La Nación
Camas UCI, ¿salvaron vidas o fueron un negocio? 1 21 febrero, 2024

Camas UCI, ¿salvaron vidas o fueron un negocio?

Las declaraciones del ministro de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, sobre la compra e implementación de camas UCI, durante la pandemia del COVID-19 como un negocio del que se lucraron muchos, encendieron la polémica del gremio médico en el país que rechazó las apreciaciones y defendió su trabajo frente a la pandemia. César Alberto Polanía secretario de Salud del Huila, se pronunció.

 

Hernán Galindo

 

temadeldia@lanacion.com.co

 

Médicos especialistas han reaccionado a las declaraciones del ministro de Salud, quien arremetió por el aumento de camas UCI durante la pandemia por considerarlo “un negocio”.

Las voces de rechazo se dieron de médicos especialistas en medicina de urgencias y emergencias, que rechazaron las declaraciones del ministro, Guillermo Alfonso Jaramillo, quien aseguró que las unidades de cuidado intensivo (UCI) ) durante la pandemia de COVID 19- fueron un negocio.

El presidente de la Asociación Colombiana de Especialistas en Medicina de Urgencias y Emergencias (ACEM), Fabián Andrés Rosas, afirmó que las UCI fueron un esfuerzo conjunto del gobierno de Iván Duque, el sector privado y la sociedad civil para atender a los pacientes críticos de COVID-19.

“Las UCI no se vendieron como un mercado persa. No hubo un negocio. Fueron un esfuerzo conjunto de todos los actores del sistema de salud para poder atender a los pacientes que lo requerían”, dijo Rosas.

El médico también recordó que el aumento de las UCI fue necesario para atender la gran demanda de pacientes críticos durante la pandemia.

“En Colombia pasamos de 5.000 a 13.000 camas de UCI. Esto fue un esfuerzo monumental que permitió salvar muchas vidas”, agregó Rosas.

En ese sentido, dijo que las declaraciones del ministro de Salud son irresponsables e irrespetuosas con el trabajo de los médicos y demás profesionales de la salud que salvaron vidas durante la pandemia.

“Las UCI fueron una necesidad para atender a los pacientes críticos de COVID-19. No fueron un negocio. Es una irresponsabilidad que el ministro de salud haga estas declaraciones”, dijo.

Por su parte, José Millán Oñate, presidente de la Asociación Colombiana de Infectología, manifestó que nunca el incremento de camas UCI fue un negocio y obedeció a la necesidad de responder efectivamente a un virus desconocido.

“No fue un negocio el incremento de las camas en el país, era una necesidad sentida que realizó el gobierno nacional con los entes territoriales porque en ese momento nos enfrentábamos a un virus. Todas las acciones que se realizaron tenían como objetivo proteger la población”, manifestó.

Aumentar las camas UCI, fue una necesidad, así lo explicó un especialista en cirugía cardiovascular que trabajó en una unidad de cuidado intensivo en el departamento del Huila durante la pandemia y que pidió no ser citado. Dijo: “La situación en ese momento implicaba tener más disponibilidad de UCI y por eso se abrieron las que más se pudieron. Sí murió mucha gente, pues nadie estaba exonerado de eso, pero se salvó mucha gente también. Si no se hubiera hecho ese esfuerzo, difícilmente se hubiera tenido los buenos resultados que tuvo el país”, aseguró.

“Hubo que poner especialistas y que duplicar la mano de obra. Se abrieron UCI sin personal entrenado, pero porque era una emergencia en la que todos nos volcamos a ayudar”, añadió el especialista.

Sin embargo, el especialista cardiovascular del Huila reconoció que “no habrá faltado quien hiciera negocio, como pasó con algunos casos de vacunación antes de tiempo. Pero desde lo que hizo el sistema de salud colombiano en la parte de asistencia final de pacientes con covid-19 no puedo decir que se usaron mal los recursos”.

La situación en el Huila

El secretario de Salud del departamento, César Alberto Polanía, defendió el trabajo que adelantaron durante la pandemia en el que para el caso del Huila se triplicaron las camas UCI, se pasó de 140 a 420 en los principales hospitales de la región.

Polanía sostuvo que es respetuoso de las declaraciones del ministro Guillermo Alfonso Jaramillo, pero que no las comparte. “En el Huila ampliar la cobertura de camas UCI, durante la pandemia, fue una estrategia importante para el control de la misma”.

Y destacó cómo se logró pasar de 140 camas que se tenían en la región a 420 camas UCI, “triplicamos el número de camas, incluidas la red pública y la red privada y si miramos el crecimiento solo de la red pública se podría decir que la aumentamos cinco veces”, añadió.

Y agregó que esto les permitió atender de manera oportuna los punto críticos que se presentaron durante la pandemia; “incluso se alcanzó a atender pacientes de departamentos vecinos que requerían el servicio para salvar sus vidas”, dijo.

“En conclusión para nosotros en el Huila, nunca fue un negocio, fue un servicio estratégico que nos permitió atender los momentos críticos, toda la cobertura que se requirió en el Huila y poder apoyar a otras regiones, lo que nos permitió salvar muchas vidas”.

Cuestionado sobre el momento actual de las unidades UCI en el Huila, Polanía dijo que el número se redujo como consecuencia de varios factores, entre ellos el final  de la pandemia, pero de todas maneras se mantiene un número mayor al que había antes de la emergencia.

Indicó que muchos de los ventiladores que fueron enviados a la red pública, sirvieron para reposición de equipos que estaban obsoletos. Insistió que es respetuoso de la posición del ministro de Salud, “no compartimos el enfoque del actual ministro en el sentido de que era un negocio, si bien se estableció una canasta COVID y se reconocían unos recursos por camas UCI, por mantener su disponibilidad, todo permitió mantener un talento humano, una infraestructura e insumos que siempre estaban disponibles para el momento en que se requirieron”, concluyó.