La Nación
Comfamiliar, la pascua de la resurrección 1 17 abril, 2024
INVESTIGACIÓN Sin categoría

Comfamiliar, la pascua de la resurrección

La Caja de Compensación Familiar del Huila, comenzó a revertir su patrimonio negativo que precipitó su intervención administrativa total. A menos de dos años la entidad salió a flote mientras avanza la liquidación de la EPS el cáncer que la colocó en manos de la Superintendencia. En términos cristianos, una fiesta de resurrección.

RICARDO AREIZA

InvestigacionesHuila@gmail.com

Después de estar al borde del sepulcro de la inviabilidad financiera, la Caja de Compensación Familiar del Huila comenzó a respirar un nuevo aire de pascua, en medio de un proceso de intervención forzosa que la sacó del viacrucis.

A 31 de diciembre de 2022, la Caja de Compensación Familiar del Huila registraba pasivos de 536.000 millones de pesos por las pérdidas acumuladas de la EPS y por primera vez, en sus 57 años desde su fundación, reportó un patrimonio negativo de 23.201 millones de pesos.

Por esa debacle financiera que no pudo dirimir a tiempo, la Superintendencia de Subsidio Familiar asumió el control total de la entidad con fines de salvamento.

Por fortuna, según el último balance contable, esa turbulencia financiera que precipitó la intervención administrativa comenzó a revertirse.

Los ruinosos indicadores que la colocaron muy cerca del colapso empiezan a disiparse para bien de los 303.676 trabajadores afiliados.

Resurrección

La gestión a diciembre 31 de 2023, revela una recuperación financiera representativa, al lograr revertir el patrimonio negativo de 23.200 millones de pesos a diciembre 31 de 2022, a un patrimonio social corporativo positivo de 3.429 millones al cierre del año 2023, lo que significa una mejoría en el patrimonio de 26.629 millones de pesos. Sin duda, un avance pequeño pero significativo.

“La recuperación del patrimonio social corporativo, obedeció no solo a los efectos de la medida de intervención administrativa sino también a la capacidad de gestión, a las medidas de choque que se pusieron en marcha y a las políticas de contención del gasto logrando que las unidades de negocios y áreas misionales arrojaran resultados operacionales altamente positivos”, destacó su director Juan Carlos Carvajal Rodríguez, quien funge como agente interventor.

“Luego de registrar en 2022 un patrimonio negativo, un año después de la intervención logramos excedentes económicos por 23.806 millones de pesos a 31 de diciembre de 2023”, anotó.

Comfamiliar, la pascua de la resurrección 7 17 abril, 2024
La lenta recuperación del patrimonio.

Salvamento

En solo 20 meses, el plan de salvamento permitió que Comfamiliar Huila mejorara su situación económica, operativa y administrativa, conservara su misionalidad y ejecutara un plan prioritario de inversiones, lo que demuestra que la intervención está dando resultados.

Además de la lenta recuperación financiera, las cifras confirman que el modelo social de intervención y los programas que se financian con los aportes del 4% que ascendieron a 144.770 millones en 2023, al cierre del ejercicio contable, registraron un sustancial alivio.

Paralelamente, la entidad desarrolló el año pasado proyectos de inversión prioritaria por 15.733 millones de pesos, lo que permitió incrementar el patrimonio social corporativo de la entidad. Esta ejecución marcó, además, un incremento del superávit patrimonial por otros 2.425 millones de pesos.

Primeros remanentes

“La gestión en la administración de los recursos económicos originó remanentes por 23.806 millones de pesos. Estos recursos constituyen fuentes de inversión para ampliar la oferta de los servicios sociales, y, por lo tanto, evidencian la recuperación económica del patrimonio corporativo”, explicó Carvajal Rodríguez.

“Estos saldos frente a la pérdida de 96.419 millones que la Caja registró en el año 2022, refleja una variación absoluta respecto de los remanentes de 120.225 millones”, precisó, reportó el equipo contable consultado por LA NACIÓN.

Si bien es cierto que hubo una caída de los ingresos (212.755 millones) menos del 67.5%, es importante tener en cuenta, que los costos y las apropiaciones disminuyeron significativamente en 80.6%.

En otras palabras, los costos y a apropiaciones pasaron de 628.696 millones registrados en el 2022 año de la intervención a 121.702 millones en 2023.

Menos gastos

Adicionalmente, los gastos disminuyeron 44.6%, de acuerdo con los parámetros del plan de mejoramiento. Es decir, los gastos pasaron de 121.374 millones registrados en el 2022 a casi la mitad (67.247 millones de pesos) un año después, lo que representa una reducción de 54.127 millones de pesos.

Según el informe contable, la reducción de los gastos se produjo principalmente en pago de honorarios (32%) costos de personal (23,2%) y gastos de viaje (40,5%). También hubo disminución de gastos por efectos de la intervención en arrendamientos (49%), pago de contribuciones (74%) y adecuación de instalaciones (40%).

