas de fuego contra sus compañeras sentimentales.

En cifras

Al medir los delitos en cifras, el comandante del Departamento de Policía Huila, coronel Juan Carlos Restrepo confirmó que durante este primer semestre del año se han presentado   73 casos de homicidios, en su mayoría cometidos en zonas rurales.

De ellos, 43 de los asesinatos se dieron durante  riñas en las cuales los victimarios presentaban alto estado de embriaguez o también la víctima. Casi siempre se trata de hombres los que se ven involucrados en hechos como estos, según las autoridades.

Además, se tiene noticia de  24 casos de sicariato, dos por forcejeo y tres por atraco. El 34. 2 por ciento de ellos fueron esclarecidos.

Restrepo reconoció que es preocupante que la mayoría de los homicidios presentados en este primer periodo semestral del año se dieron durante peleas callejeras por intolerancia.

Y precisamente a partir de ahí, el oficial explicó que de la mano con la Gobernación se están diseñando campañas que serán divulgadas la próxima semana en busca de enfrentar el fenómeno y bajar las cifras.

“Queremos presentarlas especialmente antes de la temporada sampedrina que se nos avecina para evitar esas lesiones y homicidios, principalmente”, dijo Restrepo.

A ellas se suman las que ya se vienen desarrollando en la región en las que se invita a respetar la vida de uno y otro, lo mismo que el plan desarme en varios municipios, con resultados positivos.

Esta clase de acciones se están concentrando principalmente en instituciones educativas con el fin de comenzar a inculcar en los muchachos el respeto por el otro así como valores que conlleven a la búsqueda de opciones diferentes a la violencia.

¿Zona rural armada?

Pero a esta situación, se suma otra no menos preocupante. Según el coronel Restrepo, en un alto número de casos de asesinatos en zonas rurales se usó un arma de fuego, seguida de armas cortopunzantes y luego contundentes.

Significa esto, según el coronel Restrepo que, la población en sectores rurales se encuentra armada, y de ahí que se esté buscando estrechar el cerco al fenómeno mediante campañas de desarme.

Luego de las muertes por riñas, la Policía también ha encontrado que se presentan muchos por cuenta de la falta de tolerancia entre vecinos.

En el caso de las zonas rurales, claramente se tiene que muchos de los casos de intolerancia obedecen a problemas por tierras o linderos que terminan casi siempre con la muerte de uno de los implicados.