Comfamiliar, la pascua de la resurrección 8 17 abril, 2024
Supersalud ordenó la liquidación de la EPS.

Efecto dominó

De hecho, los resultados obtenidos en el último ejercicio se produjeron en parte, por el efecto dominó que significó la liquidación de la EPS, origen de la caótica situación financiera, la supresión de la IPS, y, por lo tanto, de los costos que causaba y la supresión del programa de mercadeo ocasionada por la venta del supermercado a una empresa particular.

Adicionalmente, como una reacción en cadena por la política prioritaria de contención del gasto determinada por el equipo técnico encargado de la intervención.

 “En virtud de esta política de contención se logró un ahorro del gasto corporativo en unas cuentas especificas equivalente a un 24% sobre el total de gastos del año 2022, lo que representó un ahorro de 16.966 millones de pesos”, anunció Carvajal Rodríguez.

Según el equipo contable y el contralor general de la intervención, la austeridad del gasto del 24%, tiene una recuperación positiva en la prestación de los servicios sociales, como quiera que se realizaron esfuerzos para procurar un mayor acceso a todos los programas y servicios y aumentar el nivel de subsidio a los trabajadores afiliados.

Cáncer financiero

La Caja de Compensación Familiar del Huila fue intervenida hace 19 meses por un ‘cáncer’ financiero que hizo metástasis.

Los planes de reorganización institucional y las acciones emprendidas desde el 2016 por el consejo directivo para evitar la inminente quiebra, fracasaron estruendosamente. Las medidas adoptadas desde esa fecha por directivos de la institución fueron insuficientes y no lograron atajar la debacle financiera.

La EPS dejaba una pérdida mensual de 10.800 millones de pesos con un saldo en rojo de 416.400 millones de pesos, que puso en alto riesgo el patrimonio corporativo.

La intervención total de Comfamiliar Huila fue ordenada el 25 de julio de 2022 por la Superintendencia de Subsidio Familiar, dos semanas antes de culminar el gobierno de Iván Duque para conjurar la caótica situación financiera. En esa fecha, los activos de la Caja estaban alrededor de los 779 mil millones de pesos y los pasivos sumaban 674 mil millones de pesos. Esto significaba que el patrimonio de la Caja era de apenas cinco mil millones de pesos.

En esas condiciones, según lo advirtió el superintendente Delegado para la Gestión, Raúl Fernando Núñez, en ese momento, todos los recursos de la Caja no alcanzarían para pagar los pasivos. Por esa razón, se ordenó la intervención inmediata.

La medida cautelar de urgencia fue expedida por superintendente de la época Julián Molina Gómez mediante en la Resolución 0469 de 2022. Adicionalmente, dispuso la remoción fulminante del director administrativo Luis Miguel Losada Polanco y relevó a la totalidad de los miembros del consejo directivo.

“La pérdida patrimonial solo venía postergándose en virtud de ajustes contables y situaciones coyunturales de baja demanda que en vigencias pasadas han favorecido una imagen ajena a la realidad de la Caja”, aseguró el superintendente Molina Gómez.

Un mes después, el 26 de agosto de 2022 el superintendente Nacional de Salud, Ulahi Beltrán López decretó la liquidación forzosa administrativa de la EPS y ordenó la toma de posesión inmediata de los bienes, haberes y negocios. Hoy, 19 meses después, hay otro panorama que puede restablecer antes de tiempo la normalidad institucional.

Comfamiliar, la pascua de la resurrección 9 17 abril, 2024
Así va el patrimonio empresarial.

Nuevo panorama

El plazo fijado para sanear las finanzas de la entidad fue de doce meses. Al no lograrse en su totalidad la ejecución del plan de mejoramiento la intervención fue prorrogada por 24 meses Resolución 0640 de 2023 firmada por el superintendente Nacional del Subsidio Familiar, Luis Guillermo Pérez Casas.

La medida fue respaldada por el superintendente Delegado para la Gestión, Oswaldo Álvarez Martínez para proteger el patrimonio de la entidad mientras se mientras se adelanta la calificación y liquidación de las acreencias que dejó la EPS.

Los nuevos resultados económicos, además de los avances notorios en el proceso de liquidación, determinarán el nuevo rumbo.

Aunque los vientos de la recuperación soplan a favor, el alto volumen de las acreencias, constituye el principal escollo. Según el reporte financiero los prestadores de servicios radicaron 2.832 reclamaciones por la suma de 717.134 millones de pesos. En proceso de calificación, hay cerca de 109.570 facturas que corresponden a 1.846 reclamaciones ya calificadas por 643.834 millones de pesos.

El cierre de ese proceso marcará la nueva ruta. La reversión de los indicadores financieros negativos, en términos cristianos, representa la fiesta de la resurrección. Ni más ni menos.